Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paula Echevarría y David Bustamante, así están las cosas al cumplirse un año de su divorcio

La actriz y el cantante tienen nuevas parejas pero intentan encontrar un nuevo camino profesional

Paula Echevarria y Bustamante divorciados
Paula Echevarría y Miguel Torres y, a la derecha, Yana Olina y David Bustamante.

Un año después de oficializar su divorcio parece que las aguas entre Paula Echevarría y David Bustamante se han calmado. Atrás quedaron los zascas o indirectas en sus redes sociales o eventos públicos, las exclusivas en revistas o las “pelotas en los tejados” de cada uno y, ahora, ambos viven sus vidas por separado, aparentemente felices. La actriz con su pareja, el futbolista Miguel Torres; y el cantante con la bailarina Yana Olina, con quien se le ha vuelto a ver por las calles de Gijón en actitud cariñosa. Además de su buena situación sentimental, Bustamante y Echevarría siguen unidos por lo que más aprecian: su hija Daniella, de 10 años. Como los dos han comentado en varias ocasiones y también han mostrado en sus redes sociales, por ella son capaces de disfrutar juntos como si siguieran siendo una familia unida.

Una unión que se rompía de manera oficial el 21 de marzo de hace un año, cuando la actriz y el cantante hacían público un comunicado a través de la revista ¡Hola!, aunque entonces ya llevaban más de un año separados. “Habiendo transcurrido 14 meses desde que se puso fin a la convivencia, queremos comunicar, con el fin de terminar con cualquier tipo de especulación, que hemos firmado el acuerdo de divorcio", decía la escueta nota de la expareja. Así ponían fin no solo a sus 12 años de matrimonio, sino también a una situación que se había vuelto casi insostenible de sibilinos ataques mutuos.

Desde entonces, Echevarría ha dejado de esconder al futbolista Miguel Torres, cuyo noviazgo confirmó pocos días antes de la firma del divorcio. Su relación comenzó unos meses antes, a principios de 2018, y a distancia. Primero por teléfono y luego con varios encuentros. Tras la presentación a su hija Daniella, la actriz dejó florecer sus sentimientos en Instagram y empezó a presumir de novio en Instagram. La primera foto que publicó en esta red social fue a finales de marzo, con una imagen de una cena con amigos en un restaurante madrileño a la que no faltó el futbolista. Tras esto, llegaron las primeras vacaciones, las celebraciones de cumpleaños y los mensajes de amor que se dedican mutuamente. Este último fin de semana han vuelto a acortar la distancia que a ambos les separa y han disfrutado de unos días románticos en Marbella, junto a la compañía de la pequeña Daniella.

No ha sido tan fácil sin embargo para Bustamante, que desde el principio quedó como el gran perdedor. Desde su faceta más violenta debido la persecución mediática que sufrió durante meses, hasta su declive profesional, pasando incluso por una transformación física. El intérprete de Lo pide el alma se abandonó, perdió su cuidado cuerpo, cambió su forma de vestirse y su voz se resintió por no llevar una vida tan disciplinada como antes, lo que le llevó a cancelar varios conciertos alegando motivos de salud. Además, decidió dejar de seguir a su exmujer en Instagram para mantenerse alejado de sus publicaciones, mientras que ella aún sí está entre los 1,3 millones seguidores del cantante.

Un gran bache del que, parece, ha conseguido salir. El artista cántabro, de 37 años, ha recuperado la sonrisa, se ha vuelto a poner las pilas respecto a su físico, ha vuelto a aparecer en televisión -es asistente del jurado en el programa La Voz de Antena 3- y ha retomado su maltrecha carrera musical con un nuevo disco, Héroes en tiempos de guerra, cuyo primer concierto de la gira fue este fin de semana, en Gijón. Allí acudió la bailarina rusa Yana Olina, quien fue su compañera en el programa Bailando con las estrellas y, aunque nunca hubo confirmación oficial, parece que durante meses mantuvieron algo más que una amistad.

Ver esta publicación en Instagram

Noche de emociones fuertes en #LaVozAsaltos3!

Una publicación compartida de David Bustamante (@davibusta) el

Esta supuesta relación terminó el pasado noviembre, pero según publica este miércoles la revista ¡Hola!, el cantante y la bailarina se han vuelto a ver. Ella le ha acompañado a Gijón, donde le vio actuar desde el palco VIP, y horas antes del concierto, la pareja paseó abrazada por la ciudad asturiana. Según añade la publicación, una vez terminado el concierto pusieron rumbo a San Vicente de la Barquera, donde celebraron sus respectivos cumpleaños —Olina cumplió 31 años el pasado 21 de marzo y Bustamante el día 25— junto a la familia y amigos del cantante. En todo este tiempo, la bailarina rusa se ha convertido en uno de los grandes apoyos del artista cántabro, y por ello, Bustamante quiso dedicarle su último trabajo. “A Yana, capaz de hacerme volver a creer en la bondad, el desinterés y descubrirme lo que se siente al ser amado”, escribió el artista en el libro que acompaña el disco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información