EL PULSO

Murciélago del Guadalquivir contra mosquito del Nilo

La localidad sevillana de Coria del Río convierte a los quirópteros en eficaz remedio antiinsectos

Una técnica de la empresa BRUTAL realiza mediciones de ultrasonido junto a cajas-nido de murciélagos en Coria del Río (Sevilla).
Una técnica de la empresa BRUTAL realiza mediciones de ultrasonido junto a cajas-nido de murciélagos en Coria del Río (Sevilla).PACO PUENTES / EPS

La reputación de los murciélagos había quedado tan tocada después de la presunta relación de la covid-19 con los quirópteros chinos que hacía falta una iniciativa como la que ha tomado el Ayuntamiento de Coria del Río (Sevilla) para que las prestaciones bienhechoras de estos animales resplandecieran de nuevo. Ante la inminencia del ataque de los mosquitos del Nilo, el municipio ribereño puso en marcha un plan para incrementar las colonias de murciélago común (Pipistrellus pipistrellus) y murciélago de Cabrera (Pipistrellus pygmaeus), predadores naturales de simúlidos y mosquitos.

Durante el primer confinamiento de 2020, otra plaga feroz afectó a los pobladores de Coria del Río y La Puebla del Río: el virus del Nilo, transmitido por una especie invasora llegada de África y que afectó a 76 personas, de las que 9 fallecieron. El coste ecológico de fumigar con insecticidas y otros agentes químicos habría sido tan alto que resulta digna de elogio la sensibilidad demostrada por las Administraciones municipales, autonómicas y provinciales, gobernadas, respectivamente, por Partido Andalucista, Partido Popular y PSOE.

La bióloga Sara Pinto Morales —educadora medioambiental y CEO de BRUTAL, empresa dedicada a la divulgación científica y la conservación de la biodiversidad— ha diseñado un proyecto que podría eliminar 1,2 millones de mosquitos diarios gracias a la creación de una colonia de 400 murciélagos alojados en 40 nidos distribuidos por árboles próximos al Guadalquivir y charcas de aguas estancadas. Sara Pinto Morales dirige un programa de formación por internet, donde una de las sesiones está dedicada a los “Beneficios ecosistémicos de los quirópteros”, una estrategia sostenible contra las plagas que ya ha demostrado su eficacia en los arrozales del delta del Ebro.

Llegada de nuevas especies

El empleo de murciélagos como predadores naturales de los mosquitos tigre ha demostrado ya su eficacia en Alicante, Navarra y Murcia, aunque parece inevitable que nuevas especies de mosquitos sigan llegando a Europa, porque en las grandes ciudades no hay suficientes vencejos, lagartijas o murciélagos como para erradicarlos. De ahí que hayan surgido en Europa robustas variantes de zika, dengue, malaria y otras enfermedades transmitidas por insectos. Por eso convendría repoblar las ciudades de murciélagos en lugar de eliminar sus colonias urbanas, tal como se ofrecen a hacerlo muchas empresas de control de plagas. ¿Por qué los propios Ayuntamientos no instalan cajas-nido como proponen BRUTAL y otras asociaciones medioambientales?

La Junta de Castilla-La Mancha promociona en las redes un portal para que los ciudadanos construyan refugios de murciélagos en sus casas, y en Italia, la Universidad de Florencia ha creado un prototipo de Bat-Box que ya se comercializa en supermercados para fomentar su acogida. Se trata de una estrategia medioambiental que en Canadá o Estados Unidos genera un gran volumen de negocio y permite la existencia de grandes empresas como BAT Conservation & Management o BigBatBox.

Como se puede apreciar, los murciélagos son nuestros aliados en la lucha contra especies invasoras de mosquitos, y conviene destacar a quienes se esfuerzan por difundir en España sus virtudes. Por tanto, si el curioso lector detecta nidos de murciélagos dentro de su casa, no llame a una empresa de control de plagas. Mejor coloque una caja-nido en el exterior y verá cómo se instalan solitos. Ayudará a conservar una especie protegida. Y encima no le picarán los mosquitos

Archivado En:

Recibe el boletín de EL PAÍS SemanalApúntate