Unidas Podemos llega a un acuerdo con ERC y EH Bildu y retiran la enmienda para prohibir los desahucios

Las formaciones consideran que ya se ha alcanzado un acuerdo dentro del Gobierno para promover la medida mediante un real decreto

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, el pasado jueves, en el Congreso.
El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, el pasado jueves, en el Congreso.Emilio Naranjo / EFE

Unidas Podemos, ERC y EH Bildu han retirado este martes la enmienda conjunta que habían presentado a los Presupuestos para prohibir los desahucios hasta el 2022, al considerar que se ha alcanzado un acuerdo dentro del Gobierno para promover esta medida a través de un real decreto, según confirman fuentes parlamentarias de Podemos. Desde la formación liderada por Iglesias se incide en que esta fórmula permitiría una entrada en vigor inmediata, mientras que si esperan a los Presupuestos solo podría empezar a aplicarse a partir del 1 de enero, como pronto. La enmienda ―que provocó un choque dentro del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos― finalmente no se votará en el trámite final de los Presupuestos en el Congreso.

Esquerra y Bildu han confirmado su retirada para “no interferir en las negociaciones del nuevo decreto y dar la opción a Unidas Podemos a que siga negociando desde dentro del Gobierno la prohibición de los desahucios y cortes de suministros básicos en la mayor brevedad posible”. Sin embargo, ambas fuerzas han decidido mantener sus propias enmiendas sobre los desahucios “con el objetivo de seguir presionando desde el Congreso” al considerar que los pasos dados hasta ahora “son del todo insuficientes”, informa Carlos E. Cué.

La enmienda que presentó Unidas Podemos con los independentistas catalanes y vascos provocó toda una tormenta a la que el vicepresidente segundo ha quitado importancia amparándose en la necesidad de consolidar la “cultura de coalición” en España y en que, las discrepancias pueden traducirse en medidas positivas para la gente. El PSOE se mostró a favor de la iniciativa, pero le incomodó que Iglesias la hubiese negociado por fuera del Gabinete y descartó que el cauce para aprobarla sean los Presupuestos Generales del Estado. Los socialistas apuntaron como posible solución al conflicto la vía que Iglesias hizo pública el pasado jueves, un decreto-ley que aprobará el Consejo de Ministros de forma inmediata. “Estará en los próximos días, no tardará más de dos semanas”, dijo Iglesias en una comparecencia en el Congreso.

El grupo parlamentario de Iglesias estuvo negociando hasta última hora del lunes para que ERC y EH Bildu accedieran a retirar la enmienda, aunque de no haber llegado a un acuerdo, Unidas Podemos podría haber retirado su firma antes de que venciera el plazo este martes por la mañana. La formación que lidera Iglesias busca evitar así el enfrentamiento parlamentario entre los socios de la coalición. Con la retirada, Unidas Podemos da por cumplido el objetivo marcado con la presentación de la enmienda, que pasaba por forzar al PSOE a negociar un mecanismo para paralizar los desalojos por la fuerza, tal y como se ha comprometido el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.

Ábalos confirmó que su departamento está trabajando en ese decreto para “extender” la actual moratoria de desahucios, vigente hasta el 31 de enero, con un plazo de tiempo mayor y también para que permita acogerse a ella a personas “en situación de vulnerabilidad social anterior a la covid”. El ministro también comentó que su intención es implicar en el decreto a ayuntamientos y comunidades. Uno de los objetivos es que esas situaciones de “vulnerabilidad social” puedan ser acreditadas por los servicios sociales de los municipios y “no queden en manos exclusivamente de los jueces”. “Estamos viendo cómo se puede hacer técnicamente posible”, anticipó el también secretario de organización del PSOE.


Más información

Lo más visto en...

Top 50