Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Màxim Huerta y otros famosos que han tenido problemas con Hacienda

Cambiar el domicilio fiscal o utilizar sociedades para eludir impuestos son los principales motivos por los que Imanol Arias, Shakira, Ronaldo, Messi o Bibiana Fernández se han enfrentado al fisco

Shakira, Cristiano Ronaldo y Arantxa Sánchez-Vicario.
Shakira, Cristiano Ronaldo y Arantxa Sánchez-Vicario. GTRESONLINE

La situación tributaria del recién nombrado ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta, es muy parecida a la que han tenido que afrontar otros conocidos artistas, deportistas, presentadores, periodistas y profesionales que han creado sociedades para conseguir una reducción de los impuestos que debían abonar a Hacienda. Casi todos ellos han esgrimido el mismo argumento: no han cometido ningún delito, lo que ha habido ha sido un cambio de criterio de Hacienda. O “siempre hago mis declaraciones de impuestos, lo que les pido a mis asesores es que lo tengan todo al día y correctamente pagado porque no quiero problemas”, como manifestó en su día el futbolista Cristiano Ronaldo.

Todos ellos niegan una intención defraudatoria, la existencia de mala fe, pero Hacienda no opina lo mismo y califica Y también en casi todos los casos, Hacienda considera que no ha habido cambio de criterio por su parte y que muchos profesionales han creado sociedades, vacías, sin actividad con la única intención de pagar menos impuestos y evitar la progresividad del IRPF, además de poderse deducir gastos que de otra manera no les correspondería.

Además de Cristiano Ronaldo que continúa su pleito con la agencia tributaria que mantiene contra él la vía penal y le acusa de ocultar 14.7 millones de euros entre 2011 y 2014 en relación a sus derechos de imagen, también se encontró en una situación similar el jugador del Barcelona, Lionel Messi. El deportista y su padre fueron juzgados por defraudar 4,1 millones de euros durante los ejercicios 2007, 2008 y 2009, periódico durante el que el argentino no tributó en España los ingresos de 10,1 millones que cobró en concepto de derechos de imagen. El caso se resolvió pagando ambos la totalidad del dinero exigido más la multa correspondiente y una cantidad anexa para eludir la pena de cárcel que en el caso del delantero del Barcelona ascendía a 21 meses de prisión.

La fiscalía de Barcelona también prorrogó el pasado mes de mayo, las diligencias contra la cantante colombiana Shakira, referidas a la investigación sobre fraude entre 2011 y 2014, período en el que fingió residir en el paraíso fiscal de Bahamas para eludir impuestos en España. La intérprete ya había abonado más de 20 millones de euros a Hacienda por el ejercicio correspondiente a 201. Aún queda pendiente tres ejercicios fiscales, en los que la agencia tributaria calcula que evadió otros 10 millones de euros.

Lionel Messi, Bibiana Fernández e Imanol Arias.
Lionel Messi, Bibiana Fernández e Imanol Arias. GTRESONLINE

De menor cuantía, pero igualmente intrincados para los implicados, han sido otros casos pasados y recientes. Ya histórica es la petición que hizo Lola Flores a los españoles para que le ayudaran a pagar su deuda con el fisco. Fue la primera famosa del país protagonista de una sanción ejemplar de 52 millones de pesetas defraudados, 96 en concepto de multa y petición de dos años y un mes de prisión. Todo por no presentar la declaración de la renta de los años 1982 a 1985.

Bertín Osborne, Ana Torroja, Montserrat Caballé, la tenista Arantxa Sánchez Vicario, Javier Bardem o el motorista Dani Pedrosa, son algunos de los rostros conocidos que han tenido que enfrentarse, en diversas cuantías y por diversos motivos, a las reclamaciones del fisco español.

No se ha librado ni el admirado Rafael Nadal, convertido en héroe patrio por su tesón, prudencia y también por haber alcanzado el Olimpo del torneo de Roland Garrós con 11 victorias a lo largo de su carrera. Pero él también tuvo que reconocer que mal aconsejado domicilió varias sociedades en el País Vasco entre 2005 y 2011 sin que tuvieran allí su actividad. El tenista negó haber cometido ninguna irregularidad fiscal y a finales de 2012 cambió el domicilio de las sociedades a Manacor (Baleares).

También recientes en el recuerdo están los casos de Bibiana Fernández, que el pasado verano tuvo que vender su domicilio de Madrid y desprenderse de dos pisos en Málaga para sanear su economía y centrarse en una nueva vida sin deudas tributarias. Un camino similar al que siguió Imanol Arias que declaró en una entrevista que concedió en Argentina que había vendido todo para quedar en paz con el fisco. “No era consciente de lo sucedido, pero soy responsable. No debo, ni quiero entrar en conflictos en mi país”, dijo el protagonista de Cuéntame que desde el primer momento se mostró dispuesto a abonar hasta el último céntimo de los 4,9 millones de euros correspondientes a los ejercicios entre 2005 y 2014.

Su compañera de serie, Ana Duato, también fue acusada de defraudar casi tres millones de euros, la mayoría referidos a su trabajo en Cuéntame, utilizando una estructura de sociedades opacas creadas por un despacho de abogados. La actriz fue acusada de no haber tributado 794.389 entre 2010 y 2012.