Primer día de huelga indefinida de médicos en Madrid: “Nosotros, que os cuidamos, estamos maltratados”

El consejero de Sanidad cifra el seguimiento de la huelga en un 9,77% y los médicos le recuerdan que con los servicios mínimos, que consideran “abusivos”, los paros han sido un éxito

Manifestación de sanitarios en el primer día de huelga en Madrid.
Manifestación de sanitarios en el primer día de huelga en Madrid.KIKE PARA

Entre los peatones que apoyaban a los médicos ahí estaban ellas: cuatro señoras de más de 70 años aplaudiendo a la marcha de protesta que llegó antes de mediodía de este martes a la puerta de la Asamblea de Madrid. Los aplaudían con fuerza, vestidas con ropa deportiva porque llegaban de hacer su hora diaria de gimnasia. “Es que no hay derecho”, decía Araceli Merino, de 74 años. “Con las poquitas plazas que hay, deberían dárselas a los que llevan mucho tiempo trabajando”. A su lado, Isabel Tercero, de 70, casi se hacía daño en las manos y daba ánimos a los doctores que llegaron en su mayoría vestidos con bata blanca y que repetían consignas en contra de la temporalidad a la que están abocados desde hace años, algunos hasta décadas. “Yo apoyo todo lo público porque se lo están cargando”, resumía Tercero, señalando a la puerta de la Asamblea, donde gobiernan “esos que han provocado el desastre”. ¿Y si le toca ir al médico? “Da igual, los derechos se consiguen luchando”, sentenciaba. Este martes era el primer día de la huelga indefinida que los especialistas hospitalarios han comenzado porque están en contra de unas oposiciones que Madrid convocó en diciembre, antes de que se tramitara la ley estatal que hubiera permitido estabilizar sus puestos teniendo en cuenta los méritos. Se sienten maltratados. Cada vez más. Por eso y porque no les dejen hacer una huelga en condiciones, al imponerles unos servicios mínimos que consideran “abusivos”.

A pesar de eso, la marcha ha sido todo un éxito. Al menos 500 médicos se han unido a la manifestación que salía desde el estadio de Vallecas y terminaba frente a la Asamblea. Un número considerable, teniendo en cuenta que el Gobierno regional fijó un 50% de servicios mínimos para las consultas y un 100% para todo lo demás. Por eso, los médicos se han extrañado cuando el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha dado la vuelta a los datos para que pareciera que la huelga había sido un fracaso y ha cifrado el seguimiento en un 9,77%. Amyts, el sindicato que representa a los médicos, ha afirmado que la huelga fue un éxito rotundo con un apoyo del 90% de las plantillas. El sindicato computa en el seguimiento a todos aquellos médicos que han querido hacer la huelga pero no han podido por ser reclutados para los servicios mínimos. “Pero qué poca vergüenza”, decía poco después una doctora del Hospital 12 de Octubre que había estado desgañitándose durante hora y media. “Pero si les obligan a ir a trabajar”, insistían después desde el sindicato de médicos Amyts. “¿Cómo pueden tener el cuajo de decir que el 0% de esos urgenciólogos, por ejemplo, han secundado la huelga, si no pueden hacerla?”.

No ha sido el único sitio donde los médicos protestaban. Un grupo de 200, con sus trajes verdes y sus batas blancas, ocupaban a las nueve de la mañana toda la amplia escalera de entrada del Doce de Octubre y las puertas del hospital, desde donde clamaban contra la inestabilidad laboral megáfono en mano y tras una gran pancarta en la que se leía “Dignidad Profesional”. En las paredes, los especialistas colocaban carteles para explicar las razones de la huelga a sus pacientes. “Es posible que su consulta no sea realizada, o que conlleve demora. Lamentamos profundamente los perjuicios que ello pueda ocasionar”.

Algunos pacientes que veían el panorama apoyaban a los sanitarios. “No es justo que tengan que trabajar así, después de todo lo que pasó en los últimos dos años”, afirmaba Natalia Maganto, de 40 años, mientras esperaba a ser atendida para unas analíticas.

Así que los números de la huelga son difíciles de cuantificar. Cristina Torrable, cirujana pediátrica y temporal desde hace seis años del Doce de Octubre, sí que pudo acudir a la marcha hacia la Asamblea y lo hizo orgullosa de toda la gente que veía a su alrededor. “Mira todos los que somos con los servicios mínimos que hay. Seguiremos haciéndolo, viniendo los que estamos salientes de las guardias y los que podamos salir, con los servicios mínimos que nos han fijado, claro, porque no podemos hacer otra cosa”

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Números tergiversados o no, el ambiente en la marcha era de hartazgo. “Y eso que aquí hay mucho votante a Ayuso”, recordada una doctora que prefiere que no se la cite con nombre y apellidos. Porque recuerdan que salen a protestar por sus derechos, pero también hay miedo a represalias. Mucho miedo. Alguno ha recibido la llamada de algún superior alertándole de que no salga en los medios, que la Consejería de Sanidad vigila y apunta nombres. Algunos dicen que les da igual. Pero el miedo viene y va.

