_
_
_
_
_

Tapas en A Coruña: una ruta con pulpo, tortilla, callos y calamares

La ciudad gallega tiene una oferta de tapas particular e inagotable que va de lo más tradicional a bocados innovadores, y que se extiende por todos sus barrios

Tapas A Coruña
Unos ricos callos de A CoruñaCULUCA

La tapa, más que un formato cerrado, es una actitud, un estado mental, si quieres decirlo de esa manera; una manera de relacionarnos entre nosotros y con la gastronomía. Es lo que construimos alrededor de ese bocado que nos llega cuando estamos acodados en la barra, más que el bocado en sí. Pregúntale a alguien de Soria, de Cádiz y de Lugo cómo es una tapa y verás como lo que te explique cada uno seguramente no tendrá mucho que ver con lo que te hayan explicado los otros dos. Ve ahora al diccionario de la Real Academia Española y verás que esa definición que aparece allí probablemente tampoco encaja exactamente con ninguna de las anteriores. ¿Un lío? Sí, un poco. Aunque yo prefiero verlo como la demostración de que la tapa es una realidad mucho más diversa e interesante que cualquier definición de dos o tres líneas.

Un buen ejemplo de esto es el ambiente de tapeo de A Coruña. La ciudad gallega, a pesar de tener un tamaño mediano, ofrece una variedad de tapas que es difícil de abarcar: son elaboraciones que, por lo general, se distinguen de las que podrías encontrar en Lugo, en Santiago o en Pontevedra, por citar ciudades relativamente próximas. A Coruña es una ciudad turística en la actualidad y ha sido, desde siempre, un lugar de puerto y de paso. Eso ha hecho que a lo largo de su historia hayan llegado hasta allí influencias de los sitios más diversos, que se han superpuesto al producto local para dar forma a un panorama tapero único.

¿Capital mundial de la tortilla de patatas?

Si el primer párrafo de este texto no consiguió que te inmutaras, puede que este te haga, al menos, levantar la ceja con escepticismo: Santander, Bilbao, Logroño o Gijón, entre otras, tendrían bastante que decir al respecto, pero la densidad de bares con tortillas interesantes y el hecho de estar al lado de Betanzos, lo que da pie a una escuela tortillera propia, hacen de A Coruña un lugar muy interesante para cualquier amante de esta receta.

Eso nos permite, además, empezar la sesión de tapeo, que es a lo que veníamos, bien temprano, enganchando un desayuno tardío con un tapeo tempranero: no se me ocurre plan mejor. Y para hacerlo, mi sitio de cabecera es el Bar Pontejos (Pio XII, 3. Tel. 665 344 687. Mapa) ¿Por qué? Porque ya antes de entrar puedes ver a Javier Oteros preparando tortillas como si no hubiera un mañana del otro lado del ventanal, porque desde su terraza te puedes asomar al trasiego del Mercado de San Agustín y porque, además, su tortilla está entre las muy buenas de la ciudad, jugosita y siempre recién hecha.

De todos modos, si te mueves por otros barrios, o si simplemente quieres seguir explorando el universo del pincho (porque cuando hablamos de tortilla, en la ciudad, suele hablarse más de pincho que de tapa) de tortilla, puedes hacerlo en el Siboney (Ferrol, 14. Tel. 881 899 142. Mapa), en O’Bo (Menéndez y Pelayo, 18. Tel. 981 927 237. Mapa) , que es otro de los clásicos, en Casa Martín (Alameda, 42. Tel. 661 603 112. Mapa), en Taberna O Freixo (Federico Tapia, 55. Tel. 981 059 297. Mapa) o, ya que nos vamos alejando de la zona más turística, en el Vila46 (Vila de Negreira, 46. Tel. 981 461 306. Mapa) del Agra do Orzán.

