La crisis del coronavirus

Torrejón invierte en su test masivo siete veces más que en ayudas sociales

El análisis de coronavirus se realizó a tres de cada cuatro vecinos en contra del criterio de los epidemiólogos y costará unos 2,5 millones de euros

Una de las carpas para las pruebas de covid-19 a la población de Torrejón de Ardoz.
Una de las carpas para las pruebas de covid-19 a la población de Torrejón de Ardoz.SANTI BURGOS

Un 20,18% de los habitantes de Torrejón de Ardoz (Madrid) presenta anticuerpos IgG frente al coronavirus, lo que demuestra que han superado la enfermedad. Así lo revelan los polémicos tests de seroprevalencia que el Ayuntamiento realizó entre el 29 mayo y el 3 de junio y cuyos resultados se han dado a conocer este miércoles. La campaña supone una inversión municipal de 2,5 millones de euros, siete veces superior al presupuesto destinado este año para ayudas sociales, que asciende a 340.000 euros.

El director corporativo de operaciones de Ribera Salud, José David Zafrilla, durante una rueda de prensa este miércoles en Torrejón. En vídeo, las conclusiones del estudio serológico.Europa Press

El estudio —en el que participaron tres de cada cuatro vecinos, un total de 104.299— ha confirmado mediante la prueba PCR a 100 positivos, la mayoría asintomáticos. Todos ellos fueron aislados para evitar contagios. La presencia del virus fue ligeramente superior en mujeres que en hombres. José David Zafrilla, director de la campaña, indicó que el “análisis aporta un conocimiento del virus sobre el que cimentar futuras políticas públicas en la ciudad”. El director corporativo de operaciones de Ribera Salud recalca que los datos recogidos permitirán “planificar una desescalada segura”. Durante seis días, el grupo privado, que gestiona el hospital público de la ciudad, instaló en el recinto ferial 11 carpas. Por allí desfilaron los torrejoneros mayores de un año, de forma opcional y gratuita, gracias al despliegue de 300 voluntarios y 156 profesionales. Algunos de ellos llegaron de Valencia, donde la firma gestiona varios departamentos de salud.

Ahora, la Generalitat investiga si ese traslado pudo resentir la prestación asistencial en la región levantina. Bajo las lonas del hospital de campaña erigido en Torrejón, los sanitarios medían dos clases de anticuerpos mediante una extracción sanguínea. Primero, los IgM, la inmunoglobulina que indica si la enfermedad se encuentra activa, aunque no se detecta hasta pasados varios días del inicio de los síntomas. Después, los IgG, cuya aparición informa sobre la enfermedad pasada. Si aparecía un positivo en IgM, Ribera Salud contactaba con el paciente para hacerle una prueba PCR, más fiable porque detecta directamente la presencia de virus. En total, practicaron 5.292 de estos análisis genéticos.

Los datos extraídos del estudio se han contrastado con una prueba ELISA al azar. Las conclusiones finales de la campaña apuntan a una prevalencia un 9% superior a la registrada por el Estudio del Ministerio de Sanidad para la Comunidad de Madrid, que fue del 11,03 %. En opinión de Zafrilla, esta elevada repercusión se debe a que uno de los primeros casos fue diagnosticado en el Hospital Universitario de Torrejón. Por ello, durante los 15 días anteriores a la aprobación del estado de alarma se produjo “una diseminación involuntaria mayor a las de otras ciudades”. Desde finales de febrero, el centro médico diagnosticó 1.098 casos positivos, lo que arroja una incidencia acumulada de 836 por cada 100.000 habitantes

El alcalde, el popular Ignacio Vázquez, ha subrayado que el municipio fue un “epicentro de la pandemia” en la región. En ese sentido, el objetivo del estudio ha sido “ofrecer certezas” frente al virus y romper la cadena de contagios. El regidor ha reconocido que se han realizado exámenes a los profesionales esenciales de la ciudad, independientemente de que vivan en el pueblo. Por ejemplo, a los conductores de autobuses Alsa, profesores de colegios públicos y concertados o investigadores de la Dirección de Educación (DAT) del Área Este, ubicada en Alcalá de Henares. El director de este organismo, Jorge de la Peña Montes de Oca, ocupó el número dos de las listas populares durante las pasadas elecciones municipales.

“Es una forma de reconocer la labor de los profesionales, pero ninguno de esos test se ha incluido en la valoración final”, aseguró Vázquez, que ha presentado junto a Zafrilla los datos del testeo masivo después de tres semanas sin responder a la prensa. El regidor desapareció cuando comenzó a vislumbrarse que el primer calendario de la iniciativa presentaba algunas complicaciones. Los horarios para realizarlas se habían hecho públicos antes de que la Consejería de Sanidad diera el visto bueno a las pruebas. Finalmente, el Gobierno regional decidió autorizar esta clase de estudios, si cumplen unos requisitos mínimos, pero no los financiará, de modo que deberán sufragarse con cargo a las arcas del Consistorio.

Torrejón es la primera localidad del país en desarrollar pruebas masivas, en contra del criterio de los epidemiólogos. La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas) y la Asociación Madrileña de Salud Pública emitieron un comunicado conjunto en el que desaconsejaban testar a toda la población: “Es innecesario para conocer el nivel potencial de inmunidad, [...] un despropósito y una grave irresponsabilidad de las autoridades sanitarias”. Y añadían: “”Estos test no son gratis, son caros y se pagan con los impuestos de la gente”. En el mismo sentido se manifestó el ministro Salvador Illa, quien advirtió de que la ciudad “no puede ir por libre”.

La Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid defiende que este examen masivo forma parte de una estrategia regional, compatible con la del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, los expertos se oponen a comparar un estudio aleatorio de representatividad provincial con otro examen dirigido a todos los vecinos de un único municipio. Torrejón es uno de los siete bastiones del coronavirus en la región y vive un nuevo repunte de positivos. La evolución del contagio desde mediados de abril se traza en forma de U. Salvando las distancias procedimentales, los datos que arroja el test masivo “concuerdan” con las deducciones del Ministerio de Sanidad, ha respondido Zafrilla.

La prevalencia del virus en Torrejón puede explicarse, al menos en parte, por su estructura económica. La ciudad está ubicada en el Corredor del Henares, el reino del sector industrial y la logística, donde el teletrabajo se antoja difícil. Tras la declaración del estado de alarma, se mantuvo un número de desplazamientos diarios superior a la media regional, según un estudio hecho en marzo por Nommon. Medida la magnitud del patógeno, el Ayuntamiento se enfrenta al desafío de ponerle coto. Todavía no ha anunciado de qué modo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50