El continente reporta casi 14.000 infectados y 747 fallecidos

Libia también provoca la alarma. Cientos de miles viven atrapados entre un conflicto, cada vez más intenso y la amenaza del coronavirus

Moses Dlomo celebra el domingo de Pascua confinado en su casa junto a su familia, en Pretoria, Sudáfrica. El país africano seguirá así hasta el 23 de abril para intentar evitar el contagio por coronavirus.
Moses Dlomo celebra el domingo de Pascua confinado en su casa junto a su familia, en Pretoria, Sudáfrica. El país africano seguirá así hasta el 23 de abril para intentar evitar el contagio por coronavirus.

El número de contagios de coronavirus registrado en África suma 13.814 casos y 747 fallecidos, según el último balance (19.00 de este domingo) de los Centros Africanos para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC). Sudáfrica, con 2.028 casos y 25 muertos, encabeza la lista de afectados, seguida de Egipto, Argelia, Marruecos (que congregan la mayoría de muertos), Túnez, Camerún, Senegal y Costa de Marfil. Preocupa ahora la República Democrática del Congo con la confirmación de dos fallecidos por ébola, justo cuando se esperaba declarar este lunes el fin de la epidemia al cumplirse 42 días sin casos. El peor escenario: que pudiera solaparse con la pandemia de coronavirus, que ya ha dejado 234 afectados y una veintena de muertos en el país.

Más información
Últimas noticias del coronavirus en el mundo
Así evoluciona la pandemia en América

Libia también provoca la alarma. Este domingo, el Comité Internacional de la Cruz Roja ha avisado de que cientos de miles de libios viven atrapados entre un conflicto, cada vez más intenso, entre las fuerzas del este del país y el Gobierno de Trípoli por un lado, y por la amenaza del coronavirus por otro, que podría propagarse y debilitar el frágil sistema de salud del país. El CICR ha manifestado su temor a que el virus, que ya ha dejado 25 casos confirmados y un fallecimiento, agrave el sufrimiento de las familias afectadas, que ya están luchando para satisfacer las necesidades básicas, desde refugio hasta comida, agua y atención médica. Por su parte, la organización Human Rights Watch ha hecho un llamamiento al gobierno de Camerún para que garantice los derechos humanos de las poblaciones afectadas por la violencia de Boko Haram. El coronavirus complica aún más el trabajo de las ONG que apoyan a poblaciones vulnerables en África subsahariana, donde, según la ONU, 76 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para vivir.

El contagio crece aparentemente lento (según los datos que se reportan y a falta de pruebas) en un contexto dificilísimo de pobreza extendida e imposibilidad de mantener siquiera las medidas de distanciamiento social, menos las de abastecimiento de alimentos o la supervivencia de millones de familias que viven al día en el sector informal, lo que se llama economía hand to mouth, de la mano a la boca. El número total de camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI) disponibles para luchar contra la COVID19 en 43 países africanos es inferior a 5.000 y el número de respiradores funcionales en 41 países africanos es menor a 2.000, según la Organización Mundial de la Salud. El Banco Mundial ha publicado una investigación pesimista en la que pronostica que, por primera vez en 25 años, África subsahariana entrará en recesión este 2020.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS