Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro décadas marcando el paso de la innovación

Cuatro décadas marcando el paso de la innovación

Dentro de la labor filantrópica de la firma suiza, en 1976 se instauraron unos galardones que buscan facilitar proyectos de todo tipo que buscan mejorar las condiciones de vida en distintas partes del mundo.

En 1926, Rolex anunciaba el nacimiento del Oyster, el primer reloj de pulsera hermético del mundo. Sus avances tecnológicos ayudaron a cumplir gestas deportivas y de aventura hasta entonces inimaginables. El espíritu de avance estaba inscrito en el ADN de la firma, por lo que cuando se cumplió el 50 aniversario del Oyster, André Heiniger, entonces presidente de Rolex, decidió hacer honor al espíritu filantrópico del fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, y crear unos galardones que apoyasen a aquellos que busquen innovar en su campo de conocimiento por un bien común. Habían nacido los Premios Rolex a la Iniciativa.

Cuatro décadas marcando el paso de la innovación

Estos reconocimientos abarcan cinco grandes áreas de conocimiento: medio ambiente, patrimonio cultural, ciencia y salud, exploración y técnicas aplicadas. En todos ellos por igual se valora el compromiso, el ingenio y el afán de mejorar que también caracteriza a la marca. La primera edición de los premios, en 1976, recibió más de 3.000 candidaturas procedentes de 102 países distintos. Dos años más tarde tuvo lugar en Ginebra la primera ceremonia de premios, en la que cinco proyectos fueron galardonados, que permitieron desempeñar su labor en campos como el medio ambiente, la ciencia o la exploración.

Tres años más tarde, en 1981, un jurado del que formaban parte el vulcanólogo Haroun Tazieff, la oceanógrafa Sylvia Earle y Lord Hunt, explorador que lideró la primera expedición con éxito al Everest, seleccionó a los segundos ganadores. En 1996, debido al éxito del programa, se decidió que los premios pasasen a tener una periodicidad bianual.

Cuatro décadas marcando el paso de la innovación

Otro gran cambio llegó el inicio del s XXI. Rolex instauró una tradición con una ceremonia que celebrase el talento y la capacidad innovadora de los galardonados. Desde esa primera gran gala en Nueva York, ciudades como Londres, Tokio, París, Singapur, Dubái, Nueva Delhi y Los Ángeles. Como parte de su evolución, siempre atenta a las nuevas iniciativas, en 2010 surge la categoría Laureados Jóvenes, para alentar aquellos proyectos liderados por personas menores de 30 años.

Otra fecha clave fue 2016, año del 40 aniversario del programa. A través de esas cuatro décadas, Rolex ha ayudado a crear una comunidad de Laureados que, en muchas ocasiones, les brinda la oportunidad de trabajar juntos y compartir conocimientos más allá de los propios galardones. Ahora, pasado ese aniversario, la iniciativa sigue premiando y buscando aquellos talentos que representan los valores humanos que les caracterizan desde sus comienzos.