Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maggie Civantos: “Hay miedo al poder de la mujer”

La actriz amadrina ‘Safe in Nairobi’ y ‘Libres’, dos proyectos de la ONG Save a girl save a generation que busca educar y concienciar sobre la importancia de erradicar la mutilación genital femenina

Maggie Civantos en Madrid este mes de agosto.
Maggie Civantos en Madrid este mes de agosto.

“Todo lo que es visceral es muy potente. Los deseos de una mujer son potentes. El instinto de una mujer es muy potente. Todos estos elementos son los que ha intentado eliminar el sistema patriarcal y han intentado llenarlo de mentiras. Este comportamiento no responde a ninguna religión, sino a una tradición creada para el sometimiento de la mujer. Hay miedo al poder de la mujer”. Lo dice la actriz Maggie Civantos (Málaga, 1984), madrina de Safe in Nairobi y Libres: proyectos de la ONG Save a girl save a generation que busca educar y concienciar sobre la importancia de erradicar la mutilación genital femenina (MGF).

Carambolas del destino, un viaje a Vietnam fue lo que despertó el interés y la sensibilización de Maggie Civantos respecto a la ablación. Una conversación casual con una mujer de la zona adquirió más peso cuando ésta le relató que la ablación —una práctica que lesiona el órgano sexual femenino por viejas creencias fundamentadas en la castidad, en la fidelidad y en la preservación de la feminidad— seguía llevándose a cabo a día de hoy. Civantos lo explica: “Me parecía tremendo que eso siguiera sucediendo. Al día siguiente [de la conversación] me llamó Asha para ser madrina del proyecto. Le dije que sí, que estaba absolutamente sensibilizada con el tema. Como mujer me toca hacer algo y ayudar”.

Maggie Civantos y Asha Ismail, fundadora y presidenta de la ONG Save a girl save a generation. ampliar foto
Maggie Civantos y Asha Ismail, fundadora y presidenta de la ONG Save a girl save a generation.

Civantos se refiere a Asha Ismail, fundadora y presidenta de la ONG Save a Girl Save a Generation. Fue mutilada por su abuela a los cinco años; después, con apenas 20, se casó mediante matrimonio concertado. Tras meses de convivencia con su marido, impuesto en Somalia, decidió escapar de ese infierno y volvió a Kenia, su lugar de origen. Su hija quedó atrapada en Somalia cuando en 1991 estalló la guerra que sigue hasta hoy, aunque finalmente pudo recuperarla en la frontera con Kenia, en el campo de refugiados de Dadaab. Y allí, en Kenia, trabajó con varias organizaciones y comenzó su lucha particular contra la mutilación genital femenina. Así nació la carrera como activista de Ismail, que se trasladó a vivir a Madrid hace casi dos décadas y, en 2008, decidió fundar la ONG.

Las niñas libres de hoy, las mujeres poderosas de mañana

Civantos, consciente de su “visibilidad” gracias a su trabajo —además de participar en dos de las series más populares de los últimos años cuenta con cientos de miles de fans en redes sociales [526.000 en Instagram, por ejemplo]— confiesa que la participación en este proyecto surgió por sentirse “identificada” con él. La actriz relata cómo nació Libres, la exposición fotográfica enmarcada dentro de Safe in Nairobi: “Me reuní con Asha y con su hija Hayat, que también llevó a sus hijas, y ese mismo día la campaña empezó a tomar forma. Cuando salí de la reunión llamé al fotógrafo Sergio Lardiez y le dije que teníamos que hacer algo".

Asha Ismail, fundadora y presidenta de la ONG Save a girl save a generation, junto a su hija y sus nietas. ampliar foto
Asha Ismail, fundadora y presidenta de la ONG Save a girl save a generation, junto a su hija y sus nietas.

Bajo el manto de la fotografía en blanco y negro, Libres celebra el cuerpo de la mujer a través de imágenes que muestran a madres, hijas y abuelas. Civantos y Marisa Paredes, Aura Garrido, Lydia Bosch o Marta Hazas son algunas de las mujeres que no han dudado en posar desnudas para recaudar fondos para la ONG,

Esta exposición (cuyas obras no están en venta) podrá verse del 14 de septiembre al 23 de octubre en la galería madrileña Modus Operandi, donde también habrán charlas y conciertos en acústico. El acceso al espacio se realizará con una donación a voluntad y, como colofón a la exposición, se celebrará un gran concierto en una sala de Madrid con artistas que de momento han preferido no desvelar. Lo recaudado se destinará a la creación de un centro educativo y refugio en Nairobi para 25 niñas. “En el centro se pretende que haya voluntarios que participen en la educación de las niñas y se cree un sistema de autoabastecimiento. Necesitamos que ellas mismas generen sus propios recursos económicos para que el centro pueda sostenerse”, comenta la actriz.

Uno de los principales objetivos es concienciar sobre esta práctica que ya han padecido 200 millones de mujeres —cifra del último informe del pasado mes de enero de la organización Mundial de la Salud—, sobre todo en países de África, Asia y Oriente Medio. Y Civantos está convencida de que debe hacerse de forma distinta: “En África, por ejemplo, lo puede hacer Asha. Probablemente, las niñas con las que se lleve a cabo el proyecto ya habrán sido mutiladas, puesto que la ablación se realiza cuando son muy pequeñas: entre los dos y los siete años. A estas niñas, a las que se les puede dar una educación y la libertad de elegir, serán mujeres que entenderán que la mutilación no es purificación sino un invento de un sistema que quiere dominarlas”. Y prosigue: “Como mujer española yo no puedo lanzar un mensaje allí, pero la solución, para mí, siempre pasa por la educación. Por eso creo en este proyecto y en que podamos recaudar el máximo posible para ofrecer un futuro a las niñas”.

Sobre la mutilación genital femenina

Según la Organización Mundial de la Salud, la práctica de la mutilación genital femenina cambia de una región a otra y de una época a otra, aunque siempre responde a una mezcla de factores socioculturales sustentados por las familias o las comunidades. Ya han padecido esta práctica atroz 200 millones de mujeres en todo el mundo, y puede clasificarse en cuatro tipologías.

Clitoridectomía. Resección [ es una operación quirúrgica por la que se separara total o parcialmente uno o varios órganos o tejidos del cuerpo] parcial o total del clítoris (órgano pequeño, sensible y eréctil de los genitales femeninos) y, en casos muy infrecuentes, solo del prepucio (pliegue de piel que rodea el clítoris).

Excisión. Resección parcial o total del clítoris y los labios menores (pliegues internos de la vulva), con o sin excisión de los labios mayores (pliegues cutáneos externos de la vulva).

Infibulación. Estrechamiento de la abertura vaginal, que se sella procediendo a cortar y recolocar los labios menores o mayores, a veces cosiéndolos, con o sin resección del clítoris (clitoridectomía).

Procedimientos lesivos de los genitales externos con fines no médicos. Perforación, incisión, raspado o cauterización de la zona genital.

Más información