Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así he viajado 3 meses por Europa gastando menos de 12 euros al día (con todo incluido)

10 horas semanales ayudando en una granja ecológica = alojamiento gratis en Austria

viajes Europa

Nunca antes fue tan fácil conocer mundo. Aerolíneas de bajo coste, desplazamientos en coches compartidos o plataformas para dormir en sofás sin pagar un céntimo. Explorar las postales que siempre soñamos pisar está al alcance de mucha más gente. Y los que no soportan el turismo estacional de resort (con la pulserita de barra libre) han encontrado una nueva filosofía de viaje: alojarse y comer por la cara a cambio de trabajar unas horas en una ONG, una familia o una escuela.

Este planteamiento implica pasar más tiempo en un mismo lugar, huir de las grandes multitudes, ahondar en las relaciones con la gente local y, sobre todo, no dejarse tanto dinero. La rutina de hotel-museo-restaurante-espectáculo no tiene cabida en este estilo de turismo.

¿Cómo se encuentran estas propuestas? La tecnología, a la que tanto achacamos nuestro aislamiento (en el metro, en casa o en cenas con amigos) ha facilitado la creación de páginas web que conectan personas con ganas de viajar y ofertas de trabajo temporal en el extranjero. Hay plataformas genéricas (Helpx y WorkAway) y otras más específicas: para ayudar en granjas (World Wide Opportunities on Organic Farms), en hoteles (Worldpackers) o para enseñar idiomas (GoCambio).

Durante 3 meses, he viajado por Europa con menos de 1.000 euros (todo incluido): Malta, Italia, Austria y Reino Unido. He pasado tres semanas exactas en cada uno de los países (84 días en total), aunque los trabajos que se ofertan en esas páginas suelen ser muy flexibles, y podría haber adaptado las fechas en función de los vuelos más económicos. Esta ha sido mi ruta, aunque obviamente las posibilidades son infinitas, también fuera de Europa:

1. Ayudante en barco en Gozo (Malta)

Vuelo España - Malta: 95 euros

Ferri (ida y vuelta): 45 euros

Gastos diarios (comida): 105 euros (5 euros al día)

Salidas puntuales: 50 euros

Total 3 semanas en Gozo: 295 euros (-75 euros de la paga): 220 euros

Aterrizo en La Valeta, capital de Malta, y viajo hasta Gozo, otro pedazo de tierra de este archipiélago mediterráneo donde paso tres semanas como ayudante en un barco. Encallado en un puerto, las labores ocupan entre tres y cuatro horas cada mañana, de lunes a domingo: cambiar sábanas, atender las peticiones de alquiler turístico, limpiar las zonas comunes y echar una mano con el mantenimiento de los barcos (algo de carpintería, pintura o fontanería). ¿A cambio? Alojamiento en el barco, dos salidas semanales por el Mediterráneo y una paga de 75 euros para gastos extra. El resto del tiempo: chapuzones en la playa, paseos por la capital y por la tranquila isla de Gozo.

2. Niñero en Milán (Italia)

Vuelo Malta - Milán: 95 euros

Autobús (ida y vuelta): 30 euros

Gastos extra: 130 euros

Total 3 semanas en Milán: 255 euros

Ya me he tostado al sol. El salitre del mar aún gratina mi pelo. No pasa nada por llevar una vida más hogareña. Vuelo a Milán, capital de la región norte de Lombardía de 1,4 millones de habitantes, para trabajar tres semanas como niñero. Me alojo con una familia a la que le gusta salir a la montaña y acampar de vez en cuando.

No anuncian un trabajo al uso, sino que esperan que "formes parte de la familia”: jugar, hablar (a poder ser, en inglés) y ayudar en tareas escolares. La cena es conjunta. Cuando el niño está en el cole, la ciudad de la moda tiene un montón de opciones. Y de cara al fin de semana, Venecia, Bérgamo, Parma, Bolonia o Turín están a la vuelta de la esquina.

3. Jardinero en una granja de Innsbruck (Austria)

Transporte en coche compartido (ida y vuelta desde Milán): 60 euros

Gastos diarios (comida): 105 euros (5 euros al día)

Gastos extra (viajes, cenas y cañas): 90 euros

Total 3 semanas en Innsbruck: 255 euros

Aunque tenga fama por sus deportes de invierno, Innsbruck está rodeada por los Alpes, y en primavera y otoño es una auténtica fiesta para el senderista. He estado en una granja orgánica de las afueras de la ciudad. ¿Haciendo qué? Las tareas propias de un lugar así: jardinería, limpieza, cosecha… Máximo 10 horas semanales, hay mucho tiempo para conocer la zona y relajarse.

A cambio, me ofrecen un lugar donde dormir. Las comidas van por cuenta propia, pero al tratarse de un espacio con animales y huerta, es fácil acabar cocinando algo recién extraído del patio. Las cenas comunales, los platos compartidos y las largas sobremesas ayudan a no gastar mucho. ¿Miedo por el idioma? Hablan inglés, español, un poco de francés, portugués y obviamente alemán. La estancia mínima es de 10 días, y se puede ir de mayo a noviembre.

4. Camarero en un centro budista de Keighley (Reino Unido)

Vuelo de Milán a Liverpool: 85 euros

Transporte a Keighley (ida y vuelta): 25 euros

Gastos extra (pintas entre semana, o excursiones): 80 euros

Vuelo de vuelta a España: 75 euros

Total 3 semanas en Keighley: 265 euros

Nada de alcohol, ni carne, ni música. Son los tres requisitos para trabajar en el centro budista de un pueblecito perdido en el norte de Inglaterra, cerca de Manchester y Liverpool. ¿Las funciones? Echar una mano en la barra, la cocina y arreglar algún desperfecto ocasional. A cambio de las 35 horas semanales (relajadas, eso sí), me ofrecen alojamiento en una habitación individual, todas las comidas y clases de meditación.

Su ubicación me permite visitar las ciudades mencionadas y hacer alguna excursión por el Parque Nacional de Yorkshire Dales, un valle con terrazas, cascadas y formas geológicas imponentes, y por Saltaire, un poblado textil reconocido como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Y desde Liverpool cojo el último vuelo para volver a España tras tres meses viajando por Europa. Y sin el drama de haberme pulido todos mis ahorros.

Precio total de los tres meses con todo incluido —vuelos, desplazamientos, alojamiento, comida y ocio—: 995 euros (11,85 euros diarios).

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información