Pincho de tortilla en el Siboney
Pincho de tortilla en el SiboneyJorge Guitián

Los clásicos

“Una de las cosas más interesantes del tapeo en A Coruña son las tabernas de siempre”, explica Anna Mayer, escritora y divulgadora gastronómica italiana afincada en Galicia. “O Tarabelo (Barrera, 15. Tel. 981 221 078. Mapa) es quizás la última de aquellas tabernas de esencia marinera que queda en el centro, así que vale la pena acercarse hasta allí para probar sus mejillones en escabeche casero, sus minchas (bígaros) cocidos, sus berberechos o, en temporada, las parrochitas (sardinillas frescas fritas)”. Ya que estamos, añado yo, sólo tenemos que cruzar la calle para entrar en el Surrey (Rúa Barrera, 20, Bajo. Tel. 669 597 296. Mapa), otro histórico, y pedir sus célebres calamares fritos.

Sin alejarnos mucho, apenas 100 metros, encontramos otro de los de siempre. “Te recomiendo La Bombilla (Torreiro, 6. Tel. 981 903 064. Mapa), por tradición y por ser uno de los más antiguos no puede faltar en una ruta de tapas por la ciudad”, explica Pablo Portabales, la voz radiofónica con la que se despiertan muchos coruñeses cada día y un gran conocedor de la hostelería de la ciudad. A La Bombilla se va porque, además de fijas como la albóndiga o el croquetón, tiene una tapa que cambia a diario, pero también porque a mediodía y a la noche, añade a las de siempre algunas tapas que solamente hay en ese horario, así que si quieres volver dos veces en el mismo día puedes hacerlo sin miedo a repetir. Por si fuera poco, es de los pocos sitios que siguen ofreciendo una tapa de caldo, que en invierno siempre es una buena opción.

Un paseo por el centro

Continuamos por la zona centro para asomarnos a otras barras, quizás con menos solera que las anteriores, pero igual de populares. La Vermutería Martínez (Galera, 35.Tel. 981 914 448. Mapa), por ejemplo, famosa por sus gildas y sus torreznos, Os Tigres (Galera, 45. Tel. 981 228 192. Mapa), especializada en mejillones. “Y As Cavas (Galera,30. Tel. 981 229 022. Mapa), enfrente de nuestro restaurante”, propone el cocinero de Grupo Peculiar Álvaro Victoriano, “que hacen una oreja buenísima; tanto la tradicional, a la gallega, con una patata que es una delicia; como la que hacen a la plancha, más al estilo de Madrid, con una salsa tipo brava que está tremenda”.

Antes de dejar la calle nos pasamos por la barra de Ultramarinos Galera (Galera, 21. Tel. 981 043 272. Mapa), donde además de embutidos y quesos muy bien seleccionados, se ofrecen unos callos -otra de las tapas por las que se saca pecho en la ciudad- de esos que te pegan los labios y te dejan con ganas de una segunda ración. De allí al vecino Vita-K (Galera, 13. Tel. 981 207 588. Mapa), siempre abarrotado de gente que busca un hueco en la barra para acompañar su vino con una mini hamburguesa, una brocheta de pollo o un montadito de lomo.

Terminamos la ruta por el centro en la zona de la Praza de España. “Hay que ir a la Pulpeira de Melide (Praza de España, 16. Tel. 981 152 197. Mapa)”, recomienda Pablo Pizarro, el cocinero detrás de La Empanada Viajera. “No es un sitio de tapas en el sentido estricto, pero si sólo vienes a la ciudad una vez tienes que probar su pulpo. No olvides pedir también las patatas, que van aparte y valen mucho la pena”. Ya que estás, no dejes de probar su tortilla y alguna de las propuestas efímeras que encontrarás en sus pantallas, bocados más actuales e igualmente apetecibles como la gilda de vieira y anchoa, las albóndigas de capón o la vieira lañada -curada en sal- con jengibre, limón y soja blanca.

En la misma plaza está Miga (Praza de España, 7. Tel. 881 924 882. Mapa), un restaurante que hace años se hizo un nombre con sus callos, que empezaron como tapa del domingo y que siguen ahí, a pesar de los cambios en el menú. Por algo será. Luego, si quieres, puedes seguir y hacerte un menú completo con propuestas como su ensaladilla de langostinos con su tartar o su prensado de cacheira de cerdo con salsa brava de cocido y repollo.

