Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simeone: “Thomas nos dio más salida hacia adelante”

El técnico se felicita por la efectividad de los cambios y valora especialmente el trabajo del canterano

Simeone gesticula durante el encuentro en Vallecas.
Simeone gesticula durante el encuentro en Vallecas. EFE

El Atlético cerró el partido en los dos últimos minutos; entre medias, una batalla. El entrenador rojiblanco, Diego Simeone, estaba contento por algo más que por los tres puntos. Le gustó que los cambios que realizó en el segundo tiempo respondieran a sus exigencias. Especial importancia tuvo el de Thomas, que trenzó la jugada del primer tanto. “Buscamos sostener más el medio del campo, tener más salida hacia adelante, que era lo que nos faltaba. Esto es lo que nos dio la entrada de Thomas”, argumentó el técnico.

El preparador argentino diseccionó el encuentro con pocas palabras y con mucha claridad. No dudó en afirmar que ambos equipos fueron muy fieles a su patrón habitual de juego. “Nosotros vivimos más de las segundas jugadas y ellos intentando asociarse. Si no marcamos antes es porque Yoel ha sido de los mejores, sobre todo en la primera parte”, comentó.

Simeone quiso alabar públicamente al autor del primero gol, Ángel Correa, y el buen hacer del Rayo Vallecano, sobre todo nada más volver del descanso, que fue cuando puso en cierto aprietos a los rojiblancos. “Me alegro por Angelito, que hacía mucho que no lo poníamos y estamos muy contentos con él. Lo bueno de esto es que los goles pueden llegar de otro lado, no solo de los titulares”, explicó.

El entrenador local, Paco Jémez, tenía el rostro serio. Su equipo encadena cinco derrotas consecutivas, pero no quiere darle mayor importancia. “No estamos tocados, aquí nada nos hace daño. Ya estamos pensando en el partido del domingo contra la Real. Creo que hemos hecho un buen partido”.

Jémez resumió la derrota con un escueto “es la diferencia entre un equipo y el otro”. El Atlético, en su opinión, es un conjunto muy grande con el que el Rayo no puede competir en ningún momento de igual a igual –“es un suicidio”, dijo-. Ante esta situación, el técnico argumentó que si no sacaron algo positivo en forma de puntos es porque les faltó gasolina cuando el choque moría. “Hemos competido hasta donde hemos podido. Esa es la diferencia entre los dos”, zanjó.

Pese a dejar escapar los puntos de Vallecas, Jémez apeló al optimismo para los partidos que están por venir. Cree que su club hizo muchas más cosas bien que mal y que, con esta misma actitud y predisposición sobre el terreno de juego, los resultados van a llegar más pronto que tarde.

Simeone cerró su valoración lejos de la porfía del césped. La llegada de Kranevitter y el aterrizaje inminente en el Vicente Calderón de Augusto Fernández –todavía en el Celta de Vigo- no es ni mucho menos un problema para él en el centro del campo. “Tenemos más variedad. No es malo para nada. Cuanto más, mejor”, concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información