Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Siria a Grecia contado en un cuento

Un libro ilustrado con dibujos de niños refugiados narra el viaje hasta llegar a Europa

Página del libro '¡Amigo Mío!
Página del libro '¡Amigo Mío!

Para Abdul, la guerra son bombas que caen, gente que muere y mucho miedo cada día durante todo el día. "La guerra es como tener zombis alrededor”. Abdul es solo un niño. Sin embargo, podrían ser las palabras de cualquier persona de las más de un millón que, según los datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), han llegado a Grecia desde el 1 de enero de 2015 al 14 de noviembre de 2017 huyendo de la guerra y la violencia de Siria, Irak, Afganistán o Eritrea, entre otros países. Pero son las de un adolescente de 13 años.

Este breve testimonio lo ilustra un dibujo de Youssef, un niño sirio de 11 años. En él plasma tres situaciones de violencia y asesinato. La simplicidad del dibujo y sus personajes, ilustrados con los escuetos cinco trazos– torso, dos piernas y dos brazos– y una circunferencia para mostrar la cabeza, son suficientes para dotarlos de un dramático y real contenido. En primer plano una persona empuña una pistola de la que sale una bala que está a medio camino de otra persona que sitúa enfrente. Dos más yacen tumbadas y junto a ellas, otra de pie. Al fondo, ocupando más de la mitad del dibujo, dos edificios son el escenario de la violencia que ha quedado sellada en sus retinas. Desde lo alto del primer edificio, una persona ha empujado a otra al vacío. La azotea del otro edificio también muestra la barbarie de la guerra. Una bola de fuego envuelve a una persona mientras una bomba cae sobre el tejado. El color negro –salvo el azul de las ventanas– es el que ha utilizado Youssef para ilustrar una de las páginas de la primera parte, ‘La vida en Siria’, del cuento '¡Amigo mío!'.

'¡Amigo mío!' es un cuento real, sin fantasía, escrito e ilustrado por quince niñas y niños. Son algunos de los más de 60.000 que llegaron a Grecia en la primera mitad de 2016. Ni la simplicidad de las frases y de los trazos deja espacio para la ambigüedad ni la subjetividad. 65 páginas de una realidad y sufrimiento de la que nadie ha quedado exento.

"La guerra es como tener zombis alrededor”. Abdul, 13 años

Está editado y formulado por Open Cultural Center, una organización de voluntarios independientes que lleva a cabo programas educativos y culturales en campamentos de Grecia. Está dividido en cuatro capítulos: 'La vida en Siria', 'De Siria a Grecia', 'La vida en un campo de refugiados' y '¿Futuro?'. No es preciso llegar hasta el final para que el corazón quede estrujado en un puño e invada un sentimiento de rabia por la inacción de las instituciones europeas.

Los textos y las pinturas son la extensión de lo que ha quedado en sus retinas: las atrocidades de la guerra, la peligrosidad del viaje en barca hasta Grecia y los naufragios y las condiciones en los campamentos. Ni mienten ni alteran la realidad. Ese miedo les ha acompañado hasta Grecia. "Cuando estábamos en el campamento en Grecia y pasaba un avión cerca, los niños salían corriendo, lloraban y trataban de buscar un lugar seguro del que protegerse. Pensaban que ese avión comercial era bombardero", comentaba Mouyyad, padre de cinco hijos, en Grecia mientras esperaba la reubicación.

Más de 60.000 niños y niñas llegaron a Grecia en la primera mitad de 2016

El cuento, con prólogo de la periodista y escritora Rosa Montero, se fraguó en la escuela que un grupo de voluntarios independientes españoles abrieron en el campamento de Cherso bajo el nombre Open Cultural. Tras cerrarse el campamento, se trasladaron al pequeño pueblo de Polikastro, junto al campamento de Nea Kavala, donde dan clase a más de 30 niños todas las mañanas. Cuentan con una guardería y con un colegio donde imparten clases de inglés, alemán y español en varios niveles. Tres días a la semana también ofrecen actividades con la comunidad y partidos de fútbol.

Aunque los niños que han elaborado el cuento ya no están en esta escuela– pueden ser algunos de los 6.910 niños reubicados en otro país europeo hasta junio de este año– continúa la llegada de menores a Grecia. El último informe de la OIM, Unicef y ACNUR desvela que en los seis primeros meses de este año 3.020 menores han alcanzado territorio griego –procedentes principalmente de Siria, Irak y un 6 % apátridas–. De estos, 411 lo han hecho solos: bien porque ningún familiar o adulto les ha acompañado –en muchos casos, la falta de recursos solo permite que viaje un miembro de familia- o porque se han perdido durante la travesía. Además, el 14 % tienen entre 5 y 14 años, y el 86 % entre 15 y 17, apunta el informe.

Más información