Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con esta web sabrás quién posee las tierras en más de 60 países

Land Portal es un proyecto de Open Data que aúna información sobre quién, cómo y de qué forma se gestionan los territorios gracias a los datos de cientos de bases e informes

Un agricultor trabaja la tierra en Honduras.
Un agricultor trabaja la tierra en Honduras.

Las secuelas del genocidio ruandés (1994) duran hasta hoy. Una de ellas es la dificultad para discernir a qué campesinos pertenece la tierra. A principio de la década del 2000 una inusual voluntad por la transparencia por parte del Gobierno del país hizo que el Ministerio de Tierras y Bosques ordenara que se recogieran tales datos, gracias al apoyo económico británico. Se consiguió y por primera vez la información se publicó en la web estatal, al alcance de todos. Poco después, unos hackers atacaron y bloquearon el portal y ya no fue posible ponerlo de nuevo en marcha porque los fondos habían acabado.

¿Cómo saber a quién pertenece la tierra cuando no hay catastro, censo, registros de propiedad ni lindes? ¿Y si cuando existen, rara vez están informatizados? Saber y demostrar a quién pertenece un campo o un terreno es un drama en muchos países del mundo, como en Ruanda. Su caso es uno de los incluidos en el Land Portal Foundation, un proyecto de Open Data nacido en 2014 que arroja luz sobre quién, cómo y de qué forma se gestionan los territorios en 66 países, especialmente de África y América Latina. La búsqueda de financiación y medios para poner en marcha la web ruandesa es uno de sus trabajos .

"En la era de Internet, todo está disponible online, pero tener una idea completa y clara de la realidad no es sencillo. Hay un océano de datos y es muy complicado dar sentido a toda esta información. Primero, porque están dispersos; segundo, porque no tienen formatos abiertos a los que podamos acceder y tercero, porque muchas pequeñas organizaciones hacen informes pero no llegan a compartirlos". La que habla es Laura Meggiolaro, coordinadora del proyecto. El portal alberga más de 500 indicadores que ofrecen información sobre las diferencias de género, comparativa de leyes, el número de las expropiaciones en países menos desarrollados o cuánto invierte cada país en investigación sobre agricultura, por citar algunos.

Los problemas técnicos se pueden resolver; los legales, se solucionan con voluntad, pero en la mayoría de los casos el escollo es la voluntad política

Decenas de organizaciones, asociaciones, institutos de estadística nacionales, universidades, los propios Gobiernos y otras fuentes aportan su información y datos y Land Portal los ordena, de modo que quedan organizados en parámetros comparables (lo que se conoce como linked open data). El portal también ofrece acceso directo a 45.000 fuentes directas, como publicaciones de ONG, resoluciones de Gobiernos o informes de organizaciones. En el equipo de Land Portal trabaja una decena de personas de forma telemática, aunque la sede de la plataforma se encuentra en Holanda. "Este proyecto es el fruto de muchas pequeñas iniciativas que se han ido sumando desde los años noventa. Ahora obtiene fondos de varios donantes, el más importante es de DFID", explica Meggiolaro, que opina que no existe una predisposición general a la transparencia. "Los problemas técnicos se pueden resolver; los legales, se solucionan con voluntad, pero en la mayoría de los casos el escollo es la voluntad política".  

El trabajo de Land Portal está orientado a los países menos desarrollados precisamente porque es en ellos donde los locales se enfrentan a un mayor peligro de perder sus tierras a manos de compradores extranjeros y grandes multinacionales. Según los datos del Banco Mundial, el 90% de las tierras africanas no están registradas y uno de los informes de esta plataforma apunta que hay hasta mil millones de personas en el mundo cuya propiedad está amenazada por esta falta de transparencia. Los registros son algo habitual en el mundo occidental, pero en las zonas donde tradicionalmente las tierras son comunitarias, las posesiones pasan de padres a hijos, normalmente de forma oral.

El equipo también organiza discusiones en línea a través de la propia web siempre en colaboración con entidades locales. Cómo mejorar la seguridad en los campos, los derechos de la tierra de las mujeres en India o la agricultura responsable en Vietnam han sido algunos de los temas que han abordado recientemente. "A veces incluso esos debates online se han trasladado al terreno, como sucedió con uno recientemente en Mozambique en colaboración con la ONG Tierra Viva. A raíz de la convocatoria digital, más de 2.500 personas contactaron con la entidad para solicitar asistencia e información, la mitad de ellas, mujeres", añade la coordinadora de Land Portal. El equipo también ofrece formación sobre el Open Data y recursos para aquellos que necesiten impulsar la creación de una base de datos. Un mar de datos para saber quién posee las tierras. Para saber navegar por un mar de datos terrestre.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información