Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así se extrae el mármol más apreciado del mundo

Cueva del monte Corchia, en Levigliani di Stazzema. Ver fotogalería
Cueva del monte Corchia, en Levigliani di Stazzema.

En los Alpes Apuanos, en plena Toscana italiana, se encuentran las montañas de las que se extrae el mármol más apreciado del mundo, el que toma el nombre de la vecina Carrara. Durante cuatro años, el fotógrafo esloveno Primož Bizjak ha explorado estos agrestes paisajes para retratar la esencia de la escultura o la baldosa en las que acaban convertidas estas rocas

ES DIFÍCIL huir de la imagen que tenemos en nuestra memoria del mármol blanco de Carrara, la esencia de tantas obras de arte a lo largo de la historia. Pero este es solo un punto de partida: lo importante aquí es esa cuestionable destrucción de las montañas que, con el pretexto de “embellecer nuestros palacios”, crea otra nueva hermosura. Se trata de enfrentarme a esta ruina, a este paisaje mutilado, y observarlo desde un punto de vista que permita llegar a una verdad —siempre ella utópica— y encontrar su encanto. Caminar peligrosamente por estas montañas durante cuatro años, vivirlas para intentar acercarme, a través de unas pocas imágenes, a una belleza sublime. Este es un recorrido obligatorio, más mental que físico, tal vez la única manera para llegar a esta mirada interior. Estas obras (expuestas en la galería Gregor Podnar de Berlín hasta finales de abril) se presentan en gran formato, que permite al espectador introducirse, casi a escala real, en un paisaje donde el agua y el tiempo parecen unirse para borrarlo todo. ¿Quedará algo?