salud

Embarazada de 27 semanas y bailando reguetón: ¿existe algún riesgo?

Cosas que tienes que tener en cuenta si quieres mover el cuerpo durante la gestación

Suzi Coronado es la esposa del bailarín cubano Yasim Coronado y estos últimos días ha sido una de las estrellas de Internet. Con 27 semanas de gestación, la joven muestra todo su poderío bailando reguetón, demostrando que a pesar de su embarazo puede moverse como cualquiera. El vídeo lo colgó su marido. La pregunta siguiente sería: ¿Es bueno o malo bailar durante el embarazo?

Parece que hay más beneficios que inconvenientes, si se hace con moderación. Desde la Sociedad de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos se afirma que realizar 30 minutos de ejercicio moderado casi todos los días de la semana está totalmente recomendado. “Para aquellas mujeres en las que su doctor tiene claro que pueden hacer ejercicio durante la gestación”, continúan, “bailar puede ser una gran alternativa frente a ejercicios más comunes entre las embarazadas, como el yoga o caminar”.

¿Cuáles son los beneficios de bailar y hacer ejercicio?

Entre los beneficios que cita la sociedad están:

  1. Disminuye los malestares propios del embarazo.
  2. Reduce la necesidad de una intervención médica durante el mismo y mejora el tiempo de la recuperación una vez se ha dado a luz.
  3. Además, aminora el dolor de espalda, evita el estreñimiento, favorece un peso adecuado y le ayuda a perder peso más rápido tras dar a luz.
  4. "Es muy bueno también para mejorar la capacidad cardiovascular que favorece la oxigenación de la madre y del feto, permitiendo un mejor crecimiento del mismo", nos explica por teléfono Lourdes Guirado, fisioterapeuta de la clínica ANFIS.
  5. Según Guirado, además, favorece la coordinación, el equilibrio y nuestra postura.
  6. Mejora el estado físico y la flexibilidad, fortalece el suelo pélvico y, por consiguiente, la mujer tiene más aguante, soporta mejor el antes, el durante y el después del parto. "Flexibilizar las articulaciones de la pelvis es esencial para las embarazadas", añade la experta.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Hacer ejercicio durante el embarazo es beneficioso, pero hay que tener en cuenta ciertas cuestiones:

  • Calentar antes de comenzar a bailar. La mejor manera, según los expertos, de calentar es comenzando a bailar con una baja intensidad e ir aumentando la intensidad hasta el nivel normal. Calentar evita que tus ligamentos y rodillas se dañen.
  • Escucha tu cuerpo: Siempre tienes que estar a gusto cuando bailas, reduce la intensidad si no estás cómoda e, incluso, toma un descanso si lo necesitas. "Es lo que se conoce por percepción de sí mismo, el ejercicio te ayuda a conocer mejor tu cuerpo, tu forma de sentir", añade Guirado.
  • Relajación: Hay que destensar tras el ejercicio de forma gradual. 

¿Cuándo debemos parar de bailar?

Los médicos advierten de ciertos síntomas que pueden poner en peligro tu embarazo y por los que deberías parar de bailar, o hacer ejercicio, como: sangrado vaginal, dolor de cabeza, padecer mareos, sufrir debilidad muscular o dolor/ contracciones en útero.

¿Cuándo no se debería bailar?

  • Los expertos aconsejan que no se baile si padecemos alguna enfermedad crónica –como algún problema de corazón o de hígado– ; una complicación propia del embarazo, como puede ser la diabetes gestacional - cuando la glucosa en sangre es demasiado alta y suele aparecer a mitad del embarazo-.
  • Además, no es recomendable para las mujeres con embarazo múltiple, "porque casi todos se consideran de riesgo".
  • Padecer anemia severa.
  • Tampoco se debería bailar si sufrimos de espalda o de la pelvis, ya que podríamos poner a nuestras articulaciones ante mucha presión. "Aquí sería recomendable que la mujer acudiera a un especialista para que le solucione la posible contractura que pudiera padecer", termina Guirado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50