_
_
_
_
_

Endivias a la plancha con quinoa

Las endivias, que están de temporada, rebajan su amargor tras pasar por la plancha, y lo aprovechamos para que protagonicen una ensalada dulce y cítrica acompañada de quinoa.

Y bien picantitas
Y bien picantitasALFONSO D. MARTÍN

Se dice que el sabor amargo nos resulta desagradable debido a un mecanismo de defensa que lo interpreta como venenoso. Como todos los sabores, no es más que un gusto que hay que entrenar y adquirir para disfrutarlo y poder dar juego a nuestros platos. Dentro de la inmensa variedad de alimentos amargos, los más aceptados pueden ser las verduras, y entre los más comunes está el que aquí nos interesa: la endivia (o endibia, que se puede escribir de las dos formas).

Si aplicamos calor fuerte y rápido a la endivia -es decir, si la marcamos- conseguimos rebajar un poco el amargor y activar el dulzor que contiene. De esta forma, nos sirve para usarla en distintas aplicaciones más agradables para todos los paladares, como ensaladas, salteados, revueltos, sopas, etc. Además, ahora están de temporada, ya que este tipo de verduras aguantan bien el frío.

Vamos a preparar una ensalada de endivias marcadas y acompañadas de quinoa, cacahuetes, salsa de ostras y un aliño preparado con miel cítrica y ligeramente picante (podéis ir a esta receta de Mònica Escudero y sustituir el vinagre por zumo de limón). Si no tenéis quinoa, podéis usar cualquier semilla o grano que tengáis en la despensa y os interese, aunque recomiendo usar esta por su aporte nutricional y su textura.

Sobre la salsa de ostras podría decir que es prescindible para facilitar un poco las cosas, pero el aporte de sabor que adiciona es totalmente recomendable y habitual en recetas chinas de verduras de hoja verde y amarga. Para personas vegetarianas o veganas se puede usar la versión vegetariana de esta salsa de la marca Lee Kum Kee, que se prepara a base de setas shiitake.

Dificultad: La de no querer una plantación de endivias para el día a día.

Ingredientes

Para 2 personas

  • 3 cogollos de endivia cortados por la mitad
  • 60 g de quinoa
  • 35 g de cacahuetes
  • 1 jalapeño
  • Sal en escamas
  • Pimienta negra recién molida al gusto
  • Media cucharada de aceite de oliva (para la plancha)

Para el aliño

  • 40 ml de miel
  • 30 ml de agua
  • 1 cucharada de salsa de ostras
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra
  • El zumo de medio limón o de una lima.
  • Media cucharadita de cayena en polvo o gochugaru (o al gusto)
  • Media cucharadita de sal en escamas

Instrucciones

1.
Cocinar la quinoa siguiendo las instrucciones del paquete.
2.
Mezclar los ingredientes para hacer la miel y reservar.
3.
Cortar las endivias de punta a punta y marcarlas en una plancha con fuego medio-alto y una pizca de aceite durante un minuto por la cara cortada.
4.
Emplatar la base de quinoa con las endivias encima, los cacahuetes, el jalapeño laminado, la miel picante por encima. Salpimentar y servir.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

Sobre la firma

Alfonso D. Martín
Es cocinero, asesor gastronómico y fetichista de especias y fermentados. De pequeño gateaba al bar de al lado de casa para pedir un huevo duro y después empezó a tener dolor abdominal continuo por echarle picante a todo a escondidas de su madre. Si profanar recetas clásicas fuese un pecado, ya habría pasado los nueve círculos del Infierno de Dante.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_