Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN ORIENTE PRÓXIMO

Sharon anuncia la construcción de zonas de separación con los palestinos

El líder israelí no considera suficiente la detención de los asesinos del ex ministro de Turismo para levantar el arresto sobre Arafat

El primer ministro israelí, Ariel Sharon ha anunciado que Israel va a establecer zonas de seguridad y obstáculos a lo largo de sus fronteras con los territorios palestinos y ha asegurado que Israel no va a parar hasta que los "terroristas" sean vencidos. "Hemos decidido establecer estas zonas de seguridad para conseguir una separación militar" con los palestinos, ha dicho Sharon. "Comenzaremos a establecerlas inmediatamente".

El líder israelí ha asegurado que su objetivo prioritario es la paz con los palestinos, pero ha vuelto a reclamar un periodo de calma total para poder pasar a la mesa de negociaciones. Sharon ha vuelto a enunciar un plan de dos etapas para el proceso de paz. La primera, un periodo de calma total, sin beligerancia, para en un segundo momento, definir las fronteras con los palestinos.

Sharon se ha mostrado dispuesto a seguir reuniéndose con altos cargos palestinos para conseguir la paz y ha pedido un compromiso claro de Arafat en la lucha contra el terrorismo.

Arresto de Arafat

El primer ministro, sin embargo, ha pasado por encima de la detención esta mañana de tres activistas palestinos a los que Israel reclamaba por su implicación en el asesinato del ex ministro israelí de Turismo Rejavam Zeevi. A pesar de que fuentes israelíes han confirmado que se trata de los mismos activistas a los que culpa de la muerte del ministro ultraderechista, Sharon no ha anunciado el levantamiento del arresto que pesa sobre el líder de la Autoridad Nacional Palestina, Yasir Arafat, que se encuentra confinado en sus oficinas de Ramala desde el pasado mes de diciembre.

Israel reclamaba desde entonces esta detención como condición indispensable para levantar el confinamiento al que está sometido Arafat. Sin embargo, Sharon no ha considerado suficiente el arresto y se ha limitado a exigir la extradición de "estos asesinos", tras lo cual podría pronunciarse sobre el arresto de Arafat.

Los detenidos, miembros del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), son Basam el Asmar, Jamdi Kuran -presuntos ejecutores del atentado- y Ahed Abu Robne -el cerebro de la operación y jefe en Cisjordania de las Brigadas de Abú Alí Mustafá, brazo militar del FPLP-. Los activistas estaban escondidos en un apartamento de esta populosa ciudad cisjordana.

Tampoco la detención de los activistas ha detenido la mayor ofensiva bélica israelí contra posiciones palestinas y objetivos de la ANP desde el inicio de la nueva Intifada, en septiembre de 2000. Esta misma tarde, helicópteros israelíes han lanzado misiles contra objetivos palestinos en la ciudad de Gaza y en Rafah, en la que se han producido varios heridos.

Zonas de seguridad fronteriza

En su comparecencia, Sharon ha anunciado que Israel va a establecer zonas de seguridad y obstáculos a lo largo de sus fronteras con los territorios palestinos y ha asegurado que Israel no va a parar hasta que los "terroristas" sean vencidos. "Hemos decidido establecer estas zonas de seguridad para conseguir una separación" con los palestinos, ha dicho Sharon. "Comenzaremos a establecerlas inmediatamente".

El líder israelí ha asegurado que su objetivo prioritario es la paz con los palestinos, pero ha vuelto a reclamar un periodo de calma total para poder pasar a la mesa de negociaciones. Sharon se ha mostrado dispuesto a seguir reuniéndose con altos cargos palestinos para conseguir la paz, aunque ha pedido el periodo de calma y un compromiso claro de Arafat en la lucha contra el terrorismo.

Tercer día de ataques israelíes

Con los ataques de esta tarde, el ejército israelí completa tres días consecutivos de operaciones de represalia en respuesta al atentado que el martes acabó con la vida de seis soldados palestinos en Cisjordania. La campaña ha causado la muerte hoy de al menos diez palestinos, por lo que ascienden a más de 60 los heridos y a 27 los muertos - 26 palestinos y un israelí- en menos de 24 horas.

Helicópteros israelíes han bombardeado esta mañana varias dependencias de los servicios de seguridad palestinos en Nablús (Cisjordania) y Rafah (en la franja de Gaza), así como las inmediaciones de las oficinas del principal responsable de Al Fatah, la organización del presidente palestino, en Ramala.

Además, helicópteros de combate Apache han disparado dos misiles contra un edificio del cuartel general de Yasir Arafat, en Ramala. Pese a que el complejo destruido se encontraba a unos metros del despacho de Arafat, el líder palestino no ha resultado herido en el ataque.

Horas después de las detenciones, Arafat, en rueda de prensa, ha intentado atajar la oleada de atentados palestinos contra Israel -respondidos contundentemente por el ejército hebreo- llamando nuevamente a un alto el fuego a las organizaciones radicales palestinas.