_
_
_
_
_

Elma Saiz: “Estados Unidos mira a España en materia migratoria”

La ministra de Migraciones explica que España se ha comprometido a recibir 500 inmigrantes en un acuerdo trilateral pionero con Estados Unidos y Canadá

Elma Saiz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en la Universidad de Georgetown (Washington), el 25 de enero de 2024.
Elma Saiz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en la Universidad de Georgetown (Washington), tras la entrevista, en una fotografía cedida por el Ministerio.ALBERTO POLO

Elma Saiz (Pamplona, 2 de diciembre de 1975) ha elegido Estados Unidos para su primer viaje internacional en su cargo de ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Se ha reunido, entre otros, con el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, encargado de la cartera migratoria y ha cerrado un compromiso por el que España se compromete a recibir con un empleo hasta 500 inmigrantes que hayan solicitado refugio. El compromiso es conssecuencia de un acuerdo trilateral con Estados Unidos y Canadá que se empezó a gestar en la Cumbre de las Américas de junio de 2022.

La ministra destaca en la entrevista que Estados Unidos valora la gestión migratoria que está haciendo España y que le ha pedido que trate de que otros países apliquen fórmulas similares. El viaje ha permitido también constatar que el nuevo convenio de Seguridad Social entre ambos países está listo para la firma. Elma Saiz asegura que se están tomando medidas para combatir el hacinamiento en la sala de asilo del aeropuerto de Barajas y que en los casos de derivaciones de menores inmigrantes desde Canarias se avisa a la Fiscalía en cuento se detecta una situación así.

Pregunta. Ha sido su primer viaje internacional como ministra. ¿Qué resultados ha dado?

Respuesta. Hemos tenido una agenda muy intensa, no solo con la Administración Biden, sino también con diferentes organizaciones. Yo destacaría como resumen de este viaje que Estados Unidos mira a España en materia migratoria. Esa ha sido una constante en las diferentes reuniones, poniendo en valor nuestra gestión migratoria en el fondo y en la forma, abordando este desafío, poniendo en el centro los derechos humanos y con experiencias positivas y con una escucha activa por parte del Gobierno de Estados Unidos. Alguna vez he dicho que Europa mira España, pero en este viaje nos hemos dado cuenta de que Estados Unidos también mira a España. El desafío migratorio está en la agenda política en Estados Unidos, por supuesto, con los próximos meses tan cruciales que tiene por delante este país. Y en España estamos abordando las políticas migratorias con una gestión eficaz, poniendo en el centro los derechos humanos y abordando este desafío como una cuestión de oportunidad.

P. ¿Hay algún ejemplo concreto que hayan destacado?

R. Una práctica muy valorada y que ha sido objeto también de estos encuentros son las oficinas de movilidad segura, con proyectos piloto tan importantes como el que se está desarrollando a través de una empresa vinculada también con fondos europeos, con el plan de recuperación, y en una zona despoblada, pues el desafío de la despoblación también es muy relevante para nuestro país. Esa conjunción de vincular empleo con desafío y atención migratoria y con esa inclusión de esos ciudadanos es un proyecto piloto que ha sido muy valorado. En este caso afecta a casi un centenar con empleo en el sector de los de las energías renovables, lo que es el mejor vehículo para la inclusión. Y cuando digo que Estados Unidos mira a España, pone como ejemplo este canal, esta vía abierta y nos dice que hay que evaluarla y compartir con otros países cercanos para que también desarrollen estas prácticas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. Ese proyecto piloto nace de un pacto con Estados Unidos y Canadá. ¿A qué compromisos ha llegado España para ampliarlo?

R. Ese acuerdo trilateral emana del liderazgo del presidente Sánchez en esta materia, con un acuerdo suscrito en mayo de 2023. Efectivamente, hay un compromiso firme de seguir esa vía iniciada, incluso de incrementarlo, con el objetivo de que España acoja a unas 500 personas con este acuerdo con Estados Unidos y Canadá. Hemos hablado de casi un centenar de nicaragüenses en Valladolid, en una empresa dedicada a paneles fotovoltaicos, a las energías renovables, y el compromiso es incrementar hasta 500 personas, como digo, con algo tan importante como empleo: no solamente vulnerabilidad sino empleabilidad.

P. Son personas que no están aún en Estados Unidos. ¿De qué países vendrán?

R. En el caso de Valladolid son personas de Nicaragua. Para los siguientes vamos a trabajar con organizaciones como Acnur, pues se trata de refugiados y dependerá de muchos factores. Hasta ahora afecta a un número de nacionalidades relativamente reducido. Pero los problemas en América Latina se están multiplicando. En nuestro país tenemos diferentes vías, como la migración circular, donde hay ya un trabajo con países como Colombia o tradicionalmente con Marruecos en el ámbito de la agricultura. Tenemos acuerdos con República Dominicana, Guatemala, Honduras o Ecuador y tenemos esa doble alma europea y latinoamericana con diferentes fórmulas. Y también vamos a ir de la mano del diálogo social, con las organizaciones empresariales y sindicales en nuestro país, de forma que las políticas migratorias y la inclusión sean abordadas junto a los agentes sociales.

