Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Alfonso de Borbón, un español de pro que quiere hijos estadounidenses

El bisnieto del dictador Franco, muy activo en redes sociales defendiendo la unidad de España y el legado de su familia, se trasladó a Nueva York con su familia para que su cuarto hijo tenga esa nacionalidad

Luis Alfonso de Borbon hijos
Luis Alfonso de Borbón y su esposa, Margarita Vargas, durante un acto en Madrid el pasado noviembre. Cordon Press

Luis Alfonso de Borbón, el bisnieto del dictador Franco, ha asumido en el último año un gran protagonismo como defensor de los valores de la familia. El hijo de Carmen Martínez-Bordiú y Alfonso de Borbón, había mantenido durante toda su vida un perfil bajo respecto a sus ideas políticas, pero la muerte de su abuela, Carmen Franco a finales de diciembre de 2017, cambió radicalmente su forma de comportarse públicamente. Desde entonces, y espoleado probablemente por el conflicto catalán, la boca se le llena de frases sobre la unidad de España, el futuro de España, los políticos de España, la religión en España...

Pero a la hora de decidir dónde conviene que nazcan sus hijos, España se le queda pequeña a quien los legitimistas franceses consideran el heredero del inexistente trono de Francia. El pasado 1 de febrero, llegó al mundo su cuarto hijo, Enrique de Jesús, y lo hizo en Nueva York, donde la familia se había trasladado después de las fiestas navideñas para esperar el nacimiento del niño.

Con este movimiento, el nuevo hijo de Luis Alfonso de Borbón y la venezolana Margarita Vargas, 44 y 35 años respectivamente, adquiere automáticamente la ciudadanía estadounidense de pleno derecho y desde el momento de su nacimiento. Lo mismo ha ocurrido con sus otros tres hijos, Eugenia, de 11 años, y los mellizos Luis y Alfonso, de ocho, que también nacieron es Estados Unidos, donde sus padres vivieron una temporada después de su matrimonio, celebrado el 6 de noviembre de 2004 en República Dominicana.

De esta forma, sus cuatro hijos, tienen la doble nacionalidad, la española de origen por ser descendientes directos de madre o padre español, y la estadounidense por haber nacido en ese país. La pareja posee un apartamento en Nueva York y, según la enmienda 14 de la Constitución de EE UU, todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanas de este país. Un reconocimiento que requiere sacar cuanto antes el certificado de nacimiento del bebé y su pasaporte, especialmente si va a salir del país. Un hecho que en el pasado podía suponer la pérdida de la nacionalidad, pero que en la actualidad se mantiene aunque el niño resida en otro país o adquiera una nacionalidad diferente de la estadounidense.

Luis Alfonso de Borbón está centrado desde hace años en el mundo de las finanzas y los negocios. Licenciado en empresariales, máster en finanzas y con un MBA en el IESE Business School, está ligado al Banco Occidental de Descuento, donde es vicepresidente internacional. Se trata de una de las entidades bancarias más importantes de Venezuela y es propiedad de su suegro, Víctor Vargas Irausquín, a quien se le calcula una fortuna de más de 850 millones de euros que muchos venezolanos atribuyen en parte a los beneficiosos contratos petroleros conseguidos gracias a su amistad con Hugo Chávez. Una relación que no le impidió mantener entonces, ni ahora con Nicolás Maduro en el poder, el halo de un cierto espíritu opositor y el centro cultural BOD que reúne a esa sociedad plural venezolana que caracterizaba al país antes del chavismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >