Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Global BLOGS Coordinado por JORGE RODRÍGUEZ

La extraña presencia de pulpos en las playas de Gales

Las tormentas que han golpeado recientemente a Gran Bretaña han podido desorientar a los octópodos

Un ejemplar de pulpo rizado.

Decenas de pulpos rizados han sido encontrados en las últimas dos semanas en la arena de las playas de Gales. El último caso se ha dado en la localidad New Quay, donde han sido hallados entre 20 y 25 ejemplares, heridos o desorientados, han informado varios medios británicos. Según un experto consultado por el diario The Telegraph, este extraño fenómeno puede deberse a las tormentas Ofelia y Brian, que recientemente golpearon el mar de Irlanda y que han podido causar heridas a los cefalópodos o afectar a su comportamiento.

El pulpo rizado, que puede alcanzar una longitud de unos 50 centímetros, es una especie muy común en las costas británicas, aunque es muy escurridizo. "Es muy extraño verlos", afirma a la cadena británica BBC Brett Stones, el dueño de una empresa de observación de delfines de New Quay. Según ha explicado, se dio cuenta del fenómeno al volver de un paseo en barco para buscar delfines. "Estaban saliendo del agua y arrastrándose tierra adentro. Eran unos 20 o 25 en la playa. He vivido toda mi vida aquí y jamás había vivido nada parecido", ha dicho.

"Normalmente se esconden entre las rocas a dos o tres metros de profundidad. Hemos intentado devolverlos al mar, pero hemos encontrado algunos muertos en la playa por la mañana, lo que sugiere que podrían estar confusos", ha añadido Stones, quien ha difundido en Facebook dos vídeos en los que se puede observar a los octópodos deslizándose por la arena.

El asistente de conservación del Acuario Nacional de la Marina de Plymouth, James Wright, ha afirmado al diario The Telegraph que le constan al menos otros dos casos semejantes en las costas de Gales y de North Devon, Inglaterra, y que se trata de un comportamiento "muy extraño". "Dado que las áreas donde se han observado estos extraños comportamientos coinciden con las dos áreas golpeadas por las tormentas Ofelia y Brian, puede suponerse que han tenido algo que ver", ha señalado el experto. Wright ha concluido que las heridas que presentan los cefalópodos pueden estar "simplemente provocadas por el clima hostil" o que los pulpos pueden haberse visto "afectados por los cambios en la presión atmosférica".

Otro experto consultado por el mismo medio, el profesor de biología marina y cambio climático de la Universidad de Exeter, Steve Simpson, ha coincidido con Wright en que este comportamiento no es habitual en los pulpos. "Son muy vulnerables en tierra y es difícil imaginar que hayan encontrado una nueva fuente de alimentación. Podrían estar reuniéndose para aparearse, pero tienden a ser territoriales y solitarios", explica.

Más información