Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nace una bebé gigante de 6,3 kilos en el sur de Rusia

La mujer, de 42 años, dio a luz de forma natural y sin anestesia epidural

Imagen del bebé difundida por medios rusos de una cuenta de Instagram local.
Imagen del bebé difundida por medios rusos de una cuenta de Instagram local.

Una mujer de 42 años ha dado a luz a una bebé de 6,3 kilos, el doble del peso promedio al nacer, en la localidad de Dagestankiye Ogni, en la República de Daguestán, en el suroeste de Rusia. Se trata del quinto hijo de la familia y nació de forma natural, sin necesitar de ninguna intervención quirúrgica ni instrumental tipo fórceps o ventosas y sin anestesia epidural ni analgésicos, según informa la web local The Caucasus Post, que cita al Ministerio de Sanidad regional. Esta bebé es considerada "gigante" al pesar más de cinco kilos, de acuerdo a los estándares médicos.

De momento, los médicos han detectado ciertos problemas de oído en la recién nacida y no descartan que sufra más complicaciones con el paso del tiempo. Los bebés grandes —cuando pesan más de cuatro kilos se considera que padecen macrosomia corren el riesgo de padecer distocia de hombro, roturas de clavícula o brazos, producidos por su paso por un canal de parto demasiado estrecho para ellos. También suelen presentar bajadas del nivel de azúcar, alteraciones en el corazón o malformaciones.

Los padres, cuyos nombres no se han hecho públicos, han declinado conceder entrevistas, según recoge el mismo medio, por lo que se desconoce qué nombre le han puesto a la niña. Se desconoce si la madre sufrió algún tipo de complicación en el embarazo, como la diabetes gestacional, que suele ser la causa más frecuentes de bebés grandes.

Lo habitual es que un recién nacido mida entre 46 y 53,5 centímetros y pese entre 2,500 y 4,300 kilos si es niño, mientras que si es niña, las medidas consideradas normales son entre 45,5 y 53 centímetros de longitud y entre 2,400 y 4,200 kilos de peso.

Seis kilos es lo que suele alcanzar un bebé a los seis meses de vida. Con todo, no es el caso más extremo conocido, ni mucho menos. De acuerdo con el Libro Guinness de los Récords, el recién nacido más pesado del mundo marcó al nacer 10,2 kilos. Su madre fue la italiana Carmelina Fedele, que dio a luz en en Aversa en septiembre de 1955.

Aunque infrecuente, hay varios casos documentados de niños de más de seis kilos de peso. El último, el pasado 15 de mayo, cuando vino al mundo en Florida otra bebé de seis kilos de peso, Carleigh. La madre, Chrissy Corbitt, ya tenía otros cuatro hijos. En Victoria (Australia), Brian Junior vino al mundo con 6.06 kilos y 57 centímetros el 27 de enero. Su madre confesó que siempre "había soñado con tener un bebé gordito". 

The Caucasus Post también recuerda el caso de una mujer de la ciudad kazaja de Taraz, que el verano pasado se convirtió en madre por tercera vez y que dio a luz a una niña cuyo peso también excedió los seis kilos.

En España, el bebé más grande alumbrado por parto natural del que se tiene noticia es una niña de 6,2 kilos, nacida en 2013 en el Hospital de Dénia (Alicante). Se llamó María Lorena y es hija de una mujer británica de 40 años. En 2006, se registró otro caso de récord en España, una niña con un peso mayor, pero nacida por cesárea en Madrid: Arancha pesó al nacer 7,010 kilos y midió 56,5 centímetros. 

Entre los factores que influyen en el tamaño del bebé, tanto para que ese sea grande como para que sea pequeño se citan la duración del embarazo, el tamaño de los padres, la dieta de la madre durante el embarazo, posibles complicaciones en el embarazo como la tensión arterial elevada o la diabetes gestacional y el consumo de sustancias nocivas para el bebé. En el caso de los bebés supergrandes, se apunta sobre todo a factores genéticos y a la diabetes.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información