Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por fin, un homenaje

Pedro Sánchez ha visitado este domingo en Francia las tumbas de Antonio Machado y Manuel Azaña. Han tenido que pasar siete presidentes de Gobiernos democráticos de tres partidos políticos diferentes para que se haya producido este reconocimiento a quienes, mientras les echaban, pedían para su país paz, piedad y perdón. A quienes nos regalaron las palabras siempre justas para entendernos como españoles y para dirimir nuestras diferencias. Sánchez ha ido a hacer política, que es lo que debe hacer el presidente de un país. Política que hace que nos sintamos orgullosos de ser españoles. Política para rendir, por fin, un merecido homenaje institucional a dos de las principales figuras de España en el siglo XX.

Francisco Rivadulla Fernández. A Coruña

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >