Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacha Baron Cohen acusa a Mark Zuckerberg de convertir a Facebook en una “máquina de propaganda para el odio”

El cómico ha criticado a los responsables de Google, YouTube y Twitter, entre otros, a los que denominó "los Silicon Six", por su "imperialismo ideológico"

sacha baron cohen
Sacha Baron Cohen, en Hollywood en agosto. CORDON PRESS

"Si Facebook hubiera existido en la década de 1930, a Hitler se le habría permitido publicar anuncios contra los judíos". La frase la ha pronunciado el actor Sacha Baron Cohen, quien critica abiertamente a Mark Zuckerberg por no verificar los anuncios políticos de su plataforma a la vez que asegura que las compañías tecnológicas son "la mejor máquina de propaganda para el odio".

El actor fue el encargado de pronunciar el discurso de apertura de la gala de la Liga Anti-Difamación, celebrada en Nueva York el pasado jueves por la noche. Baron Cohen aprovechó su intervención para señalar al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, y a los jefes de otros gigantes tecnológicos, incluidos Twitter, YouTube y Google.

Cohen sostiene que Facebook ha permitido a los grupos de odio moverse a través de esta plataforma para difundir propaganda que ha provocado un aumento de la violencia. Por ello hizo un llamamiento a las compañías tecnológicas para que eliminen a los supremacistas blancos y las noticias falsas. Cohen también exigió que los gobiernos tomen medidas para regular a las compañías tecnológicas y evitar que difundan la desinformación. Zuckerberg está siendo criticado desde que anunció que Facebook no verificaría los anuncios políticos durante la próxima campaña presidencial estadounidense.

Baron Cohen es conocido por muchos nombres, casi todos ellos personajes irreverentes cuyo objetivo ha sido el de sacar a la luz la hipocresía de la sociedad y, sobre todo, de los políticos estadounidenses.

Mark Zuckerberg, el 23 de octubre en Washington.
Mark Zuckerberg, el 23 de octubre en Washington. CORDON PRESS

El cómico, además de criticar a Zuckerberg, tuvo duras palabras para otros cinco ejecutivos de tecnología, a quienes denominó colectivamente como "los Silicon Six", un grupo que incluye al CEO de Google, Sundar Pichai; a los cofundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin; a la CEO de YouTube, Susan Wojcicki; y al CEO de Twitter, Jack Dorsey.

"Los Silicon Six, todos multimillonarios, todos estadounidenses, se preocupan más por aumentar el precio de sus acciones que por proteger la democracia", dijo Cohen. "Este es el imperialismo ideológico: seis individuos no electos en Silicon Valley que imponen su visión al resto del mundo, no rinden cuentas ante ningún gobierno y actúan como si estuvieran fuera del alcance de la ley. Es como si viviéramos en el Imperio Romano y Mark Zuckerberg fuera el César", dijo. Y luego en tono de broma añadió: "Al menos eso explicaría su corte de pelo".

Cohen reprochó a Zuckerberg y Google por no tomar medidas contra los negacionistas del Holocausto en las redes sociales. "Todavía hay negacionistas del Holocausto en Facebook, y Google todavía lleva a los sitios donde se niega el Holocausto. En Internet todo puede parecer igualmente legítimo", dijo Cohen.

Durante este acto, celebrado en Nueva York, el actor judío fue distinguido por la Liga Antidifamación (ADL, por sus siglas en inglés) por su "visión, imaginación y creatividad". Cohen, quien recientemente interpretó al fallecido espía israelí Eli Cohen en una serie de Netflix, recibió el Premio Internacional de Liderazgo durante la cumbre sobre antisemitismo y odio Never is Now (Nunca es ahora), de la organización de derechos civiles.

"Baron Cohen ha utilizado el humor y la sátira para exponer los prejuicios inherentes de las personas al representar a racistas, antisemitas, neonazis, islamófobos y otros como personas ordinarias y profundamente defectuosas cuyos prejuicios son, en última instancia, irrisorios”, dijo la ADL en un comunicado. "Como celebridad y figura pública, no tiene miedo de enfrentarse a temas difíciles fuera de la pantalla, ya que recientemente habló sobre el fracaso de las compañías de medios sociales para abordar adecuadamente el racismo, el antisemitismo y el odio desenfrenados en sus plataformas".

El director ejecutivo de ADL, Jonathan Greenblatt, dijo en la declaración que los personajes de Cohen "ayudan a exponer cuán comunes son los prejuicios en nuestra sociedad y nuestro mundo". "Hay muchas maneras de combatir los prejuicios, y la educación, la exposición y la conciencia contra el prejuicio son herramientas importantes. Pero hay otras formas más poco ortodoxas de luchar contra el odio", dijo Greenblatt. "Los divertidos personajes de Sacha entran en esa última categoría. Desafían los límites. Cruzan fronteras. Evocan estereotipos y tropos, pero para un efecto cómico".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información