Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

La nube de cenizas causa la mayor crisis aérea de la historia en Europa

Casi una veintena de países obligados a cerrar su espacio aéreo por la erupción del volcán islandés.- Miles de vuelos suspendidos.- Eurocontrol extiende la crisis 24 horas más

Más de 1,3 millones de pasajeros bloqueados. Más de 25.000 vuelos cancelados en dos días. El volcán islandés ha causado la mayor crisis aérea de la historia de Europa, similar a la registrada tras los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. La nube de cenizas que se propaga por los cielos europeos amenaza con dejar en tierra a millones de personas más en los próximos días, ya que aunque afecta directamente a Europa, sus efectos se sienten en todas las rutas que conectan con el resto del mundo.

De momento, los espacios aéreos de Bélgica, Irlanda, Reino Unido, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Hungría, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Polonia, Rumania, Suecia y Suiza están cerrados. Pero adicionalmente, los aeropuertos de España, Bulgaria, Alemania, Grecia, Italia, Rusia, Eslovaquia y Ucrania han cancelado centenares de salidas y llegadas. Eurocontrol ha informado de que de los aproximadamente 300 vuelos que llegan a Europa procedentes de otros continentes, sólo han aterrizado unos 120.

"Europa está viviendo, probablemente, la mayor interrupción aérea desde el 11 de septiembre", ha dicho un portavoz de la Autoridad de Aviación Civil, el regulador de la aviación británica, según Reuters. "En términos de cierres del espacio aéreo, esto es peor que lo que sucedió el 11 de septiembre. Esta interrupción es probablemente la más grande que hayamos visto", afirmó.

Hasta ahora, el 11 de septiembre de 2001 había causado la peor pesadilla vivida en la historia del sector aéreo. Los ataques con aviones en Nueva York y Washington provocaron el cierre durante tres días del espacio aéreo estadounidense y la cancelación de todos los vuelos nacionales y trasatlánticos. Ese día, unos 300 vuelos procedentes de Europa fueron cancelados, devueltos o desviados hacia otros países.

Pero lo que se vive desde ayer en Europa no tiene comparación. Ni siquiera las fuertes nevadas registradas a comienzos de este año, y que causaron una interrupción de vuelos en varios países europeos -el principal afectado fue Reino Unido-, pueden igualarse al caos que está provocando en el tráfico aéreo la nube de cenizas por la erupción del volcán Eyjafjalla.

Según la agencia europea de control de aviación, Eurocontrol, el cierre del tráfico aéreo podría prolongarse al menos otras 24 horas, y este sábado la interrupción será "importante". Hoy se han suspendido casi un 60% de los vuelos, unos 16.000. En España, las cancelaciones pueden ser las mayores registradas en la historia, ya que a las cinco de la tarde afectaban a 1.138 aterrizajes y despegues, que se suman a las 600 de ayer.

"La parte sur de Europa sigue limpia, pero puede que la nube se extienda al sur y al este esta noche", ha explicado Brian Flynn, miembro de la unidad de operaciones de Eurocontrol.

"Aunque esta interrupción ha sido importante y sin precedentes en Europa, es inevitable dada la naturaleza del problema actual", ha afirmado Flynn. Eurocontrol ha recordado que, aunque las partículas volcánicas no se pueden ver a simple vista, suponen un importante riesgo para los aviones, pues pueden inutilizar los motores.

Impacto económico

Según los analistas económicos, a menos que la interrupción del tráfico aéreo se extienda semanas, amenazando la cadena de suministros de las empresas, esta crisis no afectará seriamente a la recuperación económica del bloque europeo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), sin embargo, calcula que las aerolíneas están sufriendo unos 150 millones diarios por la cancelación de los vuelos debido al cierre de los espacios aéreos. "Pero a ello hay que sumar los costes de las modificaciones de las rutas de los aviones, la asistencia a los pasajeros que se han quedado en tierra y los gastos de mantener aviones en varios aeropuertos", según un comunicado.

Hoy las acciones de las empresas aéreas han sufrido bajas en las bolsas europeas y en Wall Street, acusando desde ya las pérdidas que afrontan por la erupción del volcán.