Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

7 modelos muy en forma que hacen fatal la plancha abdominal

Veredicto: desastre total. Elevan demasiado las caderas, no alinean la cabeza con la espalda y padecen el baile de San Vito. No las imite

plancha abdominal

Cada vez que una celebridad da consejos sobre vida sana sube el pan. Sucede cuando Gwyneth Paltrow recomienda no comer pulpo porque es un animal con muchas neuronas que no merece acabar en un plato, en rodajas y untado con pimentón. O cuando glosa las bondades de los vapores vaginales o sugiere las virtudes de dormir con un huevo de jade en el conducto genital para fortalecer el suelo pélvico. La difusión masiva de vídeos por redes sociales amplía el abanico a las imágenes en movimiento en las vemos a los famosos haciendo deporte. Y no siempre de forma acertada.

Es el caso de la flor y nata de las modelos. La edición inglesa de la revista Love Magazine propuso un reto varias de estas cotizadas maniquís: responder un cuestionario tipo Marcel Proust mientras hacían planchas.

Viendo esos ombligos como rocas y tales anatomías sin un microgramo de grasa sobrante uno esperaría una ejecución digna de atleta olímpico. Nada de eso: casi ninguna realiza correctamente uno de los ejercicios básicos para tener la barriga como una roca.

"Una faja abdominal fuerte nos ayuda a mantener una postura erguida. Sentarnos bien o no caminar encorvados ahorra muchos dolores de espalda y previene lesiones", (Rubén Gadea, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte).

“Son muy jóvenes y la genética es aún generosa con la pared abdominal. A medida que cumplan años sí tendrán que esmerarse más. Aunque en su defensa hay que decir que están respondiendo a preguntas y sin demasiada concentración en el ejercicio”, comenta Rubén Gadea, socio fundador de Sanus Vitae, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, entrenador personal e incondicional de los abdominales como piedra angular para la salud músculo-esquelética.

“Se suele pensar que lo abdominales son solo para endurecer la barriga. Pero es un ejercicio que todo el mundo  —salvo quienes padecen problemas médicos específicos— debería realizar. Una faja abdominal fuerte nos ayuda a mantener una postura erguida. Sentarnos bien o no caminar encorvados ahorra muchos dolores de espalda y previene lesiones tanto en la zona dorsal como en la lumbar", añade el experto.

"Para deportistas es crucial: les facilita colocar el cuerpo de forma que optimizar la potencia. La zancada de un corredor mejora si el tronco no va curvado. Y lo mismo para que un jugador de tenis mantenga el equilibrio mientras el brazo empuña la raqueta”.

Haciendo acopio de paciencia y sentido pedagógico, este profesional del deporte pasa revista a las modelos y sus planchas. Pocas superan el test.

Gigi Hadid

Paradójicamente rodado para promocionar una marca comercial y convertido, por obra y gracia de la modelo del momento, en la biblia visual de todos los errores que se pueden cometer en unas planchas. “Tiene la cadera demasiado elevada y no deja quieta la cabeza, cuando es un ejercicio donde cuello y cabeza deben ser una prolongación de la espalda. Lo correcto es dejar la cabeza quieta y mirando hacia el suelo, no hacia el frente”. Para rematar el desastre “el hombro está en retroceso respecto al codo, cuando deberían estar formando un ángulo de 90º”.

Karlie Kloss

En su defensa, una indumentaria poco apropiada. “O lo hacemos con un calzado deportivo adecuado o directamente, descalzos. Este tipo de zapatillas de hotel, muy blandas, normalmente grandes, solo van a incomodar, dificultan el apoyo y podemos resbalar”. Lo de entrecruzar las manos, “siempre que los codos estén correctamente alineados con los hombros, es indiferente”.

Ashley Graham

Otra con un abultado suspenso: tronco con el baile de San Vito y caderas con obstinada tendencia alcista. “Uno de los errores más habituales cuando el core no está fuerte es balancear el cuerpo. Así el peso se reparte entre otros grupos musculares con lo que la eficacia del ejercicio se reduce. Si te fatigas, en lugar de levantar las caderas u oscilar es preferible apoyar rodillas. Vas a seguir trabajando el core, si bien con menos carga. Otra vía es hacer más series, pero más cortas”.

Elsa Hosk

Vestida y calzada para triunfar en una sesión de fotos, no para hacer deporte. “Lo de las botas es un no rotundo. Aprobaría de no ser por esos pequeños latigazos que da con la espalda para reposicionarla de cuando en cuando”. 

Barbara Palvin

La húngara es de las pocas a las que este valenciano implacable en materia de core concede un visto bueno. “Salvo por las botas y que tiene la cabeza girada, mantiene una correcta disciplina en la postura de la espalda”.

Winnie Harlow

Si Elsa Hosk se recompone de cuando en cuando, Harlow pasa más tiempo arqueada que en posición correcta. “Tiende a elevar mucho la cabeza, forzando una curvatura excesiva de las lumbares. Esto podría incluso derivar en lesión. Por no hablar de que pierde la concentración y anda reposicionando constantemente la espalda. Esto es válido para cualquiera: la risa no se lleva bien con los ejercicios de abdominales”. Esto es deporte, no el Club de la Comedia. Toca apretar dientes, aguantar y no pensar ni escuchar nada divertido. Pero piense en lo bien que quedará su ombligo después de tanto suplicio.

Sara Sampaio

No, no y no. “Las caderas están demasiado elevadas y es incapaz de mantener una postura neutra”.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información