Javier Cercas actuará legalmente contra quienes le acusan de alentar una intervención militar en Cataluña

La entrevista del escritor en TV3 desata una ola de ataques contra él por parte del nacionalismo catalán

En vídeo, declaraciones de Javier Cercas en TV3.

Es la primera vez que lo hará, dice Javier Cercas, porque todo tiene un límite. El escritor tomará medidas legales contra las personas que hayan difundido “un bulo de gran refinamiento”, según sus palabras, por el que le acusan de incitar a una intervención del Ejército en Cataluña. Su entrevista del pasado sábado en el programa FAQS de TV3, en la que Cercas valoró el proceso de independencia y expuso el contenido de su libro Anatomía de un instante, sobre el fallido golpe de Estado del 23-F de 1981, suscitó una intensa campaña de ataques en las redes sociales y en medios de comunicación. “¿Qué hace en TV3 un promotor del levantamiento militar contra Cataluña? Esto no es libertad de expresión, es una televisión pública que da al fascismo una posición de privilegio”, escribió en Twitter Cristina Casol, diputada de Junts per Catalunya, en referencia a Cercas.

El escritor de Girona, de origen extremeño, intervino en TV3 para presentar su última novela, Independencia, y para hablar de la adaptación teatral de su aclamado libro sobre el 23-F, Anatomía de un instante. El nacionalismo catalán cargó contra Cercas por lo que consideran un blanqueamiento del rey Juan Carlos I en su papel durante el golpe de Estado. Cercas afirmó en TV3: “La verdad es que el golpe de Estado lo paró el Rey. No hay ninguna duda. La verdad es muy compleja. De Jordi Pujol no tenemos hoy buena opinión, pero de este señor no podemos decir que no fue un antifranquista real. Los seres humanos somos capaces de lo peor y de lo mejor”. Estas declaraciones, argumentadas en el libro, suscitaron entre el independentismo comentarios como el de otra diputada de Junts, Aurora Madaula: “Esta afirmación no se sostiene en ninguno de los trabajos históricos rigurosos sobre el 23F, al contrario. Pero claro, quizá Javier Cercas no quiere un análisis histórico, sino otra cosa”. Madaula no precisó a qué “trabajos históricos rigurosos” se refiere.

Cercas se muestra especialmente dolido en declaraciones a EL PAÍS por lo que él considera una campaña “muy bien hecha” contra él y que saca de contexto unas declaraciones suyas en un discurso que pronunció en 2019 en la gala del Día de Extremadura. En esta jornada, el Gobierno de esta comunidad autónoma, donde él nació, concede medallas a personas y entidades que se han significado por su trabajo por la sociedad. Una de las medallas de 2019 la recibió la Unidad Militar de Emergencias (UME) por sus tareas de preservación del río Guadiana. En su intervención, Cercas se refirió al jefe de la UME, el teniente general Miguel Alcañiz, en estos términos: “Soy un partidario feroz del aburrimiento en política. De un aburrimiento escandinavo, o como mínimo, suizo. Las aventuras me encantan, me apasionan, me vuelven loco, pero en los libros, en el cine y en general en la vida privada. En la vida pública, vade retro, satanás. Ahí, tedio total. Cuando la vida pública, la política, se llena de pasión, aventuras, emociones, como nos ha ocurrido a los catalanes en los últimos años, échate a temblar o llama a la unidad del general”.

Comparado con criminales de guerra

Varios referentes del nacionalismo catalán difundieron el fragmento del discurso en el que Cercas refiere a “la unidad del general” como prueba de que el autor es partidario de la intervención armada en Cataluña. Cercas menciona al abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont Gonzalo Boye y al digital El Nacional, que publicó un artículo en el que se lee: “Los hechos del 1-O convirtieron el año 2017 en una fecha clave para el proceso independentista. Fue en aquel momento cuando Cercas pronunció un discurso en Extremadura reclamando de forma indirecta la intervención del ejército contra Cataluña”. Uno de los primeros en difundir este fragmento del vídeo de su discurso fue el periodista de Catalunya Ràdio y profesor de Comunicación de la Universidad Ramon Llull Enric Calpena, que comparó a Cercas con criminales de guerra serbios: “Radovan Karadzic era un poeta reconocido antes de la guerra de Bosnia. Nikola Koljevik, vicepresidente serbio, era especialista en Shakesperare y fue quien dio la orden de destruir la biblioteca de Sarajevo”.

Más información

Cercas subraya que se han sacado de contexto unas palabras para perjudicarle, por lo que ya ha puesto la cuestión en manos de su abogado, el letrado de Girona Carles Monguilod, “para emprender medidas legales contra quien sea por la difusión manipulada del vídeo”. “Las pequeñas verdades sirven para crear grandes mentiras”, afirma Cercas. “Han interpretado que yo defiendo la intervención del Ejército, cuando lo que hago es una broma en la que planteo que si se produce un desastre político, tienen que acudir los bomberos de la unidad experta en catástrofes. La UME no es una unidad militar al uso, y así lo entendió el público”.

El autor y columnista de EL PAÍS recalca que en aquella intervención en Extremadura también quiso reivindicar su catalanidad: “Dije que quien despotrica de los catalanes es un insensato porque despotrica de los andaluces o de los extremeños que han construido Cataluña”. Cercas opina que el pecado original es haber ido a TV3 “a explicar una cosa terrible, que la Tierra es redonda”. “Dije que todos los estudios de calidad democrática indican que España es una plena democracia. Dije que el Rey no estuvo detrás del golpe de Estado, y dije que las élites económicas catalanas estuvieron al frente del proceso de independencia”.

El escritor de Soldados de Salamina también aportó en la televisión pública catalana reflexiones ponderadas que fueron criticadas en las redes sociales del nacionalismo. “Uno de los grandes problemas, y no solo de Cataluña, es la sentimentalización de la política”, afirmó Cercas. “Cuando conviertes los problemas políticos en problemas sentimentales, ya no tienen solución, porque sobre los sentimientos no se puede discutir. La democracia consiste en racionalizar los problemas”. El autor avisa que lo que ha sucedido es un nuevo capítulo de “un clima de odio”: “Quieren que me vaya o que me calle. Intentan imponer un clima de intimidación, pero ni me callaré ni marcharé, porque esta es mi casa”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50