El PSOE rectifica a su portavoz de Sanidad sobre la polémica de las pseudoterapias

Ferraz responde tras una confusa defensa del papel de las llamadas terapias alternativas

Preparados homeopáticos.
Preparados homeopáticos.Getty

Hasta hace poco, el de las pseudoterapias era un tema de conversación alejado de los ámbitos políticos, pero ahora los partidos se han visto obligados a tomar partido. Y eso genera fricciones. Ciudadanos se presenta como el más beligerante. El PP quiso tomar partido tras una ambigüedad de varias semanas. Podemos finalmente aprobó recientemente su posición contraria a las pseudociencias. Y el PSOE trata ahora de arreglar la confusa intervención de su portavoz en la comisión de Sanidad, Jesús María Fernández, que defendió el papel de las llamadas medicinas alternativas, abogó por su regulación y puso en duda que la evidencia científica sirva como argumento para combatirlas.

Desde Ferraz, "preocupados" por los titulares que provocó su portavoz, la ejecutiva se ha decidido a corregir públicamente las declaraciones parlamentarias de Fernández con un artículo en el que defienden que "las técnicas y terapias sanitarias deben estar basadas en el conocimiento aportado por las ciencias de la salud y haber demostrado eficacia y la suficiente evidencia científica". El artículo, que se puede leer íntegramente más abajo, está firmado por la secretaria de Sanidad del partido, Luisa Carcedo, y por el secretario de Ciencia, Francisco Polo.

La responsable de Sanidad de la ejecutiva socialista cree que se debería retirar la condición de medicamento a la homeopatía

El 21 de septiembre la comisión de Sanidad del Congreso vivió el primer debate sobre qué respuesta dar a las pseudoterapias desde los poderes públicos. El debate estaba motivado por dos proposiciones no de ley presentadas por Ciudadanos y PP, respectivamente. Solo salió adelante esta última, más genérica, y la de Ciudadanos fue rechazada mayoritariamente porque obligaba a los médicos a denunciar los casos que conocieran.

"En tanto en cuanto no aporten evidencia científica, las llamadas terapias alternativas no pueden incorporarse a la medicina", asegura Carcedo en conversación telefónica para explicar la intención de su artículo. Aunque reconoce no tener clara la forma de hacerle frente a la proliferación de curanderos y pseudoterapias, Carcedo, médica de formación, asegura que "tiene que quedar claro y la población tiene que saber su verdadera utilidad: si no se demuestra que es eficaz, es un engaño". Preguntada explícitamente por la homeopatía, una de las pseudoterapias más controvertidas, cree que no debe tener consideración de medicamento porque esa denominación debería reservarse para aquello que "es útil para algo".

En este sentido, Carcedo se acerca más a la decisión que tomó la consejera de Sanidad la Generalitat Valenciana, Carmen Montón, también socialista. Montón escribió tanto al Ministerio de Sanidad como a Bruselas para reclamar que se retire esa condición de medicamento a la homeopatía. Fernández, en cambio, defendió en conversación telefónica con Materia la consideración legal de estos preparados, porque así dan más garantías a los consumidores. No obstante, el diputado socialista sí se mostró partidario de la otra medida tomada por Montón desde Valencia, al vetar las pseudoterapias en los centros públicos de salud.

El PSOE es el partido de la medicina y la ciencia

Luisa Carcedo y Francisco Polo

El Partido Socialista Obrero Español fue fundado en 1879 por un grupo de trabajadores e intelectuales. Entre ellos se encontraban cuatro médicos y un científico. Y no fue casualidad. El PSOE ha venido siendo, desde entonces, un portador incansable de la antorcha de la ilustración y, por lo tanto, adalid de la necesidad de basar las políticas públicas en el conocimiento científico. Ese es nuestro origen y esa es nuestra guía para progresar juntos como una sociedad avanzada.

Hace unos días se generó inquietud entre algunos miembros de la comunidad médica y científica porque parecía que el PSOE se alejaba de lo que ha venido siendo su posición histórica. Queremos ser claros y manifiestos: el PSOE es el partido de la ciencia. Consideramos que las técnicas y terapias sanitarias deben estar basadas en el conocimiento aportado por las ciencias de la salud y haber demostrado eficacia y la suficiente evidencia científica.

El Partido Socialista fue el arquitecto y constructor de nuestro Sistema Nacional de Salud y es la propia Ley General de Sanidad la que establece el fomento de la investigación en todos los niveles del sistema, como un elemento fundamental para la mejora y la mayor eficacia en salud. Una investigación orientada a la promoción de la salud de la población y a la realidad social y sanitaria, introduciendo la evaluación rigurosa de la eficacia, efectividad y eficiencia de sus intervenciones.

En España este es el marco de referencia del desarrollo de las Ciencias de la salud y de las relacionadas con los determinantes de salud. El desarrollo de la Ley General de Sanidad y la implantación del Sistema Nacional de Salud ha consolidado en nuestro país un sólido cuerpo de conocimiento científico en el que se basan las políticas sanitarias. Es en este marco donde se han venido desarrollando y van a seguir desarrollándose las políticas impulsadas desde el PSOE en el campo de la salud.

Además, no estamos solos en la defensa de este modelo sanitario basado en la ciencia: el marco de la UE determina los límites y los procedimientos para incorporar productos y profesiones al ámbito de la salud.

Respecto a la inclusión de productos sanitarios, sean terapias o elementos de diagnóstico, es el sistema y procedimiento científico establecido en la actualidad el que ofrece garantías de seguridad, eficacia y efectividad para el conjunto de la población y para cada persona. Hablamos, por lo tanto, de procedimientos que se desarrollan en base a ensayos clínicos y sometidos a posterior vigilancia. El PSOE va a seguir trabajando para que la inclusión de productos sanitarios siga manteniendo los más altos niveles de exigencia médica y científica.

En el caso de las profesiones sanitarias, como en la UE, la posición del Partido Socialista es la de que el sistema debe asegurar que dichas profesiones reúnen los conocimientos, capacitación y actitudes para su desempeño y, por encima de todo, la demostración mediante evidencia científica de su aportación a la salud de las poblaciones.

En definitiva, el PSOE ha sido, es y va a seguir siendo el partido de la medicina, de las ciencias de la salud y aquellas que intervienen en la salud sin ser sanitarias. El Partido Socialista ha sido, es y va a seguir siendo el partido de la ciencia. Nuestras raíces nos mantienen firmes en los principios de la Ilustración, en nuestra historia está el haber construido un Sistema Nacional de Sanidad basado en la evidencia y nuestra visión de futuro pasa, como no puede ser de otra manera, por el conocimiento científico.

Luisa Carcedo
Secretaria Ejecutiva de Sanidad y Consumo

Francisco Polo
Secretario de Área de Emprendimiento, Ciencia e Innovación

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50