Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'fast food' y el residuo cero

130.000 firmas en Francia para que McDonald's abandone el material desechable

El 'fast food' y el residuo cero Ampliar foto

La petición en Change.org ha sido iniciada por una joven de 24 años. Los jóvenes, parece ser, están despertando y de qué manera a la conciencia ecológica, y utilizan todos los medios a su alcance para (con)vencer a los otros del interés de avanzar hacia la transición ecológica.

Marine, la iniciadora de la petición, cuenta que no es asidua de los locales de fast food porque la comida le parece demasiado grasa, calórica y no siempre encuentra una opción vegetariana. Un día sin embargo fue a un McDonald’s por acompañar a sus amigos y comprobó con estupor la cantidad de embalajes que iban a acabar pocos minutos después en la basura, y encima en la basura incorrecta. Cuando publico este post la petición ha conseguido 130.254 firmas (incluida la mía).

McDonald’s produce más de 1 kg. de desechos cada segundo en sus restaurantes franceses

La ley, y no sólo el pueblo, están del lado de Marine y su conciencia ecológica. En Francia un decreto del 10 de marzo del 2016 obliga a los fast food (entre otros) a tirar cada desecho en el contenedor que le corresponde. Zero Waste Francia hizo público un estudio en 2017, que lleva el parlante título de McDonald’s: una política de desechos a contracorriente de la economía circular. Más claro, el agua. Según se desprende del informe, el 96% de los restaurantes de fast food no aplican el consabido decreto. Se lee también en el documento que McDonald’s produce más de 1 kg. de desechos cada segundo en sus restaurantes franceses. De hecho Francia es el segundo mercado mundial para la enseña después de los Estados Unidos en términos de volumen de negocio.

A principios del 2019 McDonald’s se comprometió a suprimir las pajitas, lo que para Marine es “un esfuerzo pequeño a la vista de la magnitud del problema”. Marine sugiere al gigante de la hamburguesa americano posibles soluciones: utilizar vajilla, simplemente; o buscar embalajes reutilizables; cobrar un importe por el embalaje u optar por alguno que sea biodegradable.

El gobierno convocó el pasado mes de enero a representantes de McDonald’s, Burger King y Starbucks y les dio de ultimátum para que hagan cumplir la ley en sus establecimientos antes de finales de marzo. ¿Conseguirán los jóvenes, dejando sus centros de estudio, echándose a la calle y boicoteando las grandes enseñas agroalimentarias poner fin al desastre climático que se avecina?

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información