Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El reciclaje del gazpacho

gazpacho
Food Stylist & asistente de arte: Patricia del Moral / Agradecimientos: Inés García, The Client, Iván Smith, Tx-Lab, Cenital y Marina Vibot

UNA MITAD DEL mundo está compuesta por idiotas, y la otra, por gente lo suficientemente lista para aprovecharse de ello”, dijo Walter Kerr. Ahora mismo, en este preciso momento, esa segunda mitad del mundo está tratando de convencer a la primera de que tome lo que le han puesto en el plato. Nadie sabe quién creó el gazpacho, cuál es su receta “original” ni de dónde viene su nombre, cosa que estimula la imaginación febril de algunos cocineros. El reciclaje del gazpacho en una sopa fría susceptible de contener aguacates, melón, uvas, fresas, mariscos, trozos de tomate enteros o frambuesas pone de manifiesto varios fenómenos que se superponen: cierta aspiración a una “modernidad tradicional” por parte de la sociedad ­española, la paciencia infinita del cliente promedio de restaurantes en este país, la singularidad del hecho de que vivimos en un mundo en el que cada vez que algo funciona, alguien intenta repararlo. Así nos va.

Más información