Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos aéreo en Europa

Eurocontrol prevé que casi todos los vuelos puedan despegar mañana

Las autoridades esperan que "en dos o tres días" se recupere la normalidad en los aeropuertos europeos.- Las rutas con Asia y América vuelven a estar operativas

Tras siete días de caos aéreo, las buenas noticias llegan al fin a Europa. La Agencia Europea de Seguridad Aérea, Eurocontrol, ha indicado que mañana podrán aterrizar o despegar casi todos los vuelos del continente, mientras que las restricciones de espacio aéreo por debajo de los 20.000 pies (6.000 metros) se limitan ya solamente a algunas áreas de Finlandia y el norte de Escocia. Además, el organismo que coordina el tráfico aéreo de 38 países ha revisado sus previsiones de hoy al alza, algo que no sucedía desde que comenzó la crisis.

Así, Eurocontrol ha emitido un nuevo comunicado que corrige la cifra de vuelos prevista para hoy y señala que podrán realizarse alrededor de 22.500 operaciones y no los 21.000 que anunció ayer. Aunque la variación, del 75% al 80% respecto al total de 28.000 vuelos previstos, puede parecer poca, se trata de la primera vez en los últimos siete días en que la estimación inicial del día no es revisada a la baja a media jornada. Se trata de un síntoma más de que la normalidad está volviendo a los aeopuertos europeos.

A esta hora, y por primera vez desde que se inició la crisis aérea por la nube de ceniza del volcán islandés Eyjafjalla, ningún país tiene ya restricciones totales en sus espacios aéreos. Con todo, Finlandia continúa con grandes complicaciones, ya que varios aeopuertos importantes, incluyendo el de Helsinki, se encuentran cerrados. Además, numerosos pasajeros bloqueados por las cancelaciones de la última semana siguen tratando de regresar a sus casas, ya que ni siquiera los vuelos especiales habilitados por algunas compañías pueden absorber la gran cantidad de afectados. Desde el pasado jueves se han cancelado en Europa alrededor de 100.000 trayectos.

Los últimos países en abrir sus cielos han sido precisamente aquellos donde todo comenzó: Dinamarca, Noruega y Suecia. Los dos primeros permiten desde esta mañana los aterrizajes y despegues en todo su territorio, mientras que la autoridad aeroportuaria sueca tiene previsto ir levantando las restricciones en casi todo el país durante la jornada. Ayer por la noche volvió a estar operativo Heathrow, el último de los grandes aeropuertos europeos (de hecho, el primero del continente en tráfico) que mantenía sus puertas cerradas. El aeropuerto principal de la capital de Reino Unido, el de mayor tráfico internacional en todo el mundo, recibió su primer vuelo en seis días pasadas las once de la noche.

Todavía se mantiene alguna restricción parcial, por debajo de los 20.000 pies (6.000 metros), en zonas de Finlandia, Reino Unido, Dinamarca, Suecia y Francia. Eurocontrol prevé que estas limitaciones se levanten gradualmente a lo largo del día. Por su parte, las autoridades aeroportuarias esperan que la situación en los aeropuertos se normalice "en el pazo de dos o tres días".

Consecuencias económicas

La reanudación del tráfico aéreo en Europa se produjo ayer tras la decisión adoptada el lunes por los ministros de Transportes de la Unión de flexibilizar la aplicación de las restricciones. Esta apertura los aeropuertos ha supuesto un respiro no solo para los país europeos afectados por las restricciones sino para también para aquellos de Asia y América que ya estaban sufriendo las consecuencias del caos ocasionado por la nube de ceniza.

