Más de 200 teléfonos españoles fueron señalados por el programa Pegasus, según ‘The Guardian’

Un informe sobre el programa de espionaje apunta a Marruecos como el cliente que marcó estos posibles objetivos en 2019

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y el ministro de presidencia, Félix Bolaños, este lunes. Foto: ANDREA COMAS | Vídeo: Cadena Ser

Un informe sobre el programa de espionaje Pegasus que ha publicado el periódico británico The Guardian apunta a Marruecos como autor de la selección de más de 200 móviles españoles como posibles objetivos de vigilancia por parte de un cliente de la compañía israelí NSO Group, firma que comercializa este programa espía que, en teoría, solo se vende a gobiernos y agencias oficiales.

“Las selecciones de números móviles que se cree que realizó Marruecos ocurrieron en 2019, según las marcas de tiempo en los datos, que incluyen más de 50.000 números de personas seleccionadas como posibles objetivos de vigilancia por clientes de NSO en todo el mundo”, afirma el diario británico haciendo referencia a un informe filtrado de la plataforma francesa Forbidden Stories.

Entre los números que se citan se encuentra un teléfono móvil español perteneciente a Aminatou Haidar, una destacada activista de derechos humanos del Sáhara Occidental, que Pegasus había atacado desde 2018, según un análisis de Amnistía Internacional. También se ha encontrado el rastro del programa espía en un segundo teléfono perteneciente a Haidar en noviembre de 2021. Además, figuraba un número de móvil español del periodista Ignacio Cembrero, cuyo trabajo se centra en el Magreb.

La inclusión de más de 200 números móviles españoles seleccionados por este cliente que se cree que es Marruecos no indica que todos los números hayan sido atacados o pirateados, según el medio británico. Pero sí que aparentemente se buscaban de forma activa posibles objetivos para la vigilancia dentro de España.

La empresa NSO mantiene que el hecho de que aparezca un número en la lista filtrada no indica de ninguna manera si ha sido objeto de vigilancia con Pegasus. Marruecos ha negado previamente haber espiado a cualquier líder extranjero usando el virus, y ha mantenido que los reporteros que investigaban a NSO han sido “incapaces de probar [que el país ha tenido] alguna relación” con su empresa. La empresa mantiene que Pegasus solo se vende a clientes gubernamentales con el fin de investigar delitos graves y terrorismo. También ha manifestado que investiga denuncias legítimas de abuso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El caso Pegasus dio un giro inesperado el lunes cuando el Gobierno anunció que el presidente, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, también habían sido espiados con el programa israelí. Las intrusiones se produjeron en mayo y junio de 2021, en el móvil de Sánchez, y en esta última fecha en el terminal de Robles. El hackeo a estos teléfonos institucionales ha sido denunciado a la Audiencia Nacional y se une al supuesto espionaje a más de 60 independentistas vascos y catalanes, denunciado por Citizen Lab, un grupo de expertos en ciberseguridad de la Universidad de Toronto, sobre el que también se han emprendido acciones judiciales en los juzgados de Barcelona.

El juez encargado de investigar las intrusiones en el móvil de Sánchez y Robles ha precisado en uno de sus autos que se produjeron el 19 y el 31 de mayo de 2021. Félix Bolaños, ministro de la Presidencia, ha rechazado vincular el ataque informático con Marruecos, cuyas relaciones con España se encontraban entonces muy deterioradas. Bolaños se limitó a hablar de una intromisión “externa”, en referencia a que esta no parte de ninguna institución española autorizada para ello. “No conocemos quién ha podido ser, y cuando lo sepamos lo haremos público. Vamos a esperar”, remachó Bolaños en una entrevista en la Cadena SER.

Al preguntarle si sospechaban que Marruecos hubiera podido estar detrás, el ministro se mostró tajante: “No tenemos ninguna información en este sentido [...] No es bueno hacer suposiciones [...] ¿Quién es? No lo sabemos. No es bueno hacer suposiciones porque podemos estar atacando a países que no tengan nada que ver. Estamos en la fase de aclarar los hechos”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS