Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘SoFi’, un pez robot de silicona que se confunde entre la fauna marina

Científicos del MIT han desarrollado un autómata que se controla con mando a distancia

El pez robot 'SoFi' nada entre los corales de las Islas Fiji, en una foto de 2015 cedida por el MIT.
El pez robot 'SoFi' nada entre los corales de las Islas Fiji, en una foto de 2015 cedida por el MIT. REUTERS

Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) han creado a SoFi, un pez robot comandado a distancia que pasa desapercibido entre la fauna marina. El autómata, que ha sido probado este mes en el arrecife Arcoíris (Islas Fiji), nada y captura imágenes y vídeos en alta resolución. El artefacto ha sido fabricado principalmente con materiales blandos y puede imitar los movimientos de un pez que nada en línea recta, gira, sube y baja, según han publicado los investigadores este miércoles en la revista especializada Science Robotics.

SoFi, que tiene la forma de un pez genérico, es de color blanco, pesa menos de 1,6 kilos y mide unos 47 centímetros. Su nombre surge de las siglas de soft fish, pez blando en inglés. Un comunicado publicado por el MIT señala que, aunque existen vehículos subacuáticos autónomos que cumplen funciones similares, SoFi cuenta con "un mecanismo mucho más simple y liviano", con una única cámara, un motor y una batería de polímero de litio, como las de los smartphones.

Toda la mitad posterior de SoFi está hecha de caucho de silicona y plástico flexible, y varios componentes están impresos en 3-D, incluida la cabeza, que tiene todos los componentes electrónicos. Para hacer que el robot nade, el motor bombea agua en dos cámaras parecidas a globos ubicadas en la cola del pez. A medida que una cámara se expande, el autómata se dobla y flexiona hacia un lado; cuando el agua llega al otro canal, este se dobla y flexiona en la otra dirección. Estas acciones alternas crean un balanceo de lado a lado que imita el movimiento de un pez real. 

Además, los científicos han colocado en la parte delantera del autómata una cámara con un objetivo ojo de pez, que le ha permitido capturar imágenes tan buscadas por los científicos como las de un tiburón de Greenland, una de las especies más grandes de tiburón, que habita sobre todo en las heladas aguas del Ártico. 

Para controlar el robot, el equipo de investigadores utiliza un mando impermeable de Super NintendoDurante las últimas pruebas, en Fiji, SoFi nadó a más de 15 metros de profundidad durante 40 minutos. "Hasta donde sabemos, este es el primer pez robot que puede nadar en tres direcciones por largos períodos de tiempo", ha declarado Robert Katzschmann, autor del artículo científico publicado por la revista Science RoboticsKatzschmann ha añadido: "Nos entusiasma la posibilidad de usar un sistema como este para acercarnos a la fauna marina más de lo que podría [hacerlo] un humano".

Un buzo comanda a distancia el pez robot 'SoFi', en una imagen cedida por el MIT.
Un buzo comanda a distancia el pez robot 'SoFi', en una imagen cedida por el MIT.

SoFi es parte de un proyecto del laboratorio de Ciencias Informáticas e Inteligencia Artificial (CSAIL) del MIT dedicado al desarrollo de robots blandos, que tienen el potencial de ser más seguros, más robustos y más ágiles que los duros, según el comunicado del organismo. Katzschmann asegura que el equipo que desarrolló SoFi buscó minimizar su impacto en el entorno. Los científicos procuraron, por ejemplo, que el ruido del motor y las emisiones ultrasónicas del sistema de comunicaciones del equipo sean mínimas.

"El robot es capaz de observaciones e interacciones cercanas con la vida marina y parece no ser molesto para el verdadero pez", dice Daniela Rus, directora del laboratorio de CSAIL del MIT. El equipo ahora trabaja en varias mejoras de SoFi. Katzschmann investiga cómo aumentar la velocidad de los peces mejorando el sistema de bombeo y modificando el diseño de su cuerpo y cola.

Más información