Los aeropuertos japoneses volvieron la pasada madrugada a una relativa normalidad al reanudarse gran parte de sus rutas a Londres, París o Francfort y las compañías vuelven a operar en sus trayectos de larga distancia. Ryanair, que había suspendido todos sus vuelos hasta mañana, ha empezado a operar algunos aunque ha advertido a los viajeros que se producirán "algunos retrasos". Bristh Airways ha anunciado esta mañana, en un comunicado, que "tardará cierto tiempo" en poder volver a realizar su programación habitual. La compañía ha cancelado hoy seis vuelos previstos en ambos sentidos de la ruta que conecta Barcelona-El Prat con Londres-Heathrow, así como otras dos operaciones (una por sentido) entre Madrid-Barajas y Londres-Heathrow.

La crisis de los últimos seis días se traduce también en pérdidas millonarias para las compañías aéreas y el sector turístico. La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) lo ha cuantificado hoy en 1.700 millones de dólares (1.265 millones de euros). Según afirma en un comunicado, las aerolíneas dejarán de ingresar unos 400 millones de dólares (297 millones de euros) al día por el caos aéreo. Las compañías presionaron a los Gobiernos para que revisasen los cierres después de que los vuelos de prueba realizados durante el fin de semana por distintas compañías, entre ellas también Lufthansa y la holandesa KLM, se habían llevado a cabo sin problemas. El sector turístico europeo puede perder más de 1.000 millones de libras (1.142 millones de euros) por los efectos de la nube de ceniza, cuyos trastornos a los viajeros se prolongarán hasta el puente de mayo.

Según un estudio de la consultora Lewis PR, las aerolíneas se enfrentan a "una factura enorme" tanto por las pérdidas económicas como por "los elevados costes" de realojamiento y repatriación de los pasajeros bloqueados. Algunas aerolíneas han pedido ya a la Unión Europea y a los Gobiernos nacionales que las indemnice por la prohibición de volar.

Vuelos cancelados en España

Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) informa que el tráfico aéreo en los 47 aeropuertos españoles gestionados por el ente público y los países afectados por la nube está volviendo poco a poco a la normalidad. Así, hasta las cinco de la tarde se han cancelado 589 vuelos. De estos, 545 corresponden a operaciones con origen o destino en los países más afectados por la nube de ceniza.

En España, un total de 1.630 vuelos, el 19% de los aproximadamente 8.600 programados por las compañías españolas, Iberia, Air Europa, Spanair y Vueling, tuvieron que ser cancelados durante los últimos seis días por la nube de cenizas arrojada por la erupción del volcán islandés. En total, AENA señala que desde el pasado jueves, y hasta hoy a las cinco de la tarde, los aeropuertos españoles han soportado 11.571 cancelaciones. El domingo se vivieron los peores momentos, cuando la nube de ceniza obligó al cierre de algunos aeropuertos españoles, incidiendo fundamentalmente en el barcelonés de El Prat y en el mallorquín de Son San Joan. Ese día se anularon en España 3.260 vuelos.

Las cancelaciones de hoy corresponden mayoritariamente a vuelos con destino o llegada a París y Londres, así como de otras ciudades europeas como Helsinki (Finlandia). El Prat seguirá sirviendo hoy como plataforma de enlace para vuelos especiales para pasajeros afectados por el caos.

A pesar de la vuelta a la actividad aérea, las autoridades son cautelosas y siguen de cerca la actividad del volcán Eyjafjalla. La nube de cenizas, origen de la crisis aérea, todavía sigue sobre algunas zonas del continente, aunque debilitada. La Organización Meteorológica Mundial confía en que empiece a disiparse "hacia el fin de semana" debido a un sistema de baja presión que se mueve en dirección a esta isla noratlántica.

Situación del espacio aéreo europeo

Austria: Espacio aéreo abierto.

Alemania: El departamento alemán de seguridad aérea ha dado luz verde a la apertura de todo el espacio aéreo del país. El aeropuerto de Francfort, una de las principales puertas de Europa para los vuelos intercontinentales, esperaba operar hoy aproximadamente el 50% de los vuelos.

Bélgica: Espacio aéreo abierto

Dinamarca: El ente estatal que controla la navegación aérea en Dinamarca, Naviair, ha reabierto el espacio aéreo al menos hasta las 8.00 del jueves.

España: Todos los aeropuertos están abiertos

Finlandia: La autoridad aeroportuaria, Finavia, ha ordenado por la tarde el cierre de la mayor parte de sus espacio aéreo tras unas horas en que el aeropuerto de Helsinki ha podido operar vuelos. La capital del país no recibirá ni despedirá más aviones hasta mañana por la tarde, según las previsiones meteorológicas que maneja Finavia.

Francia: Los aeropuertos franceses tienen previsto cubrir hoy todos los vuelos de larga distancia y el 75% de los de medio recorrido, según la Dirección General de Aviación Civil. Todos los aeropuertos están abiertos.

Irlanda: La Autoridad Irlandesa de Aviación ha señalado a las 18.30 que el espacio aéreo y todos los aeropuertos están abiertos, aunque llevará unos días recuperar la normalidad.

Italia: Espacio aéreo abierto.

Noruega: Avinor, el ente estatal que controla el tráfico aéreo y los aeropuertos noruegos, indica que todas las restricciones han sido levantadas hasta nuevo aviso.

Países Bajos: Espacio aéreo abierto.

Reino Unido: Los primeros aviones han comenzado a llegar a los aeropuertos británicos tras la reapertura del espacio aéreo británico, decidida la pasada noche por el Gobierno tras previo informe de la Autoridad de la Aviación Civil.

Polonia: El espacio aéreo ha sido reabierto a las 7.00.

Suecia: El ente aeroportuario estatal, Swedavia, ha señalado que la situación ha mejorado rápidamente y de los 14 aeropuertos que gestiona sólo uno, Karlstad (260 kilómetros al oeste de Estocolmo), se encuentra cerrado.

Suiza: Espacio aéreo abierto.

El volcán islandes expulsa menos ceniza

El volcán Eyjafjalla continúa en erupción pero la expulsión de cenizas es "mucho menor", según ha informado este miércoles la oficina meteorológica islandesa. La nube de ceniza, que tantos problemas ha ocasionado al tráfico aéreo europeo, "es muy baja, la mayoría de la ceniza está descendiendo y se mantiene por debajo de los 6.000 metros" según Gudrun Nina Petersen, responsable del organismo islandés.

Por su parte, Sigurdur Gislason, del Instituto de Ciencias Geológicas, ha explicado que "la cantidad de cenizas que produce el volcán es mucho menor, pero está más contaminada" y que estás cenizas "afectarán sobre todo a las zonas próximas al volcán"

Los cientificos siguen de cerca la evolución del volcán Katia, próximo al lugar y potencialmente más peligroso, pero de momento no hay indicios de que vaya a entrar en actividad.

Un volcanólogo de la ONU defiende la actuación de las autoridades europeas

Las autoridades europeas no se equivocaron al cerrar el espacio aéreo en casi todo el continente durante casi una semana. Esa el conclusión del francés Henri Gauduru, asesor científico de Naciones Unidas y volcanólogo con cuarenta años de experiencia. "Ante la falta de datos fiables, la única cosa que se podía hacer era detener los vuelos, dado el riesgo para los aviones de sufrir daños serios en los motores, llegando incluso a estrellarse", ha indicado Gauduru en una conferencia de prensa celebrada hoy en Ginebra (Suiza).

Gauduru, que además ocupa la presidencia de la Sociedad Volcanológica Europea, ha negado que hubiera una "sobrerreacción" de las autoridades encargadas de gestionar el tráfico aéreo en los diferentes países como criticaron las aerolíneas. "Simplemente no sabemos suficiente sobre esas nubes [de ceniza volcánica] ni sobre lo que puede pasar a los aviones cuando las atraviesan", ha lamentado el experto, quien ha recordado que no hay estudios fiables sobre la materia.

Más información