Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Verdad BLOGS Coordinado por PATRICIA R. BLANCO

La propaganda rusa: “El ataque químico es un bulo, los niños desnudos tiemblan por el frío”

Rusia ha difundido tres versiones sobre la supuesta agresión con agentes tóxicos contra civiles en Siria, según el equipo especial de la UE contra la desinformación de Moscú

Un niño es tratado en un hospital de Duma tras el supuesto ataque químico.

“La grabación del ataque químico en Siria es un bulo. Quizá los niños desnudos y mojados tiemblan porque hace frío. Algunos niños quizá están inconscientes o quizá están durmiendo. Espero que las fotos de las víctimas sean solo una escenificación y que no haya muerto gente para hacer una grabación. La ONG Doctores Suecos ha acusado a los Cascos Blancos de matar niños para tomar fotos realistas”. Este es el mensaje que difundió Russia TV después de que los equipos de rescate llamados Cascos Blancos denunciaran el pasado 7 de abril un nuevo ataque químico del Gobierno sirio sobre Duma, en Guta Oriental, que, según afirmaron, había causado en torno a unos 40 muertos y unos 500 afectados.

No es la única versión difundida por medios rusos sobre lo ocurrido el pasado fin de semana en Siria. Según el equipo de la Unión Europea especializado en detectar y combatir los ataques de Rusia a través de Internet, Moscú ha lanzado una campaña de desinformación sobre el ataque químico supuestamente perpetrado por el régimen de Bachar el Asad y por el que Estados Unidos, Reino Unido y Francia bombardearon anoche Siria. Aunque todavía no ha sido confirmado, los Cascos Blancos difundieron en las redes sociales imágenes que muestran cadáveres apilados y civiles con síntomas de intoxicación por inhalación de gases. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha afirmado que dispone de pruebas que muestran la responsabilidad de El Asad en la matanza.

La versión del Kremlin es otra. En concreto, los medios de comunicación afines al Gobierno de Vladímir Putin han difundido tres interpretaciones diferentes, según el equipo especial de la Unión Europea:

1. Ministerio de Defensa: Es un montaje de los Cascos Blancos

Según ha difundido Russia Today, el Ejército ruso no ha encontrado ninguna prueba de que se hayan empleado armas químicas en Guta Oriental y ni siquiera los especialistas médicos que han visitado los hospitales han visto enfermos víctimas de un ataque de este tipo. De acuerdo con un comunicado del Centro Ruso para la Reconciliación de Siria, “los hechos demuestran que no se usaron armas químicas en la ciudad de Duma, tal y como dijeron los Cascos Blancos. Todas sus acusaciones, así como las fotografías que muestra supuestamente a las víctimas de un ataque químico no son más que otro bulo”.

2. Ministerio de Exteriores: es una historia fabricada

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores ruso afirma que “continúan difundiéndose noticias falsas sobre el empleo de cloro u otros agresivos tóxicos por parte de las tropas gubernamentales [sirias]”. Según el texto, ha aparecido un bulo “sobre un supuesto ataque químico en Duma” difundido por los Cascos Blancos, a quienes acusa de haber colaborado con “terroristas”. “Estas falacias, carentes de fundamento alguno, persiguen el objetivo de exculpar terroristas” e intentan justificar “eventuales” intervenciones exteriores, en alusión a la amenaza de Trump de bombardear Siria.

3. El representante ante la ONU: distraer al público sobre el caso del exespía envenenado

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha lamentado en el Consejo de Seguridad que a Estados Unidos no le importe comprobar si hubo realmente o no un ataque químico en Duma. Según Nebenzia, es una “locura” basarse en información sin verificar de los “provocadores” de los Cascos Blancos para atacar a Siria. Esta estrategia, según considera, sirve para distraer a la opinión pública sobre la verdad tras el caso de envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal y su hija, atacados en Reino Unido con un agente nervioso, un asunto sobre el que Moscú ha lanzado al menos 20 versiones diferentes sobre lo ocurrido, según denuncia la unidad especial de la UE contra la propaganda rusa.

Síguenos en Twitter y en Flipboard