OPINIÓN DEL LECTOR

Tragedias cotidianas

Tragedias cotidianas. Hemos asistido en Sant Cugat a una nueva tragedia: la muerte de una pareja en un accidente de circulación sin sentido. Las prisas, la estrechez de la calle, el mal manejo o un vehículo mal estacionado son las posibles causas del desastre. Siempre podemos encontrar un culpable. Nuestro alcalde lo achaca a la incivilidad. El coche mal aparcado tenía dueño, ¿le pasará algo?, ¿le multarán siquiera?