Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta es la dieta para ser un ángel de Victoria's Secret

Un menú sano, entrenamiento pautado y métodos para combatir el estrés son las claves para tener un cuerpo como el de Bella Hadid o Adriana Lima

Candice Swanepoel, Alessandra Ambrossio y Lais Ribeiro.
Candice Swanepoel, Alessandra Ambrossio y Lais Ribeiro.

Ha comenzado la cuenta atrás para el desfile de moda anual de Victoria's Secret, una señal de ello es que las modelos ya han iniciado su rutina de dieta y entrenamiento para estar perfectas para ese día. La entrenadora Tracey Anderson en Nueva York  y el gimnasio de Los Ángeles Gotham Gym son los centros a los que acuden las top. Pero, como los abdominales se hacen en la cocina, además confían en el nutricionista Charles Passler.

Bella Hadid, Adriana Lima y Amber Valletta son solo algunas de las clientas que han recurrido al programa de desintoxicación de Passler para aumentar el metabolismo y disminuir la grasa corporal.

El especialista propone dormir entre 7 y 9 horas y consumir entre 2 y 4 litros de agua. Pero no solo eso. Pide no consumir nada con azúcar o alimentos procesados, no beber alcohol, tomar solo carbohidratos antes del ejercicio y dejarlos de 3 a 5 días antes del show (los carbohidratos se mantienen en el agua y evitan el aspecto delgado que se necesita).

También el especialista impulsa la meditación, masajes, baños relajantes y largas caminatas, cualquier cosa para mantener bajas las hormonas del estrés.

Otra de las recomendaciones es dejar de hacer ejercicio 3 días antes del espectáculo y practicar algo de pesas.  Para el día del espectáculo, los modelos lucirán cuerpos delgados pero fuertes, con definición de sus músculos. Después de descansar durante 2 días antes de la gala esto sucederá. También en las horas previas recomienda evitar los alimentos que pueden causar inflamación o hinchazón: todos los que contienen gluten (trigo, centeno, cebada son los más comunes) y los productos lácteos.

Tracy Anderson, una de las entrenadoras personales, imparte además su propio método que se compone de sesiones que aúnan ejercicios de tonificación con baile y yoga. La matrícula ronda los 1.200 euros en Estados Unidos. Según Tracy Anderson, todas podríamos tener el cuerpo de Gisele Bündchen.

En sus centros, las sesiones consisten en una hora de cardio y una hora de tonificación. Por ejemplo, en el gimnasio que posee en el neoyorquino Upper East Side, del que la propia Gwyneth Paltrow es socia, sus clientas tienen acceso ilimitado a sus clases, así como un programa muscular personalizado. Sus tablas cambian cada diez días y las adeptas a su método entrenan en salas pequeñas bajo la supervisión de entrenadores formados bajo los dictados de su afamado sistema. Tracy Anderson se mantiene al margen de las tendencias y asegura que las mujeres no deberían entrenar elevando grandes cantidades de peso. Asegura que lo mejor es olvidar los grandes grupos musculares y trabajar el cuerpo por partes.

Más información