Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono revisará el estatus de "combatientes enemigos" de los 595 presos de Guantánamo

Esta medida, tomada en respuesta al dictamen del Supremo, puede suponer el principio del fin de su detención

El Pentágono ha anunciado la formación de nuevos tribunales militares para evaluar la legalidad de la detención de los 595 "combatientes enemigos" retenidos en la base de Guantánamo (Cuba). El Gobierno de George W. Bush ha tomado esta decisión en respuesta al dictamen del Tribunal Supremo, que señaló que Estados Unidos tiene encarcelados a estos presuntos terroristas sin el debido proceso. La medida puede suponer el principio del fin de estos arrestos de dudosa legalidad.

Según ha informado en su página web el diario The Washington Post, si la revisión determina que un prisionero no ha sido legalmente detenido, deberá ser liberado y devuelto a su país de origen. Sin embargo, los detenidos seguirán sin tener acceso a abogados civiles para defender su caso ante estos tribunales y sólo contarán con la asistencia de un oficial militar, que actuarán como sus "representantes personales" y les ayudarán en la preparación de su comparecencia.

Funcionarios del Pentágono han señalado también que los prisioneros serán informados en los próximos diez días sobre la resolución de la Corte Suprema que les reconoce el derecho de cuestionar judicialmente sus detenciones.

Trasladan a un preso sueco

Las audiencias determinarán si los casi 600 detenidos en Guantánamo responden a la definición de "combatientes enemigos", término que usa el Gobierno de Bush para referirse a ellos.

El Gobierno y los responsables del Pentágono se han escudado en esta definición para afirmar que los detenidos, sospechosos de pertenecer a la red terrorista Al Qaeda y al antiguo régimen de los talibanes de Afganistán, no están protegidos por las Convenciones de Ginebra. Los llamados Tribunales de Revisión del Estatus de Combatiente estarán integrados por tres oficiales, de los cuales al menos uno será un abogado militar.

Horas más tarde de este anuncio, el Departamento de Defensa ha informado de que un ciudadano sueco que estaba encarcelado en Guantánamo ha sido trasladado fuera de la prisión con vistas a su posible liberación. En un breve comunicado, el Pentágono no precisa ni la identifidad del sueco ni del lugar al que ha sido trasladado. En todo caso, otros prisioneros liberados anteriormente fueron enviados a sus países de origen. Solamente se tiene constancia de la presencia en la prisión de un sueco, Mehdi Ghezali, de 25 años, pero no hay confirmación de momento de que se trate de él.