Otros barrios

El tapeo coruñés no se termina en el centro, ni mucho menos. “Uno que nunca falla es Culuca (Avenida de Arteixo, 10. Tel. 981 978 898. Mapa)”, sugiere Pablo Pizarro. “Es otro que ha ido derivando más hacia el restaurante, pero que tiene unos callos monumentales, una ensaladilla tremenda y toda una serie de opciones que te permiten hacer un menú de cosas sabrosas, sencillas y bien elaboradas”. Un menú en el que no puede faltar su monumental morro con jugo de callos, añado yo. No sé si es una tapa en el sentido más estricto, pero lo que sí que es, seguro, es un imprescindible que te arrepentirás de no pedir.

Hacia Montealto, el barrio de espíritu marinero en la zona alta de la ciudad, está la Pulpería O Rueiro (Miguel Servet,10. Tel. 981 213 854. Mapa), una de las de siempre y otra de las que aún mantienen la tapa de caldo junto a otras clásicas como la de lengua, la de carne asada o la de pollo al ajillo. En el otro extremo del barrio, llegando ya a la Torre de Hércules, La Parra (San Amaro, 1. Tel. 981 209 965. Mapa), con el pulpo y la oreja con pimentón como reyes indiscutibles. Al lado está O Fiuza (Avenida de Navarra, 33. Tel. 981 923 470. Mapa), una de las pulperías clásicas de la ciudad, donde la oferta es escueta pero infalible: pulpo -claro-, chicharrones, queso del país… Coruñesismo en estado puro.

Si te mueves hacia Riazor la Bodega Dobao (Julio Rodríguez Yordi, 10. Mapa) es uno de los de siempre, de ambiente deportivista y un sitio del que no deberías irte sin probar los chicharrones con queso. Si prefieres hacer una ronda por la parte sur de la ciudad, lo suyo es que te vayas a la zona de Catro Camiños, para empezar con unos calamares en la histórica Cervecería Estrella de Galicia (Concepción Arenal, 10. Tel. 981 291 819. Mapa), y continuar luego hacia la avenida de Oza. Allí, la Cervecería Los Castros (Avenida de Oza, 124. Tel. 981 137 082. Mapa) ofrece a diario una veintena de tapas, entre las que destacan clásicos coruñeses como el raxo (lomo de cerdo) o la zorza con patatas.

Ya solo queda decidir cómo quieres acabar la ruta: si lo tuyo es la tradición pura y dura, quizás el fin de fiesta pueda ser en A Toquera (Xubias de Abaixo, 29. Tel. 981 281 894. Mapa), la taberna más antigua de la ciudad, asomada al mar desde el barrio de As Xubias, tomando unos chipirones y un poco de la empanada del día.

Si prefieres algo más actual, entonces vale la pena que te acerques hasta Matogrande, uno de los barrios que han ido ganando ambiente tapero en los últimos años. Una vez allí, el Bellota (María Puga Cerdido, 11. Tel. 981 926 070. Mapa) con su selección de ibéricos y patés, las croquetas de Txangurro del Destapa Santa Clara (María Puga Cerdido, 8. Tel. 881 893 382. Mapa) o las famosas gildas de La Sazón (Luciano Yordi de Carricarte, 6. Mapa). son siempre buenas alternativas. Todavía podríamos continuar hacia la periferia, pero eso queda para otro día, que por hoy creo que tenemos suficiente tapeo sin abandonar el casco urbano. Saúde!

Sigue a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Jorge Guitián
Compostelano e historiador del arte, escribe sobre gastronomía y turismo gastronómico desde hace dos décadas. Ha colaborado con medios como 'Guía Repsol', 'Vanity Fair', 'Conde Nast Traveler' o 'La Vanguardia'. Está empeñado en no dejar ninguna carretera secundaria sin recorrer ni un mercado sin visitar.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_