ELECCIONES CATALANAS

Laura Borràs: “Yo no aceptaré los votos del 155, no sé si otros pueden decirlo”

La candidata de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat dice que dar explicaciones ahora sobre el caso de presunta prevaricación es ayudar a las “cloacas”

Laura Borràs, candidata de Junts per Catalunya a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones del 14-F. FOTO: JOAN SÀNCHEZ | VÍDEO: GIANLUCA BATTISTA

Si Junts per Catalunya gana el 14-F —al menos dentro del bloque independentista— y los números acompañan, Laura Borràs (Barcelona, 50 años) sería la primera presidenta de la Generalitat. La candidata asegura que no pactará con el PSC y siembra dudas sobre si apoyaría un Govern liderado por ERC. La causa judicial en su contra por supuestamente trocear un contrato para beneficiar a un amigo planea sobre la campaña. Borràs cree que el Estado la persigue, y opina que dar explicaciones ahora es ayudar a las “cloacas”.

Pregunta. ¿Teme que ERC no la apoye si usted gana?

Respuesta. No tengo miedo. Trabajo para ganar bien y estar en disposición de gobernar bien.

P. Y si ERC se impone, ¿les garantiza su apoyo?

R. Lo que no podemos repetir es un Govern con las circunstancias actuales. En el caso de que los independentistas sumemos, será para que el Ejecutivo sea independentista, no solo para que esté formado por independentistas.

P. ¿Qué condiciona ese apoyo?

R. Estamos haciendo ficción política, porque no sabemos los resultados electorales.

Más información

P. Al final, el objetivo es un Govern proindependencia. ¿No lo puede liderar otro?

R. No avanzaremos hacia la independencia con partidos que no son independentistas.

P. Ni ERC ni la CUP comparten reactivar la Declaración Unilateral de Independencia. ¿No es un escollo para la unidad de acción que tanto reclaman?

R. Primero se nos pide concreción, ahora se nos dice que es difícil. Nadie ha dicho que sea fácil. Tenemos que estar todos. La gente está muy obsesionada con el cuándo y yo lo estoy con el cómo hacerlo bien y no dar pasos atrás, como sucedió en otoño de 2017.

P. Es usted la que insiste en la prisa.

R. La tengo. El callejón sin salida al que nos aboca la autonomía y la represión hace que tengamos que avanzar sin pausa.

P. En su programa plantean la desobediencia institucional y que los responsables asuman las posibles consecuencias penales.

R. Cuando hablamos de desobediencia, si llega el caso, es porque hay que dotar a las instituciones catalanas de legitimidad. Nosotros sí estábamos en el 30 de enero [cuando ERC, en 2018, descartó investir telemáticamente a Carles Puigdemont]. Es el déficit democrático del Estado el que genera riesgos para quienes defienden legítimamente sus ideas.

P. ¿Entonces la confrontación inteligente que defendía Puigdemont es repetir un camino al que ya se sabe cómo responderá el Estado?

R. ¿Me está diciendo que porque el Estado no respeta la democracia y encarcela a demócratas debemos dejar de serlo?

P. Digo que el Estado hace cumplir la ley.

R. El límite no debe ser la Constitución, es la democracia. Nuestros presos políticos fueron elegidos democráticamente por los catalanes y están en la cárcel. Nuestra reivindicación es pacífica y democrática, pero nunca renunciaremos a ser porque el Estado haya escogido la represión. Llevamos 40 años de democracia y no hemos podido ni refrendar el Estatuto salido del Parlament.

P. Invoca el Estatut, pero en su programa dice que legislará más allá de las competencias que este fija. ¿Eso no genera frustración?

R. ¿Y no genera frustración que el sistema de financiación autonómico esté caduco? Basta. Las leyes aprobadas por el Parlament se respetan.

P. Junts gobierna con el PSC en la Diputación de Barcelona. Su programa rechaza pactos con “los del 155”. ¿Qué hará?

R. Desde un principio, me opuse al acuerdo y planteé [a ERC] revertir todos los pactos y nunca obtuve respuesta. Yo no aceptaré los votos del 155, no sé si otros pueden decirlo.

P. ¿Cómo piensa vetar a las empresas del Ibex-35 de los contratos de la Generalitat?

R. No hablo de vetos, hablo de discriminación positiva mediante las cláusulas contractuales hacia las empresas radicadas en Cataluña, que generan la riqueza aquí y con trabajadores del país.

R. ¿La Generalitat puede funcionar sin los bancos del Ibex?

R. Estoy hablando de querer a poder. No ofrezco recetas mágicas ni digo que el 15-F seremos independientes. Estamos hablando de una transformación. La independencia será cuando estemos en disposición de defenderla y mientras tanto tiene que estar en la agenda política para que acabe siendo una realidad.

P. ¿Es razonable ser candidata y estar imputada por corrupción?

R. Los últimos presidents están todos inhabilitados y tenemos un vicepresident preso, condenado por corrupción.

P. Compareció ante la prensa tras la votación del suplicatorio en el Congreso pero no ante el Tribunal Supremo. ¿Por qué?

R. No voy a defender mi inocencia cuando quien acusa no puede probar mi culpabilidad. El fiscal reconoció que no tenía pruebas contra mí y las encargó. Eso no pasa en ningún Estado de Europa.

P. ¿Funciona la estrategia de presentar su caso como una causa contra el independentismo?

R. No hay caso. Si ahora lo hay, ¿por qué será?

P. El caso sí existe, está vivo.

R. Hay una causa judicial abierta, que es distinto.

P. La causa incluye unos correos que [la inculparían]...

R. ¿Le puedo cortar? No comento las informaciones que ha aportado la policía patriótica. El informe de los Mossos sostiene que no hay irregularidades.

P. Eso es falso. Ese informe incluso pide investigar más, la juez ordena registros.

R. No sabía que la defensa que no hice ante el Supremo la tenía que hacer aquí.

P. El tema está sobre la mesa.

R. Precisamente porque es un tema que está sub iudice y porque dije que no colaboraría con la injusticia española, y también me gustaría que ustedes no colaboraran con la cloaca española... Pero si ustedes lo quieren hacer yo no colaboraré.

P. Nuestra función es preguntar y usted ha hablado extensivamente del caso, por ejemplo, en la rueda de prensa del Congreso.

R. Me remito a los vídeos del Congreso y el Parlament.

P. ¿No comentará entonces los correos?

R. No estaré en el marco mental de anticipar cualquier colaboración con el Supremo.

P. ¿Son falsos los correos?

R. ¿Qué parte de no colaboraré con la cloaca no entiende?

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50