_
_
_
_
_

Puré de patatas con mantequilla tostada y ajo

Derretir y tostar la mantequilla a fuego lento le aporta sabor a frutos secos. Utilizamos este procedimiento para darle un toque distinto a un clásico puré de patatas

Para comerlo a cucharadas
Para comerlo a cucharadasJulia Laich

En El Comidista hemos cocinado puré de patatas de mil y un maneras: lo hemos preparado cremoso cremosísimo, hemos comparado una versión francesa con una danesa, lo hemos combinado con otros ingredientes y hasta hemos puesto a competir las recetas más famosas de esta preparación reconfortante. Pero hay una que todavía no habíamos hecho: añadirle mantequilla tostada.

La mantequilla tostada, también conocida como beurre noisette –que en francés significa “mantequilla avellana”–, no es más que mantequilla común que se derrite y tuesta a fuego lento hasta que cambia su color a marrón claro. Cuando la sometemos a este procedimiento, a la mantequilla le ocurren dos cosas: la proporción de agua se evapora y los sólidos de la grasa de la leche se tuestan (los verás en el fondo de tu cazo o sartén).

¿Qué aporta la mantequilla tostada a un plato? Aroma y sabor a frutos secos, alejado del carácter lácteo que tiene la mantequilla normal y corriente. Puedes utilizarla en platos salados, como es este caso, pero también sacarle un gran partido en pastelería (queda muy bien incorporada en la masa de galletas).

Tostar la mantequilla me parecía poco así que añadimos también unos dientes de ajo para que se doren suavemente: si es de tu agrado, puedes añadir también una ramita de tomillo o una pequeña de romero para aromatizarlo aún más. Este puré de papas es perfecto para acompañar tus asados navideños, para ponerle un huevo pochado encima o simplemente para comerlo a cucharadas.

Tiempo: 25 minutos

Dificultad: Que no se queme la mantequilla

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de patatas
  • 50 g de mantequilla
  • 4 dientes de ajo
  • 50 ml de leche entera
  • Sal fina
  • Pimienta negra recién molida

Instrucciones

1.

Pelar y cortar las patatas en cubos pequeños, de un por un centímetro aproximadamente. Cocerlas en agua hirviendo con sal hasta que estén muy tiernas. 

2.

Mientras, en una sartén o cazo derretir la mantequilla a fuego bajo con los ajos pelados y cortados por la mitad (si se utilizan hierbas, este es el momento de añadirlas). Remover de vez en cuando. 

3.

Apagar el fuego cuando la mantequilla tenga sólidos en la superficie de la sartén, haya adquirido un color marrón y tenga aroma a frutos secos. Reservar los ajos y pasar la mantequilla por un colador fino para retirar los sólidos.

4.

Escurrir las patatas cocidas, añadir la leche, la mantequilla y los ajos. Batir con una batidora eléctrica a velocidad baja hasta obtener un puré cremoso. Probar y salpimentar al gusto. Calentar antes de servir.

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Julia Laich
Redactora y guionista, principalmente de gastronomía. Sus textos y recetas han aparecido en EL PAÍS, Bestial! (RTVE), Revista NT y Bon Viveur. Es cofundadora de Bizio, una pequeña productora de sidra vasca, y gestiona el área digital de la revista argentina Anchoa. Graduada en Comunicación Audiovisual y Máster en Reportaje y Documental Transmedia.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_