Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mírame bien, hermano: tengo VIH

Dos populares artistas de la escena musical congoleña participan en un videoclip para superar el tabú del VIH y motivar a los jóvenes para hacerse la prueba

"Me contagié de niño y pensé que mi vida había acabado: No conocía los antirretrovirales, pero luego empecé a usarlos y ahora espero vivir mucho tiempo". Estas pueden parecer las palabras  muy graves y muy serias de una chica o un chico portador de VIH. No es para tomarlas de otra manera, teniendo en cuenta que más de 36 millones de personas en el mundo conviven con la enfermedad y que un millón falleció de sida en 2016. Pero esta historia no se cuenta, se canta y se baila, y suena entremezclada con notas musicales que transmiten alegría, frescura y juventud. También se ve, se ve en los movimientos ondulantes de jóvenes danzarines en escenarios coloristas: telas africanas de colores, muros cubiertos de grafitis y espacios abiertos de las calles de Kinshasha, la capital de la República Democrática del Congo (RDC). ¿Qué es esto? Es Zwa nga bien, que en idioma lingala significa Mírame bien, y es un nuevo alegato contra la estigmatización que conlleva esta enfermedad.

En RDC la prevalencia es baja si se compara con otros países africanos: Alrededor de 370.000 personas viven con VIH, según Onusida. No obstante, el acceso a pruebas y tratamiento antirretroviral sigue sin alcanzar a la mayoría de los pacientes. Solo 170.000 tienen acceso. Existe otro dato que ofrece una idea del rechazo a la enfermedad: según la misma organización, un 49.2% de los participantes en una encuesta sobre la percepción del virus contestaron no a la pregunta de si le comprarían verduras a un tendero si supieran que este es seropositivo. Y frente a este rechazo, tan solo el 20% de los jóvenes entre 15 y 24 años asegura poseer conocimientos suficientes para prevenir el contagio.

En este contexto ha surgido Zwa Nga Bien, una campaña promovida la asociación juvenil Jeunesse Espoir y por Médicos Sin Fronteras, que ofrece atención médica y psicosocial integral para personas con VIH. Esta se sustantiva en un videoclip grabado por dos populares músicos de la escena congoleña: Lexxus Legal y Sista Becky, con la idea de superar el tabú y motivar positivamente a los jóvenes a hacerse la prueba. La pieza musical supone un llamamiento directo para cambiar percepciones erróneas sobre quienes padecen VIH. La letra fue escrita por los propios Lexxus Legal y Sista Becky mientras escuchaba los testimonios de los activistas de Jeunesse Espoire, quienes también aparecen en el video. Su mensaje es una llamada fuerte e inspiradora para luchar contra la desinformación, los prejuicios, el aislamiento y la indiferencia social hacia el VIH y las personas que viven con el virus.

EN RDC, tan solo el 20% de los jóvenes entre 15 y 24 años asegura poseer conocimientos suficientes para prevenir el contagio del VIH

La campaña dispone de más material informativo que entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre se compartirá con las etiquetas #Zwa_Nga_Bien y #NoAlaEstigmatisation en diversas plataformas digitales, incluida una línea directa de Whatsapp que permite a los interesados hacer preguntas de manera anónima y discreta. También se transmitirá en Kinshasa y Goma a través de los medios tradicionales (radios, televisores, medios impresos), e incluirá un concierto el próximo 2 de diciembre de 2017 en la comuna de Bumbu, en Kinshasa.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información