Los gemelos que han revolucionado la gastronomía italiana en España

Hace 15 años se pusieron al frente de un pequeño restaurante en Barcelona llamado Xemei. Lo convirtieron en un templo de la cocina veneciana frecuentado por ‘foodies’, modernos y celebridades internacionales como Woody Allen o Bob Dylan. Tras abrir una bodega y aterrizar en Madrid se preparan para convertirse en imperio.

Los hermanos Colombo en su restaurante Xemei, Barcelona.
Los hermanos Colombo en su restaurante Xemei, Barcelona.Jordi Adrià

Mencionar en Barcelona a los hermanos Colombo (Milán, 1976) es como mentar el santo grial en una convención de fans de las leyendas artúricas. Stefano aterrizó en la la capital catalana en 2004 y Max en 2007, y desde entonces no han dejado de generar titulares. Primero fue el Xemei, uno de los grandes restaurantes de la ciudad, con una versión de máximos de la osteria veneciana de toda la vida; luego llegó el Brutal, una bodega en el barrio del Born con el que arrancaron la fiebre por los vinos naturales y que pronto se convirtió en lugar de reunión para los fans del bar con alma foodie. Y después, sus pizzerías, su desembarco en Madrid con Il Colombo (otro restaurante con sabor veneciano) y su explosión como asesores y empresarios.

Reunir a los Colombo bajo el mismo techo es una tarea harto complicada, los dos ocupan espacios y funciones distintas. A primera vista Max sería el hombre de negocios que se ocupa de cerrar los tratos y Stefano el alma libre. Pero cuando uno pasa un rato con ellos se advierte que los papeles son intercambiables. “Todo esto comenzó porque yo empecé a llevar el Xemei para hacerle un favor a un amigo. Así que cogí las riendas con una pequeña deuda. Un año después, el restaurante estaba lleno y funcionaba bien. El problema es que nadie pagaba nada y la pequeña deuda se multiplicó por cuatro [risas]. Decidí llamar a mi hermano y contarle que tenía un pequeño problema”, explica Stefano. “Así llegué yo a Barcelona”, replica Max. De eso hace ya 15 años.

Pared evocadora del restaurante Xemei, en Barcelona, el local que dio fama a los hermanos Colombo.
Pared evocadora del restaurante Xemei, en Barcelona, el local que dio fama a los hermanos Colombo.Jordi Adrià

Este último acaba de regresar de Madrid, donde los de Milán van a abrir no una sino dos pizzerías. Además, también amplían su reinado en Barcelona con un nuevo establecimiento en el centro-centro de la ciudad, junto a la plaza de Cataluña. Todo mientras siguen afinando su gran proyecto: “Una escuela de pizzeros. Llevamos ya tiempo detrás del tema, pero todo necesita sus plazos. Va a pasar, esperemos que este mismo año”, cuenta Max.

Con el imperio ya consolidado, los italianos empiezan a dibujar ahora algo parecido a un plan. “Siempre hemos hecho un poco las cosas sin tener una hoja de ruta precisa, pero la verdad es que tenemos un culo [equivalente español a la flor] que no nos lo creemos. Mira, el primer año que abrimos el Xemei vinieron a cenar Bob Dylan y Paolo Conte. No juntos, ni en la misma mesa…, ojalá”.

Pero los Colombo no solo son muy populares en la capital catalana, su manera de hacer las cosas les ha hecho célebres en otros lugares. James Murphy, el líder de LCD Soundsystem, es un gran amigo de los italianos y nadie puede negar la influencia de estos en los bares del neoyorquino, el Four Horsemen y el Daymoves, ambos en Brooklyn. “James es un gran amigo y un habitual del Brutal cuando pasa por Barcelona”, cuentan.

Ahora los gemelos se arrancan con un pequeño local esquinero en la misma calle del bar Brutal en el que venderán aceite y pan, mientras siguen centrados en el futuro: “Ya sabes, este mundo es complicado. ¿Parar? Ya veremos [risas]’.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS