Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Hay algún otro ser vivo en el planeta que haya hecho un cambio de género?

En el reino animal, en otras especies que no son la nuestra, lo que hay es un cambio de sexo que, en ocasiones, está predeterminado genéticamente y que se llama hermafroditismo

Un pez payaso cuida de sus crías en Amami Oshima Island, Japón. VÍDEO: GETTY IMAGES

Lo primero que hay que decir es que el concepto de género solo es atribuible a la especie humana porque se trata de un constructo social simbólico. Son las atribuciones que se dan a un sexo y a otro y que suelen caer en estereotipos (rosa/azul, débil/fuerte, etc…). El género son aquellas características aceptadas tanto social como culturalmente y que definen la expresión de la identidad sexual de las personas. Es un concepto dinámico que en el pasado se ha basado en estereotipos de los que vamos arrastrando comportamientos no adaptativos a este momento de la historia. Pero no solo el concepto de género ha cambiado a lo largo de la historia, también el género de un individuo puede cambiar a lo largo de su vida. Y como se trata de una construcción social y cultural podríamos decir que solo la especie humana tiene género.

El sexo biológico es el conjunto de información cromosómica, órganos genitales, capacidad reproductiva y características biológicas de los individuos de una especie que dividen a esta en individuos machos e individuos hembras. Aunque como veremos más adelante esto es una simplificación de la realidad porque la diversidad es mayor que esa división binaria.

Pero si miras estas dos definiciones, género y sexo, verás que no es posible que haya cambio de género en ninguna otra especie que no sea humana. Entiendo que a lo que te refieres en tu pregunta es al cambio de sexo, a la transexualidad.

En humanos la transexualidad se produce cuando una persona tiene una identidad sexual distinta a la que se le asignó al nacer. En algunos casos, además, estas personas pueden sufrir lo que se llama disforia de género y que consiste en aversión hacia los genitales con los que se ha nacido. Pero no todas las personas transexuales tienen disforia de género, ni siquiera entre las personas transexuales que se han sometido a una operación de reasignación de sexo.

Un pez payaso sale de su anémona.
Un pez payaso sale de su anémona.

En el reino animal, en otras especies que no son la nuestra, lo que hay es un cambio de sexo que, en ocasiones, está predeterminado genéticamente y que se llama hermafroditismo. Este hermafroditismo se da en unas pocas especies: sobre todo de crustáceos, moluscos y peces. La diferencia entre el hermafroditismo y la transexualidad es que esta segunda consiste en cambiar de un sexo a otro sin que haya cambio genético. Los animales hermafroditas nacen con la posibilidad genética de los dos sexos y serán machos o hembras dependiendo de las presiones medioambientales o sociales. Por ejemplo, en el caso del pez payaso que es muy conocido por la película Buscando a Nemo, las presiones que actúan en esta especie para el cambio de sexo son sociales. El pez payaso vive en grupos de machos con una hembra que suele ser más grande. Cuando por cualquier circunstancia muere la hembra, el macho de mayor tamaño asume el papel de hembra. Genéticamente estos peces son a la vez macho y hembra aunque en el grupo social haya muchos más machos que hembras. Cuando la hembra reproductora muere, el macho de mayo tamaño comienza a ser la nueva hembra procreadora y otro macho toma el papel de macho procreador.

También es muy frecuente el cambio de sexo en los anfibios, en sapos y ranas. En este caso no se trata de hermafroditismo sino del efecto que tienen sobre sus organismos algunos tóxicos medioambientales. Algunos productos de grupos químicos que tienen características parecidas a las hormonas, como el DDT y algunos otros pesticidas y fungicidas, afectan mucho a los anfibios, les producen cambios hormonales que llevan al cambio de sexo. Estos mismos tóxicos ambientales pueden llegar a afectar también la función hormonal reproductora en las personas pero en ellas no provoca el cambio de sexo.

Así que la respuesta a tu pregunta es que sí, hay otras especies animales además de la humana en las que se producen cambios de sexo.

María Cruz Rodríguez del Cerro es catedrática de Psicobiología de la UNED.

Pregunta enviada vía email por Daniel RT

Nosotras respondemos es un consultorio científico semanal, patrocinado por la Fundación Dr. Antoni Esteve, que contesta a las dudas de los lectores sobre ciencia y tecnología. Son científicas y tecnólogas, socias de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas), las que responden a esas dudas. Envía tus preguntas a nosotrasrespondemos@gmail.com o por Twitter #nosotrasrespondemos.

Coordinación y redacción: Victoria Toro

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información