LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Madrid ordena controles de aforo en vías públicas hasta el 8 de enero y prohíbe celebrar las campanadas en la calle

Las cabalgatas tendrán que ser en recintos cerrados y con público sentado. En los próximos días solo permanecen con restricciones cuatro zonas básicas de salud

Luces de Navidad en el centro de Madrid.
Luces de Navidad en el centro de Madrid.Samuel Sánchez

Con la región cerrada perimetralmente hasta el 14 de diciembre, para evitar desplazamientos en el puente, las siguientes restricciones especiales se toman ya pensando en el periodo navideño: este año no se podrán celebrar las campanadas en la vía pública, tampoco en la Puerta del Sol. Hasta el 8 de enero, los Ayuntamientos madrileños deberán controlar los aforos en las zonas donde es estime que pueda haber aglomeraciones, algo que ya se hace en la capital y que no evitó el fin de semana pasado la polémica por la concentración de visitantes en calles comerciales del centro, como la de Preciados. En este caso, el plan municipal de seguridad prevé frenar el acceso de visitantes cuando los agentes de la Policía Municipal entiendan que hay demasiadas personas, pero ese dispositivo no concreta el número.

“No se podrán organizar actos para festejar las 12 campanadas de fin de año en plazas o vías públicas”, ha anunciado este viernes el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid, Antonio Zapatero, en su rueda de prensa semanal para actualizar medidas. Además, la Comunidad de Madrid establecerá, en una orden que se publicará este sábado en el boletín oficial de la región, una reducción hasta el 50% de los mercadillos (incluido El Rastro, que acaba de retomar la actividad) y la limitación de cabalgatas y conciertos navideños a celebrarse al aire libre y solo en recintos acotados y con público sentado.

Las nuevas medidas de la Comunidad de cara a la Navidad contemplarán también la suspensión provisional para la concesión de nuevas autorizaciones para actividades recreativas que requieran autorización de la Comunidad o de los Ayuntamientos y la exposición de belenes o belenes vivientes solo en recintos acotados, sin superar el 50% de aforo y garantizando distancia de seguridad. Además, recogerá que los titulares de alojamiento de turismo rural o viviendas turísticas serán responsable del cumplimiento de las normas sanitarias y de la limitación de agrupación de personas en sus establecimientos. Respecto a los deportes de invierno, la estaciones podrán realizar su actividad manteniendo los controles de acceso y las medidas recomendadas para la hostelería.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero. En vídeo, Zapatero informa sobre las nuevas medidas contra el coronavirus en la región. FOTO: EUROPA PRESS / VÍDEO: EPV / QUALITY

La Comunidad no detalla cómo deben los Ayuntamientos controlar que no se produzcan aglomeraciones en las vías que suelen estar más transitadas. Tras las imágenes del pasado fin de semana, con calles con gran afluencia en el centro de Madrid, el Ayuntamiento de la capital indicó que ampliará más allá del entorno de Sol el plan de seguridad durante el puente de la Constitución, en el que no se puede salir de la región. Se prevé que en los momentos de más afluencia de personas haya cierres del metro en la estación del Sol, límites de aforo y cortes de accesos así como calles de una sola dirección para peatones como ya sucedió el fin de semana pasado con Preciados y Carmen. Al dispositivo de entre 75 y 100 agentes municipales diarios se añaden durante el puente otros 50 más y la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha pedido a Delegación del Gobierno que informe del dispositivo que preparará para Navidad.

Restricciones por zonas básicas de salud

La mejora de la situación epidemióloga en la Comunidad de Madrid ha permitido levantar restricciones en la mayor parte de las zonas básicas de salud que seguían afectadas. Solo continuarán con ellas una semana más las de Guzmán el Bueno y La Elipa en la ciudad de Madrid, La Moraleja en Alcobendas y la de Barcelona en Móstoles. Según ha detallado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en 200 de las 286 zonas básicas de salud la incidencia acumulada a 14 días es inferior a 250 casos por 100.000 habitantes.

Las zonas básicas que a partir del lunes día 7 quedan sin limitaciones de movilidad son la de Daroca, en Ciudad Lineal y Vicálvaro-Artilleros en el distrito de Vicálvaro, en el municipio de Madrid; Cuzco, Alicante y Castilla la Nueva en Fuenlabrada; Sierra de Guadarrama, Collado Villalba Pueblo y Collado Villalba Estación (Collado Villalba), junto a Alpedrete y Galapagar. Las seis localidades que quedan excluidas de las limitaciones son Moralzarzal; El Boalo, Cerceda, Mataelpino en la zona básica de salud de Manzanares el Real; los municipios de Colmenar de Oreja, Chinchón y Villaconejos en la zona básica de Colmenar de Oreja; y los municipios de San Martin de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa, en la ZBS de San Martín de Valdeiglesias.

Además, la orden con las nuevas medidas recogerá varias recomendaciones. La Comunidad “aconseja a los estudiantes que regresen a la residencia familiar para las vacaciones navideñas, que limiten las interacciones sociales y extremen las medidas de prevención los 10 días anteriores a su regreso. Una vez en el domicilio, se recomienda limitar los contactos y respetar su burbuja de convivencia” y “en el caso de los residentes de centros residenciales sociosanitarios que realicen una salida más prolongada con motivo de las celebraciones navideñas, la Comunidad de Madrid recomienda que esta quede restringida a un único domicilio y manteniendo una burbuja de convivencia estable”.

La Comunidad de Madrid ha cerrado perimetralmente sus límites durante 10 días, en los que los desplazamientos habrán de ser “adecuadamente justificados” para contener la propagación de la pandemia de la covid-19. La Delegación del Gobierno en Madrid desplegará 4.500 agentes dela Guardia Civil y 2.500 policías nacionales para el control de los límites a los desplazamientos por el cierre perimetral de la región.

De cara a la Navidad, las medidas del Ministerio de Sanidad recogen la limitación de entrada y salida de las comunidades autónomas entre el 23 de diciembre y el 6 de enero; la limitación de reuniones a un máximo de 10 personas de hasta dos grupos de convivientes los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero. A esas fechas, la Comunidad de Madrid añadirá el Día de Reyes para permitir esas reuniones. Además, a nivel nacional la limitación de la movilidad nocturna será entre la una y media y las seis de los días 25 de diciembre y 1 de enero, es decir, en Nochebuena y Nochevieja.

Actividad del Zendal y test en farmacias

Por otro lado, Zapatero ha indicado que los primeros sanitarios, entre facultativos y personal de enfermería, han llegado este viernes al hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, a la espera de recibir pacientes “avanzada la semana que viene”. Fue inaugurado, vacío de actividad y con solo un pabellón para actividad sanitaria terminado, este martes.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad ha hecho un llamamiento al Ministerio de Sanidad para que dé una respuesta al documento presentado por el Gobierno regional para poner en marcha la realización de test de antígenos de coronavirus en las farmacias. En algunas de la región ya se realizan de forma ilegal, como ha podido comprobar EL PAÍS. Zapatero ha señalado que la Comunidad trabaja en unos test de saliva antigénicos “muy interesantes” y de un tipo que “sí puede tener un papel muy importante en el diagnóstico de la infección aguda”, a diferencia de otros a los que se puede tener acceso actualmente, pero que no están autorizados.

Entre tanto, la Comunidad hará test de antígenos en algunos hoteles durante quince días, en el marco de un proyecto piloto con el que se busca “reforzar la imagen de turismo seguro”, según ha anunciado el vicepresidente Ignacio Aguado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50