Tribuna

El mal moderado

Ha llegado el momento de pedirles algo más a los creyentes islámicos, a la vez que nos lo pedimos a nosotros mismos. Por encima del credo de cada uno tiene que prevalecer la pertenencia pública a una comunidad civil