P. ¿Qué ideas les ha expuesto el Gobierno estadounidense sobre esa ampliación del programa?

R. Han sido conversaciones muy fructíferas. Ha habido un punto central que es la tolerancia cero ante cualquier discurso xenófobo y ante los mensajes de odio. Estas cuestiones en España están ya muy aterrizadas, por ejemplo, con el observatorio que monitoriza cualquier atisbo de odio y xenofobia en las redes. No podemos permitir vincular migración a aspectos negativos y yo creo que eso ha sido una constante en nuestras reuniones.

P. ¿Cree que esa buena sintonía podría mantenerse con una presidencia de Donald Trump?

R. La relación y el acuerdo trilateral lo hemos tenido con la Administración Biden. Ha sido una relación fructífera y se han compartido prácticas y mensajes importantes. Nuestro deseo es que esa buena sintonía pudiera mantenerse. Pero bueno, evidentemente hay cuestiones que competen, como tiene que ser, a los ciudadanos y ciudadanas de este país. Pero sí quiero destacar esa buena relación que ha habido con la Administración Biden.

P. España tiene pendiente actualizar el convenio con Estados Unidos sobre Seguridad Social. ¿Han tratado esta cuestión?

R. Sí, después de ocho años de trabajo, hemos conocido ayer que por parte de Estados Unidos ya estaría lista la firma del nuevo convenio, pues el que hay data de 1986. Creo que cuando regresemos a España se podrá materializar y es un acuerdo que mejora los derechos entre trabajadores de ambos países, en cuanto a cálculo de pensiones, de la base reguladora y las clases pasivas. Persigue que esa fluidez entre ciudadanos de ambos países se amplíe. Es una muy buena noticia, fruto del esfuerzo y del trabajo bilateral de los equipos durante casi ocho años, bien recibida aquí en Georgetown y con las colectividades de españoles.

P. ¿Ha tenido sensación de urgencia por parte del Gobierno de Estados Unidos para llegar a acuerdos en tema migratorio?

R. El desafío migratorio está en el centro de la acción política en este país y evidentemente se enfrenta a los próximos meses a un proceso electoral. Vienen meses por delante muy importantes para este país y para sus ciudadanos.

P. La situación en el aeropuerto de Barajas mantiene a solicitantes de asilo en condiciones de hacinamiento hace semanas, hasta el punto de que la Cruz Roja, subcontratada por su ministerio, se ha marchado porque no puede trabajar en esas condiciones. ¿Qué está haciendo su ministerio para ponerle remedio?

R. La gestión de los flujos migratorios es muy exigente y sometida a cambios constantes a lo que hay que dar respuesta, incluso respuestas muy rápidas en el día a día y siempre bajo el paraguas de la normativa. En este sentido, se están poniendo todos los esfuerzos, incluida la colaboración interministerial. Hemos conocido ya cómo desde el Ministerio del Interior se está abordando esta situación. Se están habilitando nuevos espacios y me consta que se están poniendo todos los recursos para dar solución a esta situación. Quiero también poner en valor esta reciente comisión interministerial, donde se afrontan estos desafíos de una manera coordinada y conjunta. Y no solamente es un tema ministerial, sino que hay diferentes organizaciones también, que trabajan dentro de ese marco regulatorio. Entre ellas están las entidades sociales que prestan atención psicosocial en esos momentos y es un servicio que se sigue prestando sin solución de continuidad, aunque en algún momento no se haya podido prestar en Barajas porque, por causas ajenas a ellos, no se daban las condiciones en la sala de asilo.

P. Hablando del marco regulatorio, han anunciado cambios en el Reglamento de Extranjería. ¿Qué quieren cambiar en concreto, más allá de agilizar trámites?

R. Es un compromiso firme que en los próximos seis meses haya esa modificación con el objetivo común de agilizar, mejorar y dar un mejor servicio. El hecho de agilizar trámites es algo muy importante en sí mismo, pero queremos escuchar e ir de la mano de todos los agentes implicados y dar respuesta a las demandas.

P. Las derivaciones de migrantes a Canarias han dejado al descubierto que entre los adultos había cientos de posibles menores a los que no se identificó correctamente en las islas. ¿Qué ha fallado? ¿Qué medidas ha tomado su ministerio para protegerles y para que sean identificados y derivados como correspondería?

R. Todos los menores que derivó el Ministerio fueron identificados previamente como mayores de edad, pero si luego se detecta un caso así, se comunica inmediatamente a la Fiscalía. La gestión de la situación migratoria ha exigido a España estar muy preparada y creo que hay valorar cómo se ha ido abordando y afrontando esta cuestión los últimos cuatro años con una creación importante de plazas. Estamos en torno al 60% de ocupación de los centros en Canarias, donde se da una importante respuesta. No hay tensión en el sistema.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_