Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los satélites espía de EE UU detectan actividad nuclear en la planta norcoreana de Yongbyon

La Casa Blanca advierte a Pyongyang de que toda actividad para reactivar su programa atómico "constituirá una provocación destinada a chantajear a la comunidad internacional"

Washington ha desviado momentáneamente el punto de mira de Irak para dirigirlo hacia otro de los integrantes del Eje del Mal, Corea del Norte. El portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer, ha advertido hoy al Gobierno de Pyongyang de que toda actividad dirigida a reactivar su programa nuclear "constituirá una provocación destinada a chantajear a la comunidad internacional". Los satélites espía de EE UU han detectado en los últimos días actividad nuclear en la planta de Yongbyon, según The New York Times, lo que hace suponer que prepara armas atómicas.

Al menos 8.000 barras de combustible sólido han sido trasladadas al lugar, según informa el rotativo estadounidense, lo que podría indicar que Pyongyang se dispone a producir al menos media docena de armas nucleares. La actividad en la citada planta ha sido muy alta durante todo el mes, según los analistas de los servicios de espionaje citados por el diario.

Según funcionarios de EE UU citados por The New York Times, y cuyo nombre se mantiene en el anonimato, es muy probable que el uranio enriquecido esté siendo trasladado a otro lugar para convertirlo en plutonio destinado a la producción de bombas nucleares, actividad que podría comenzar en marzo.

Actividad diplomática

La Casa Blanca ha indicado que busca una solución pacífica para esta crisis nuclear con Corea del Norte y que lleva a cabo una intensa labor diplomática internacional para resolverla. Un informe de las agencias de espionaje estadounidenses difundido a principios de enero señaló que el Gobierno norcoreano intentó en julio de 2001 conseguir grandes cantidades de material utilizado en programas de enriquecimiento de uranio y plutonio para producir armas atómicas.

Entre julio y diciembre de 2001, según el informe, "Pyongyang intentó conseguir en todo el mundo tecnología relacionada con armas de destrucción masiva", incluidas las de origen químico y biológico. Estados Unidos ha llegado a la conclusión de que Corea del Norte probablemente ha producido suficiente plutonio para tener al menos una, y posiblemente dos, armas nucleares y estar en disposición de construir varias más.

Pyongyang admitió en octubre pasado que tiene un programa nuclear basado en uranio enriquecido, en violación del acuerdo que firmó con Estados Unidos en 1994, en el que se comprometía a congelar su desarrollo nuclear a cambio de suministros de energía.