_
_
_
_
_

Bienmesabe canario

El nombre de este postre típico de las islas Canarias no puede estar mejor puesto: está muy bueno, y además se puede preparar en casa sin mucha dificultad. Otra razón más para irse allí a vivir.

Esos cuencos creo que son de cierta empresa sueca que rima con "idea"
Esos cuencos creo que son de cierta empresa sueca que rima con "idea"JULIA LAICH

El bienmesabe es un postre típico de la gastronomía canaria con un nombre bien merecido. Hoy en día se puede comprar ya listo y envasado pero lo cierto es que prepararlo en casa no tiene demasiada dificultad. Se trata de una especie de pasta untuosa, algo granulosa y espesa, que se suele consumir sola o como acompañamiento de helados o flanes. En ocasiones, se utiliza también como relleno de otros dulces tradicionales como las truchas. Al igual que muchos postres del archipiélago, las almendras son su ingrediente principal, acompañadas de almíbar, yemas, piel de limón, canela y, según quién lo prepare, un chorrito de malvasía dulce (un vino típico de las islas), bizcochos o mantequilla.

Como bien cuentan en el libro Un viaje por la cocina canaria, se cree que el bienmesabe es de herencia árabe y que “llegó a Canarias en tiempos de la conquista y procedente del sur de la Península, adoptado probablemente del bienmesabe de la localidad malagueña de Antequera”. Sin embargo, si nos fijamos en el dulce andaluz en cuestión, vemos que se asemeja más a una tarta y que no es exactamente igual al canario, ya que lleva una base fina de bizcocho. Aunque el bienmesabe se prepara en todas las islas –y en cada cocina encuentra su versión– es especialmente popular el de Tejeda, localidad de Gran Canaria conocida por sus almendros (tanto que celebran la Fiesta del Almendro en Flor cada año).

Dificultad: Más fácil que decir bienmesabe.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 250 g de almendras crudas peladas
  • 250 g de azúcar blanco
  • 250 ml de agua
  • 4 yemas de huevo
  • La ralladura de ½ limón
  • ½ cucharadita de canela en polvo

Instrucciones

1.
Moler las almendras en un robot de cocina hasta que quede una especie de arena gruesa.
2.
Preparar un almíbar llevando el agua y el azúcar a ebullición en un cazo, sin remover.
3.
Una vez todo el azúcar se haya disuelto, bajar el fuego y añadir las almendras molidas, la ralladura de limón y la canela. Remover constantemente hasta que espese. Retirar del fuego y dejar que se enfríe.
4.
Batir las yemas y agregarlas a la mezcla de almendras. Incorporar bien y cocinar a fuego medio nuevamente sin dejar de remover. Estará listo cuando tenga una consistencia densa. Conservar en la nevera.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

Sobre la firma

Julia Laich

Redactora y guionista, principalmente de gastronomía. Sus textos y recetas han aparecido en EL PAÍS, Bestial! (RTVE), Revista NT y Bon Viveur. Es cofundadora de Bizio, una pequeña productora de sidra vasca, y gestiona el área digital de la revista argentina Anchoa. Graduada en Comunicación Audiovisual y Máster en Reportaje y Documental Transmedia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_