“Escucha, Madrid, ahora hay que aplaudir”, gritaban los médicos hacia los balcones, las terrazas, los viandantes. Muchos se paraban y aplaudían. “Nosotros, que os cuidamos, estamos maltratados”, repetían después. “Es la cuenta atrás, tus médicos se van”, se arrancaban al unísono. Ni un momento en silencio. Las consignas pasaban de boca en boca en una larga fila que ocupaba un carril de la calle y era escoltada por varios agentes de la Policía Nacional. “Dignidad profesional, fijeza ya”, le seguían a los gritos de “Escudero, Zapatero, somos temporeros”.

Andrés Font, médico de Urgencias en el Hospital de La Princesa, que lleva 10 años como temporal, recordaba frente a la Asamblea poco después que los informes jurídicos que los propios médicos han elaborado (contratando varios despachos de abogados) dicen que lo que piden “es posible”. “Sobre todo tenemos la prueba de que se está haciendo. La Diputación de Sevilla ha publicado ya la anulación de sus procesos selectivos. No hay que confundir la inseguridad jurídica con la ilegalidad. Es legal anular los procesos selectivos aunque le pueda suponer un problema a la Consejería de Sanidad, que debe buscar la solución. Ellos tienen las herramientas. Que las busquen y las apliquen”.

Decenas de médicos protestan en la entrada del Hospital 12 de Octubre.
Decenas de médicos protestan en la entrada del Hospital 12 de Octubre.clara brascia

A su lado, Torrable recordaba que este conflicto se está “politizando, pero no es real”. “Esto está pasando en todas las comunidades autónomas formadas por cualquier partido político, da igual que sean del PP, del PSOE o de otros. Algunos lo están anulando, incluso algunos del PP. No creemos que sea una cuestión política, pero la solución pasa por la política”, insistía.

Eso mismo defendía Mónica García, la líder de Más Madrid, que salió a saludar a los médicos que llegaron entre gritos a la Asamblea. Se hizo fotos con algunos, escuchó a otros y debatió las posibles los soluciones con todos los que se le acercaron. “Es una cuestión de voluntad política. Lo que piden estos profesionales es que se cumpla la ley, la ley estatal y europea, que dice que no puede haber esta temporalidad ni fraude de ley en el tema de la precariedad de los profesionales”, afirmó. “La Consejería de Sanidad y el Gobierno de la señora Ayuso están haciendo lo que hace el PP desde hace muchos años, que es intentar boicotear nuestra sanidad pública y maltratarla a través de su alma mater, que son los profesionales”, insistió la anestesista, que vive el problema de los especialistas como propio.

Pocos se posicionan en contra de la Oferta Pública de Empleo (OPE). Lo que indigna, y mucho, es que Madrid haya convocado a lo largo de la historia tan pocas y con tan pocas plazas, y que publicara la última convocatoria cinco días antes de la salida de la ley estatal para no acogerse al concurso de méritos. También que después alegara que no se puede parar la OPE, porque sería ilegal, según un informe jurídico que prometieron entregar al Colegio de Médicos y que todavía no ha salido de la Administración. Nadie lo ha visto. Y hay algo que los médicos creen que no se ha tenido en cuenta en ese informe: a día de hoy aún no está publicada la lista de admitidos, con lo que si paran o posponen la OPE, ninguna persona se verá afectada. “Lo del informe es una excusa”, incidió Mónica García.

Con la marcha ya disuelta, en el Hospital La Paz salió a mediodía un grupo de enfermeros y médicos a la puerta principal con carteles donde habían escrito “Héroes en huelga” y gritaban la frase más repetida: “basta ya, de temporalidad”. En urgencias, además, aportaban datos demoledores: de 56 médicos, 55 son temporales. Es el caso de Guillermina Bejarano, de 47 años, que se quejaba de no poder ejercer su derecho a huelga: “Me entero el lunes de que en urgencias es obligatorio cubrir el 100% de personal. En nuestro caso, no se aplican los servicios mínimos”.

Por la tarde ya no se respiraba aire de protestas en el Gregorio Marañón. Apenas quedaban carteles en la entrada del hospital que informaban sobre el paro. Tampoco se encontraban interinos en los pasillos. Los especialistas acabaron sus turnos y se marcharon. “Todos los que pudieron hacer huelga fueron a manifestarse a la Asamblea de Madrid esta mañana”, aseguraba Soledad López, de 52 años, que lleva 18 trabajando con contratos temporales. López se unirá a los paros el jueves y el viernes. “Es importante participar. Esta mañana me di cuenta de que muchos pacientes no entendían lo que estaba pasando. No saben que hay un problema”.

La Comunidad de Madrid creía haber resuelto el problema este mismo martes tras una negociación con todos los sindicatos para decidir las plazas que saldrán a concurso en la modalidad de méritos: 1.600 en toda la región, 1.365 de ellas en los hospitales. Amyts, el sindicato que representa a los médicos, ha sido el único que se ha levantado de la negociación y no ha firmado el acuerdo. “Es completamente insuficiente”, respondieron.

En los hospitales madrileños trabajan 11.970 especialistas, de los que 6.215 lo hacen en régimen de temporalidad, un 52% del total. De esos 6.215, los médicos estiman que entre 3.200 y 3.500 podrían acogerse al concurso de méritos. ¿Cómo elegirán a los 1.365 que lo merecen? No se sabe. La huelga, por lo pronto, continúa.

Con información de Mario de Jaime.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS