_
_
_
_
_

Moratinos hace campaña en Francia a favor del 'sí' a la Constitución europea

El ministro español participa en un debate a tres en la Universidad de la Sorbona, mientras el 'no' avanza en las encuestas

Los ministros de Exteriores francés, Michel Barnier, y español, Miguel Ángel Moratinos, y el eurodiputado verde Daniel Cohn-Bendit, han unido hoy sus voces para reclamar el en el referéndum del 29 de mayo en Francia, un país que se divide en dos entre el apoyo y el rechazo al tratado constitucional.

Durante casi dos horas, los tres políticos, desde sus respectivas posiciones conservadora, socialista y ecologista , han respondido a preguntas, muchas de ellas sobre temas sociales, de los estudiantes que llenaban el anfiteatro de la Universidad de la Soborna.

Barnier, Moratinos y Cohn-Bendit han coincidido en que el texto no es perfecto, ni cumple sus sueños, pero es un avance claro y esencial hacia la Europa que ambicionan, con su propio modelo y con influencia en el mundo. "El sueño no está aún aquí, pero estamos en movimiento (...) hay que continuar" y para eso "hay que aprobar" el tratado, ha afirmado Moratinos, para quien es "el comienzo de una Europa política". Tras perfilar su sueño de lo que debe ser Europa como "socialista con una visión progresista", ha dicho que la Constitución "nos da la posibilidad de crear este modelo social y político europeo", con "influencia en el mundo" y capaz de defender sus "valores".

"Europa nos da una oportunidad increíble de superar los egoísmos" y soberanías nacionales, ha recalcado por su parte Cohn-Bendit, para quien este texto no es la culminación y "hay que seguir el combate para construir una Europa más democrática y federal", pero "contiene más definiciones sociales que todos los tratados anteriores".

El jefe de la diplomacia francesa, por su parte, ha afirmado que el proyecto europeo es "el más bello" y ha considerado "una urgencia" que Europa "exista" en el mundo frente a potencias actuales o emergentes. Su sueño, ha dicho, es que "como europeos podamos organizar el mundo de forma distinta".

Barnier, por un lado, y Moratinos y Cohn-Bendit, por el otro, han mostrado sus diferencias sobre el marco presupuestario de la Unión Europea para 2007-2013, aunque el ministro francés -cuyo país es uno de los seis que han pedido congelar el presupuesto comunitario- ha vaticinado que "encontraremos una solución". En cambio, los tres protagonistas han coincidido en que la Constitución es una mejora innegable con respecto al tratado de Niza (2000), negociado bajo la presidencia francesa de la UE. "En Niza no había ambición colectiva, sino defensa de intereses nacionales", ha argumentado Barnier. Para Moratinos, Niza era un "tratado de Estados", la Constitución es "un tratado de Estados y ciudadanos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
El ministro de de Exteriores francés Michel Barnier, junto a su homólogo español Miguel Ángel Moratinos.
El ministro de de Exteriores francés Michel Barnier, junto a su homólogo español Miguel Ángel Moratinos.EFE

Empate entre el 'sí' y el 'no'

Mientras se desarrollaba el debate, se ha divulgado un nuevo sondeo de Ipsos que sigue sembrando dudas y temores entre los europeístas, porque muestra un retroceso de tres puntos del , lo que le relega a un empate técnico con el no. Otra encuesta, de CSA, sitúa el apoyo a la Constitución en un 51%, lo mismo que la pasada semana, cuando el se volvió mayoritario, aunque por poco, después de un mes y medio de prevalencia del no.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_