Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así reaccionan los ricos cuando ven en una máquina de 'vending' el agua que beben los pobres

La campaña que muestra lo alejados que vivimos de la realidad que mata a 1.000 niños cada día

¿Y si pasara 24 horas sin agua? Un día entero sin una sola gota de H2O. Ni para beber ni para ducharse. Tampoco para lavarse las manos o la cara. Ni siquiera para cocinar. ¿Se lo imagina? Es el reto que propone Aaron Wolf, profesor de Geografía del departamento de Ciencias Terrestres, Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Oregón (EE. UU.) para que intentemos ponernos en la piel de miles de millones de personas que viven en una situación similar cada día de sus vidas.

Alrededor de tres de cada 10 personas —2.100 millones en todo el mundo— carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar, dice el último informe sobre Progresos en materia de agua potable, saneamiento e higiene realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. La cifra es más del doble cuando se habla sobre saneamiento seguro: 4.500 millones de personas.

Esto no quiere decir que no consuman agua todos los días, sino que a la que tienen acceso y que usan para actividades cotidianas y vitales como pueden ser beber, asearse o lavar los alimentos que van a comer está contaminada con distintos agentes patógenos y es una vía de transmisión de enfermedades como la diarrea, el cólera, el paludismo o la fiebre tifoidea. Enfermedades que matan a cerca de 1.000 niños cada día.

Esto es precisamente lo que han querido demostrar desde la empresa social Auara con su última campaña lanzada por el Día Mundial del Agua. En ella, la compañía —que dedica el 100% de sus dividendos a proyectos para llevar agua potable a lugares donde no la hay— cambió las botellas habituales de distintas máquinas de vending por unas con agua sucia: en el vídeo de arriba puede ver las reacciones de los consumidores.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información