Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ORIENTE PRÓXIMO

Peres anuncia un entendimiento preliminar para proclamar el Estado palestino

El ministro israelí se encuentra de visita en Madrid en busca del apoyo europeo a su plan de paz

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Simon Peres, que se encuentra en Madrid en busca de apoyo europeo a su plan de paz, ha afirmado esta mañana que ha llegado a "un entendimiento preliminar" con la Autoridad Nacional Palestina (ANP), aún no aprobado por el Gobierno de Israel y que incluye la proclamación de un futuro Estado palestino.

El ministro israelí se ha entrevistado con el presidente del Gobierno, José María Aznar, en su calidad de presidente de turno de la UE. Aznar ha puesto condiciones a los dos bandos en conflicto para que la UE se implique más en la consecución de la paz en Oriente Medio. Por un lado, pide a los palestinos el cese del terrorismo, mientras que solicita de los israelíes la devolución de la libertad de movimientos a Yasir Arafat. Sólo así se conseguiría una mayor implicación de la UE en el proceso de paz en la región, siempre de acuerdo a lo fijado en la Cumbre comunitaria de Laeken.

En la Cumbre de Laeken se hizo hincapié en la necesidad de hacer esfuerzos para retomar el proceso de paz, con el apoyo concertado para ello por parte de la UE, Estados Unidos, Rusia y los países árabes.

Aznar y Peres han coincidido en la importancia de la detención de tres activistas del Frente Popular para la Liberación de Palestina como los presuntos autores del asesinato del ministro de Turismo israelí Rehavam Zeevi, el pasado mes de octubre.

El presidente de turno de la UE y el titular de Exteriores israelí han destacado también el interés que tiene la intervención pública prevista hoy por parte del primer ministro de Israel, Ariel Sharon, para exponer la nueva línea que van a seguir las autoridades israelíes ante el repunte de los ataques palestinos.

Antes de su reunión con Aznar, Peres se ha entrevistado con su colega español y presidente del Consejo de la UE, Josep Piqué. En este encuentro, Peres ha pedido al presidente de la ANP, Yasir Arafat, que se "involucre" más en los esfuerzos para retomar el proceso de paz, y ha negado que el Gobierno de Israel pretenda sustituirle como interlocutor.

El ministro israelí ha subrayado su confianza en el papel de España, tanto por su presidencia de turno de la UE, que ha considerado coincide con "período crucial" para Oriente Próximo. Por su parte, Piqué ha destacado la importancia de avanzar en el reconocimiento del Estado de Israel por parte de la comunidad de países islámicos.

Sin la firma de Sharon

El ministro israelí ha justificado que el Gobierno de Sharon adopte las medidas de seguridad necesarias para prevenir "el aumento de los ataques contra Israel". Sin embargo, Peres ha abogado por reanudar al mismo tiempo las conversaciones sobre seguridad con los palestinos, que "pueden ser fructíferas y ahorrar gran cantidad de problemas y de vidas".

Aun así, el ministro ha reconocido que su plan de paz, presentado ayer en Israel, no cuenta todavía con el apoyo de Sharon. "Todavía estoy hablando con él" [sobre estas medidas], ha asegurado.

Previamente, a primera hora de la mañana, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, se ha entrevistado con Peres para retomar el proyecto de cooperación iniciado por la fundación andaluza Tres Culturas para instalar una red informática en Jericó (Cisjordania). Al mismo tiempo, han acordado proyectar nuevos programas de colaboración en territorio palestino en materia de cultura, deporte, salud y regadíos.

El plan de paz de Peres

El plan de Peres contempla en una primera fase una combinación de represión armada y contactos sobre seguridad, además de la adopción de medidas para facilitar la vida a los palestinos de los territorios ocupados con el fin de reabrir la mesa de negociaciones de paz.

En una segunda fase, y tras una tregua de ocho semanas, Israel reconocería un Estado palestino en los territorios que ahora controla la Autoridad Nacional Palestina, y tras ello los dos estados podrían negociar el resto de temas pendientes para alcanzar una paz duradera.

Más información