_
_
_
_
_

Cañas de Carnaval rellenas de crema pastelera

No hace falta disfrazarse para disfrutar de esta flor de sartén crujiente, con un relleno untuoso y el punto justo de dulzura para no empalagar

Son un poco laboriosas pero vale la pena
Son un poco laboriosas pero vale la penaMiriam García Martínez

Las cañas rellenas de crema son un dulce de Carnaval -como la leche frita, las filloas o las orejas- en muchas zonas de España, una fruta de sartén que goza de mala fama porque la masa externa, crujiente y maravillosa, se fríe, que muchos lo consideran mucho peor que comerse una galleta del supermercado a tope de grasas ignotas. La masa de la receta, procedente del libro Postres y otras dulcerías de Pamela Rodríguez, lleva mantequilla y manteca de cerdo (no dejes de poner la manteca, porque les da a las masas una consistencia más ligera y hojaldrada que si usamos solo mantequilla).

Para formar los canutos de masa se emplean unos moldes metálicos cilíndricos que se suelen encontrar en ferreterías y tiendas de menaje a un precio bastante moderado, así que vale la pena hacerse con ellos (después puedes usarlos para hacer cañas de hojaldre en el horno, por ejemplo, rellenas de ganache de chocolate). No hay excusa porque además el resultado de rellenar una masa crujiente con una crema pastelera casera es la bomba. Por si a alguien le parece raro que las medidas líquidas estén en gramos y no en mililitros: pesar todos los ingredientes es la mejor manera de que la receta salga exactamente como queremos (o al menos sin errores de medida).

Tiempo: 150 minutos

Dificultad: Tener maña para formar los canutos y no montar un lío al freírlos

Ingredientes

Para 24 cañas

Para la crema pastelera

  • 500 g de leche entera fría
  • 2 huevos
  • 30 g de maicena
  • 120 g de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto o pasta de vainilla

Para la masa

  • 1 huevo M
  • 15 g de zumo de naranja
  • 25 g de mantequilla
  • 25 g de manteca de cerdo
  • 65 g de leche tibia
  • 1 pellizco de sal
  • 275 g de harina corriente

Además

  • Aceite de oliva suave o de girasol para freír
  • Azúcar glas para espolvorear

Instrucciones

1. Crema pastelera

Pesar todos los ingredientes. 

2.

Poner en un cazo la leche fría con los huevos. Agregar la maicena y remover para desleír. Añadir el azúcar y calentar a fuego bajo, sin dejar de remover con varillas o cuchara de madera para que no se pegue, hasta que hierva y espese.

3.

Mezclar el extracto o pasta de vainilla, tapar con un plástico a piel -pegado a la crema- y dejar enfriar por completo; conservar en la nevera.

4. Masa

Pesar todos los ingredientes. Poner la leche con la manteca de cerdo y la mantequilla en un recipiente y calentar hasta que se derritan las grasas.

5.

Poner el zumo de naranja, el huevo y la sal en un bol. Agregar la leche con las grasas y mezclar.

6.

Mezclar la harina hasta obtener una masa cohesionada, blandita pero firme y que apenas se pegue a los dedos. Envolver la masa en plástico y reposarla de una a dos horas para que se estire sin dificultad.

7. Fritura y relleno

Dividir la masa de las cañas en 24 porciones de igual peso. Mantener fuera del plástico solo las porciones que estemos trabajando. Estirar cada porción con rodillo hasta obtener una tira larga y fina, de unos 23 x 5 centímetros, para enrollar alrededor de los moldes para cañas.

8.

Envolver el molde, previamente engrasado con un poco de aceite (solo hace falta engrasar antes de formar la primera caña), en la tira de masa, enrollándola un poco en oblicuo respecto al molde para cubrirlo entero. Presionar bien la última vuelta para pegarla y que no se despegue en la fritura.

9.

Calentar el aceite en una sartén mediana, a fuego medio. Freír las cañas por tandas en el aceite hasta que estén doradas, dándoles vuelta para que se cocinen por todas las caras.

10.

Sacar los moldes con la masa a un plato con papel de cocina para que absorba algo de grasa. Esperar un poco a que enfríen para extraer el tubo de masa empujando con los dedos mientras con la otra mano tiramos del tubo metálico, todo con mucho cuidado pues la masa es frágil. Seguir formando cañas y friendo hasta acabar las 24 porciones.

11.

Dejar enfriar las cañas por completo. Rellenarlas de crema pastelera con una manga pastelera con boquilla ancha, mejor justo antes de consumirlas porque la humedad de la crema pastelera ablanda la masa poco a poco. Espolvorear con un poco de azúcar glas y listo.

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Miriam García
Química y traductora de inglés de formación, gastrónoma por pasión desde el 2013. Divulgadora gastronómica y fotógrafa para marcas de alimentación o medios como El Comidista y 'Bon Viveur', profesora de cocina en la Escuela Alambique de Madrid, recetea en su blog 'El invitado de invierno' y en donde le lleve el viento, gastronómicamente hablando.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_